أنت تستخدم إصدار مستعرض قديمًا. الرجاء استخدام إصدار معتمد للحصول على أفضل تجربة MSN.

Putin crea un bloque con exrepúblicas soviéticas pero niega una nueva URSS

شعار Reuters Reuters 29/05/2014 Por Raushan Nurshayeva y Alexei Anishchuk
El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó el jueves un acuerdo con Kazajistán y Bielorrusia que crea un vasto bloque comercial que espera sea un contrapeso para el poder económico de Estados Unidos, la Unión Europea y China. En la imagen, el presidente de Kyrgyzstan, Almazbek Atambayev (derecha), el presidente de Rusia Vladimir Putin (segundo por la derecha), su homólogo kazajo Nursultan Nazarbayev (centro), el bielorruso Alexander Lukashenko (segundo por la izquierda) y el armenio Serzh Sargsyan (izquierda) posan para los fotógrafos antes de una reunión de la Unión Económica Euroasiática en Astaná, el 29 de mayo de 2014.: Putin crea un bloque con exrepúblicas soviéticas pero niega una nueva URSS © REUTERS-Mikhail Klimentyev-RIA Novosti-Kremlin ESTA ... Putin crea un bloque con exrepúblicas soviéticas pero niega una nueva URSS El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó el jueves un acuerdo con Kazajistán y Bielorrusia que crea un vasto bloque comercial que espera sea un contrapeso para el poder económico de Estados Unidos, la Unión Europea y China. En la imagen, el presidente de Kyrgyzstan, Almazbek Atambayev (derecha), el presidente de Rusia Vladimir Putin (segundo por la derecha), su homólogo kazajo Nursultan Nazarbayev (centro), el bielorruso Alexander Lukashenko (segundo por la izquierda) y el armenio Serzh Sargsyan (izquierda) posan para los fotógrafos antes de una reunión de la Unión Económica Euroasiática en Astaná, el 29 de mayo de 2014.: Putin crea un bloque con exrepúblicas soviéticas pero niega una nueva URSS © REUTERS-Mikhail Klimentyev-RIA Novosti-Kremlin ESTA ... Putin crea un bloque con exrepúblicas soviéticas pero niega una nueva URSS

Por Raushan Nurshayeva y Alexei Anishchuk

ASTANA (Reuters) - El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó el jueves un acuerdo con Kazajistán y Bielorrusia que crea un vasto bloque comercial que espera sea un contrapeso para el poder económico de Estados Unidos, la Unión Europea y China.

Putin niega que la formación de la Unión Económica Euroasiática con otras dos exrepúblicas soviéticas, junto a la anexión a Rusia de la región ucraniana de Crimea, signifique que quiera reconstruir una Unión Soviética poscomunista, o tanto de ella como pueda.

No obstante, busca que la alianza - con un mercado de 170 millones de personas, un producto interior bruto (PIB) anual combinado de 2,7 billones de dólares y vastas riquezas energéticas - demuestre que las sanciones occidentales impuestas por la crisis en Ucrania no aislarán a Rusia.

Ucrania ha restado importancia al acuerdo, otros exestados soviéticos tienen dudas sobre unirse a un grupo que podría volver a dar a Moscú influencia sobre ellos y Kazajistán defendió enérgicamente su soberanía durante las negociaciones, lo que forzó a Putin a moderar sus ambiciones.

"Nuestra reunión de hoy tiene, por supuesto, una relevancia especial y, sin exagerar, marca una época", dijo Putin con respecto al tratado firmado en Astaná, la moderna capital de Kazajistán.

"Este documento lleva a nuestros países a una nueva etapa de integración, al mismo tiempo que preserva completamente la soberanía de los estados", añadió.

El presidente kazajo, Nursultán Nazarbayev, dijo que contempla a la nueva alianza como una importante fuerza competitiva.

"La principal misión de nuestra unión en la primera mitad del siglo XXI es (...) primero, obtener una ventaja competitiva natural como un puente económico entre Oriente y Occidente, entre Europa y Asia", sostuvo.

La Unión Económica Euroasiática entrará formalmente en vigor el 1 de enero de 2015, una vez que haya pasado por la formalidad de ser aprobada por los parlamentos de las tres exrepúblicas soviéticas.

La alianza - una idea planteada por primera vez por Nazarbayev en 1994, pero ampliamente ignorada en ese entonces - concreta el sueño de Putin de unir a países con una mentalidad parecida y se vale de la nostalgia de muchos rusos por el orden y relativa estabilidad política y económica del imperio comunista soviético, que colapsó en 1991.

Tras 14 años en el poder como presidente y primer ministro ruso, Putin considera la creación del bloque como su legado político personal.

El tratado ahonda vínculos forjados cuando los tres países dieron el paso inicial de crear una unión aduanera en 2010 y garantiza la libre circulación de bienes, servicios, capital y trabajadores, además de coordinar políticas para grandes sectores económicos.

Al ser preguntado el sábado si está tratando de revivir el imperio soviético, Putin respondió: "Intentan colocarnos esa etiqueta - la etiqueta de que estamos tratando de restaurar un imperio, la Unión Soviética, hacer a todos subordinados. Esto no corresponde en absoluto con la realidad".

image beaconimage beaconimage beacon