أنت تستخدم إصدار مستعرض قديمًا. الرجاء استخدام إصدار معتمد للحصول على أفضل تجربة MSN.

El Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación

شعار Reuters Reuters 29/05/2014
El Parlamento vasco aprobó el jueves una declaración sobre el derecho de autodeterminación, dando un paso adelante para conseguir más poder y creando un potencial quebradero político para el Gobierno de Mariano Rajoy. En la imagen de archivo, un grupo de personas de pie delante de una gran Ikurriña durante un homenaje a la bandera en una ceremonia en Nabarniz, el 16 de febrero de 2014.: El Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación © REUTERS-Vincent West El Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación El Parlamento vasco aprobó el jueves una declaración sobre el derecho de autodeterminación, dando un paso adelante para conseguir más poder y creando un potencial quebradero político para el Gobierno de Mariano Rajoy. En la imagen de archivo, un grupo de personas de pie delante de una gran Ikurriña durante un homenaje a la bandera en una ceremonia en Nabarniz, el 16 de febrero de 2014.: El Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación © REUTERS-Vincent West El Parlamento vasco aprueba el derecho a la autodeterminación

MADRID - El Parlamento vasco aprobó el jueves una declaración sobre el derecho de autodeterminación, dando un paso adelante para conseguir más poder y creando un potencial quebradero político para el Gobierno de Mariano Rajoy.

El País Vasco, que cuenta ya con amplio autogobierno que incluye la recaudación de impuestos, parece seguir los pasos del Parlamento de Cataluña, que hizo una declaración de soberanía el año pasado.

La declaración adoptada el jueves consiguió los 48 votos del partido independentista Bildu y del Partido Nacionalista Vasco, mientras que los 27 parlamentarios del Partido Popular, el Partido Socialista y de Unión Progreso y Democracia se abstuvieron.

La moción aprobada "ratifica y proclama que Euskal Herria tiene derecho a la autodeterminación  y que este derecho radica en la potestad de sus ciudadanos para decidir libremente su estatus político, económico, social y cultural, bien dotándose de un marco político propio o compartiendo, en todo o en parte, su soberanía con otros pueblos".

No está claro si la declaración de Vitoria, un documento político con ningún peso legal, llevará a más pasos hacia la secesión, como ha ocurrido en Cataluña.

La declaración de soberanía llega cuando la tensión política en el País Vasco - alimentada por décadas de violencia en el que han muerto más de 850 personas - se ha aliviado desde que ETA declaró en 2011 el fin de su lucha armada por un País Vasco independiente.

El Tribunal Constitucional dijo en marzo que la declaración de Cataluña era "nula e inconstitucional", pero el Gobierno catalán ha dicho que sigue decidido a celebrar un referéndum sobre la independencia el 9 de noviembre de este año.

El Partido Nacionalista Vasco ha dicho que cualquier derecho a la autodeterminación debería negociarse con el Gobierno central.

En el caso de Cataluña, Rajoy se ha ofrecido reunirse con el presidente catalán, Artur Mas, pero dijo que no permitiría que la región, una de las más ricas de España, vote sobre la independencia. Su oficina no quiso pronunciarse sobre el voto en la cámara de Vitoria.

Las demandas soberanistas están añadiendo presión a Rajoy, que intenta devolver a España a un crecimiento económico sostenible y fomentar el empleo en un país con más de 5 millones de personas en el paro.

También podrían ser un mal augurio para el PP de cara a las elecciones generales del próximo año, ya que los partidos de las dos regiones probablemente sean menos proclives a respaldar un Gobierno central en minoría, como han hecho en el pasado, dadas las tensiones continuas con Madrid.

Los sondeos de opinión muestran que el PP o el PSOE necesitarían el respaldo de partidos minoritarios o regionales para gobernar en caso de que ganen las elecciones.

El País Vasco adoptó una declaración similar en 1990 y el intento de votar sobre la autodeterminación impulsado a través del plan Ibarretxe fue bloqueado por el Tribunal Constitucional en 2008.

image beaconimage beaconimage beacon