Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los pecados financieros que se cometen en Semana Santa

logotipo de Finanzas Personales Finanzas Personales 12/04/2017 Finanzas Personales
123RF-Xavier Gallego Morell © 123RF-Xavier Gallego Morell 123RF-Xavier Gallego Morell

En materia de manejo de las cuentas personales no se puede tener la última palabra. Muchas personas olvidan las enseñanzas que recibieron en su formación religiosa donde les decían que había que tener una reserva para las vacas flacas e invertir y ahorrar cuando había abundancia.

Pero algo pasa cuando empezamos a recibir un ingreso y llegan las tentaciones: los viajes, las salidas, el licor, comprarse ese carro o la moto que siempre quiso, llenarse de avances con la tarjeta o adquirir a crédito esa camisa y los zapatos que siempre deseó. Finalmente, el único perjudicado será su bolsillo y lo que logrará es llenarse de excusas que no lo dejarán bien parado económicamente hablando.

Por eso, haga un alto en el camino. Piense en el manejo que le ha dado su dinero. Pregúntese “¿será que he cometido algún pecado financiero?” Si no sabía que existían, le contamos cuáles son y en qué situaciones se cometen, según las recomendaciones que hace Resuelve Tu Deuda, firma que se dedica a la reparación de créditos.

“Las compras y el gasto de dinero son tan comunes, que muchas veces se pasan por alto los pequeños errores que se convierten en deudas abismales imposibles de cubrir . Una forma de lograr bienestar en la vida económica es identificando lo que impide establecer una sana relación con el dinero”, señala esta compañía.

Esos errores y cosas que parecen ‘pequeñas’ se van acumulando poco a poco e impiden llevar una vida económica saludable. Entre esos están gastar más de lo debido, adquirir deudas imposibles de pagar y no llevar un control de los ingresos y gastos. Aproveche este tiempo de reflexión que le da la Semana Santa y aprenda a estar “libre de pecado”.

Estos son los siete pecados financieros detectados por Resuelve Tu Deuda, los cuales se deben evitar: 

Lujuria: “Comprar por placer aun cuando no tiene con qué”

© Proporcionado por Finanzas Personales

Los auto-préstamos o las frases como ‘gasto hoy y repongo el otro mes’ alejan cada vez más las metas que se plantean inicialmente. Resuelve tu Deuda señala que “es mejor no caer en la tentación ya que todos los meses tenemos que cubrir los rubros del presupuesto y adicionar el monto que tomamos prestado puede resultar muy difícil”.

Pereza: “Ahorrar, ¿Para qué?”

© Proporcionado por Finanzas Personales

Para ahorrar es necesario dedicar tiempo a conocer y ordenar nuestras finanzas. Tener cuentas claras de cuánto gana y cuánto gasta. Hacer una lista de sus ingresos y egresos ayudará a dar cuenta si hay algún rubro en el que esté destinando dinero de más y cuyo excedente pueda destinarse al ahorro.

Gula: “Comamos, gastemos y luego veremos”

© Proporcionado por Finanzas Personales

De acuerdo con una investigación de Resuelve tu Deuda, el 39% de los encuestados solo ahorra lo que le queda al final del presupuesto mensual o quincenal, por lo que es posible que al final no tenga nada e incluso, en caso de caer en excesos, que deba recurrir al crédito.

Para absolverse de este pecado (que es de los más comunes y practicados por la sociedad) lo ideal es crear una categoría de ahorro en su presupuesto para asumir este valor como otro deber financiero. Además, plantearse objetivos claros que motiven a ahorrar e interiorizar que el dinero es un medio para cumplir sus objetivos.

Avaricia: “Todo lo que veo es mío y lo que no, también”

© Proporcionado por Finanzas Personales

No disfrutar del dinero también es un pecado. No sirve de nada acumular y acumular, lo importante es saber gastar de manera inteligente y nuestros ahorros destinarlos a productos financieros que nos generen mayores rendimientos.

Ira: “Nunca tengo dinero para nada…”(cuando se dice con rabia)

© Proporcionado por Finanzas Personales

Aquellos que pertenezcan a este grupo necesitan dos cosas: un cambio de mentalidad y un plan de acción para organizar su dinero. Iniciar con la realización de un presupuesto e identificar los gastos hormiga o compras innecesarias que está haciendo, ayudará a encontrar la fuente de ahorro.

Envidia: “Todos pueden menos yo”

© Proporcionado por Finanzas Personales

Tener conciencia de nuestros gastos y de nuestras deudas  nos permitirá designar un presupuesto para diversión y darnos uno que otro antojo. La distribución ideal que recomienda Resuelve tu Deuda es del 70-30 en donde el 70 por ciento incluye vivienda, salud, educación y transporte, y el 30 por ciento se destina a ahorro, entretenimiento o gustos personales y pago de deudas.

Soberbia: “Hoy por mí, mañana por mí”

© Proporcionado por Finanzas Personales

En ocasiones, las personas que enfrentan problemas financieros no se atreven a aceptarlos por orgullo o miedo a quedar mal ante sus familiares y amigos. No enfrentar los problemas y seguir una vida cuyos lujos no podemos cubrir nos puede ocasionar que el problema siga creciendo. Es importante ser humilde y aceptar y enfrentar los  problemas para poder resolverlos.

Un pecado adicional que se considera mortal es ahorrar de manera informal. En una encuesta se evidenció que el 81% de las personas que ahorran utilizan medios que no generan ningún rendimiento como cadenas entre familiares, cuentas de nómina, alcancías, entre otros.

Es importante ahorrar a través de métodos formales o fondos de inversión que generen una rentabilidad al menos equivalente a la inflación, para evitar que el dinero pierda su valor adquisitivo. Reflexione y programe sus gastos para quedar libre de todo pecado cometido. Si, por el contrario, se ha comprometido con sus finanzas, celébrelo con sus seres queridos, pues se ha salvado del pecado económico.

MÁS EN MSN

Errores con tus finanzas que te hacen perder dinero

Errores con tus finanzas que te hacen perder dinero



Más de Finanzas Personales

Finanzas Personales
Finanzas Personales
image beaconimage beaconimage beacon