أنت تستخدم إصدار مستعرض قديمًا. الرجاء استخدام إصدار معتمد للحصول على أفضل تجربة MSN.

Al Sisi gana las elecciones en Egipto y se enfrentará a un reto económico

شعار Reuters Reuters 29/05/2014 Por Yasmine Saleh y Michael Georgy
Supporters of Abdel Fattah al-Sisi hold a poster of him as they celebrate at Tahrir square in Cairo May 28, 2014. © Mohamed Abd El Ghany/Reuters Supporters of Abdel Fattah al-Sisi hold a poster of him as they celebrate at Tahrir square in Cairo May 28, 2014.

Por Yasmine Saleh y Michael Georgy

EL CAIRO (Reuters) - El exjefe de las fuerzas armadas Abdel Fattá al Sisi consiguió una victoria aplastante en las elecciones presidenciales de Egipto, pero la baja participación podría privarlo del poder que requiere revivir la economía y hacer frente a los disidentes islamistas.

Sisi obtuvo un 93,3 por ciento de los votos, según fuentes judiciales, después de que la mayoría de las papeletas fuesen contabilizadas. Su único rival, el político de izquierdas Hamdeem Sabahi, recibió apenas un 3 por ciento de los apoyo, mientras que un 3,7 por ciento de las papeletas fueron declaradas nulas.

Pero una participación menor a la esperada ha generado dudas sobre la credibilidad de un hombre que es idolatrado por sus partidarios, que consideran a Sisi como la única figura capaz de devolver la estabilidad al país.

Sisi tiene ahora una difícil misión en Egipto, donde las protestas multitudinarias han llevado al derrocamiento de dos presidentes en tres años.

Tras una serie de entrevistas de televisión concedidas antes de la votación, muchos egipcios consideraron que Sisi no había ofrecido una visión clara sobre cómo abordar los problemas de Egipto y que, en lugar de eso, sólo hizo un llamamiento a los ciudadanos para que trabajen duro y sean pacientes.

Sisi ha presentado planes vagos para mejorar la economía, que sufre por la corrupción, el elevado desempleo y un creciente déficit presupuestario agravado por los subsidios sobre los combustibles, que podrían costarle 19.000 millones de dólares (unos 14.000 millones de euros) al Estado en el próximo año fiscal.

"En conclusión, la débil participación dificultará a Sisi imponer las dolorosas reformas económicas que están exigiendo las instituciones internacionales y los inversores", dijo Anna Boyd, analista de la firma IHS Jane con sede en Londres.

Los inversores desean que Sisi ponga fin a los subsidios energéticos, imponga un régimen tributario claro y ofrezca una orientación concreta sobre la política cambiaria.

APATÍA POLÍTICA

La participación fue de alrededor del 46 por ciento de los 54 millones de votantes que hay en Egipto, dijo el Gobierno, menos del 52 por ciento de la registrada en los comicios presidenciales de 2012 que llevaron al poder a Mohamed Mursi, el líder islamista derrocado el año pasado tras multitudinarias protestas.

Muchos egipcios dijeron que los votantes se habían quedado en casa por la apatía política, el rechazo a que otro militar sea presidente y el descontento por la represión contra los grupos liberales. Los islamistas también hicieron llamamientos para ignorar los comicios.

"Estas elecciones fueron sólo un acto, una farsa", dijo Mahmud Ibrahim, de 45 años, un residente del distrito de Imbaba que dijo que no fue a votar. "La participación fue baja, pero los medios mentirán al pueblo por el bien de un solo hombre".

La bolsa egipcia, que perdió un 2,3 por ciento el miércoles ante la reducida participación electoral, cerró el jueves con una caída del 3,45 por ciento después de que el ministro de Finanzas anunciara la aplicación de un impuesto del 10 por ciento sobre las ganancias en el mercado accionario.

image beaconimage beaconimage beacon