Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cataluña se prepara para votar en el referéndum del domingo: ¿qué puede pasar?

logotipo de Clarín Clarín 26/09/2017
GRA047. BARCELONA, 26/09/2017.- El presidente de la Generalitat , Carles Puigdemont, y su viepresidente, Oriol Junqueras, durante la reunión semanal del gobierno catalán que se celebra a cinco días del referéndum de independencia del próximo domingo, que está suspendido por el Tribunal Constitucional. EFE/Quique García © Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. GRA047. BARCELONA, 26/09/2017.- El presidente de la Generalitat , Carles Puigdemont, y su viepresidente, Oriol Junqueras, durante la reunión semanal del gobierno catalán que se celebra a cinco días del referéndum de independencia del próximo domingo, que está suspendido por el Tribunal Constitucional. EFE/Quique García

El gobierno catalán sigue adelante con los preparativos para el referéndum independentista de este domingo, suspendido por la justicia, y hoy reveló que ya comenzó a notificar a los miembros de las mesas electorales

La semana pasada la justicia española instó a Correos a paralizar cualquier envío relacionado con el referéndum, incluidas las tarjetas censales y las comunicaciones a los miembros de las mesas

Ninguna de las partes cede. Tampoco hay diálogo. Y  a menos que suceda algo inesperado, las autoridades de España y Cataluña se encaminan a un choque frontal el domingo. El gobierno español insiste en que la consulta es ilegal y dice que no la permitirá.

Aquí, una mirada sobre cómo la situación llegó a este punto:

¿Qué es Cataluña?

Cataluña es una de las 17 regiones autónomas de España. Su capital es la ciudad portuaria de Barcelona, una urbe mediterránea que es favorita de los turistas.

Con una población de 7,5 millones de habitantes, es una de las potencias económicas en España, contribuyendo una quinta parte de la economía nacional de 1,1 billones de euros (1,32 billones de dólares). La región tiene sus propias tradiciones culturales y su propio idioma, que fue prohibido durante la dictadura de Francisco Franco de 1939 a 1975.

El gobierno regional administra su propia policía y ejerce considerable autoridad en salud pública y educación, pero áreas claves como impuestos, relaciones exteriores, defensa, puertos, aeropuertos y trenes son administradas por el gobierno central en Madrid.

¿Por qué quiere la independencia ahora?

Aunque muchos catalanes han resaltado desde hace tiempo las diferencias de la región con el resto de España, el último impulso pro independencia comenzó esencialmente en el 2010, cuando la Corte Constitucional de España anuló partes claves de una carta constitucional que habría dado a Cataluña mayor autonomía y la habría reconocido como una nación dentro de España.

El rechazo de la corte enfureció a la región y ha empujado a centenares de miles de residentes a las calles cada 11 de septiembre, un feriado catalán, para demandar independencia.

La crisis financiera de España del 2008-2013 generó más apoyo a la secesión, con muchos catalanes diciendo que la región podía estar mejor por sí misma.

¿Quieren todos los catalanes la independencia?

Aunque la vasta mayoría de los catalanes están en favor de un referéndum, han estado divididos casi parejamente sobre la independencia. En meses recientes, especialmente con las economías regional y nacional de nuevo en auge, los sondeos han indicado que el respaldo a la secesión está declinando, aunque la votación aún pudiera ser cerrada.

Los primeros intentos de la región de realizar un referéndum no vinculatorio en el 2014 fueron bloqueados por la Corte Constitucional. El gobierno catalán ignoró ese fallo y realizó una consulta no oficial. Unos 2,3 millones de catalanes votaron _ menos de la mitad de los elegibles _ y 80% respaldaron la independencia.

Las elecciones regionales en el 2015 resultaron en una leve mayoría de legisladores por independencia, quienes vieron el resultado como un mandato para proceder con la campaña secesionista. Los legisladores dicen que proclamarán una nueva república en 48 horas después de la consulta si gana el sí, sin importar la participación.

La Corte Constitucional ha ordenado la suspensión del referéndum mientras estudia su legalidad, pero el gobierno catalán dice que el deseo de votar en la región anula ese fallo.

¿Hay diálogo entre las dos partes?

Las conversaciones entre las dos partes virtualmente no existen. El gobierno conservador de Mariano Rajoy ha dicho que no puede discutir un referéndum a menos que se cambie la constitución e invitó a Cataluña a trabajar para cambiarla. El gobierno catalán dice que su derecho a la autodeterminación debe ser respetado antes de cualquier diálogo. Ambas partes se acusan mutuamente de actuar ilegalmente y antidemocráticamente.

Hasta hora, ha sido un forcejeo, con el gobierno catalán realizando preparativos y Madrid retando legalmente y bloqueando cada paso. Varios funcionarios, incluyendo el ex jefe regional Artur Mas, han sido convictos y otros enfrentan cargos de desobedecer fallos judiciales por los referéndums, pasados y planeados.

La semana pasada, la policía española arrestó a funcionarios por primera vez por su papel en la organización de la consulta y confiscó millones de boletas. También le ordenó a la policía en la región que impidiese la realización del referéndum.

¿Puede Cataluña sobrevivir?

Tanto España como Cataluña sufrirían considerablemente si se separan sin un acuerdo. Pero la suerte de Cataluña dependerá además de la reacción en el extranjero.

Hasta ahora ningún país u organismo internacional ha mostrado interés en una independencia catalana. La Unión Europea, temerosa de una reacción similar en otras regiones nacionalistas, ha dicho que Cataluña tendría que solicitar de nuevo su ingreso a la UE, algo que España podría bloquear.

Más de Clarín

image beaconimage beaconimage beacon