Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El desconsolado llanto del minero Mario Sepúlveda

logotipo de La Tercera La Tercera 03/04/2015
© La Tercera

A Mario Sepúlveda le da lo mismo llorar y que lo critiquen por eso. El hombre, uno de los 33 sobrevivientes de la mina San José, visitó al Buenos Días a Todos para hablar del tráiler de la película hollywoodense, inspirada en el rescate, estrenado ayer. Y no pudo evitar aguantar el llanto al contar su experiencia con la producción hollywoodense.

Este jueves, en el matinal de TVN, Sepúlveda desclasificó lo que vivió durante la realización de la película y sobre el rol Antonio Banderas, quien lo interpreta en el filme “Yo fui a Los Angeles a ver el preestreno, con Samuel Ávalos y el abogado Roberto Valdés. Fuimos para allá, y la película es tremendamente hermosa. Yo voy por la apuesta, por el trabajo que se hizo por estos grandes profesionales, por lo bien que vamos quedar los chilenos”, opinó.

“Estuve un mes y medio con él (Banderas)”, aseguró “Súper Mario” sobre la experiencia con el afamado actor. “Yo, los interiores, lo viví. Estuve en Colombia cuando grabaron los interiores, con Antonio Banderas y todo eso. Emocionante ver la forma en que se hacen las cosas y todo. Pero donde yo me quebré, y me sacaron de muchas escenas, fue cuando grabaron arriba, los exteriores. Porque, si bien es cierto que viví abajo con mis compañeros y todo, acá arriba, escena que veía me imaginaba mi familia. ¡Y ahí me cago!, porque da pena”, reveló Mario.

Después de eso, no aguantó. Se puso a llorar desconsoladamente. Este fue parte de su relato:

“Lo único que quería era salir. Yo quedé solo a los 13 años. Mi mamita falleció cuando nací yo. A los 13 años quedé tirado en la vida. Mi papá hizo todo lo posible, pero somos muchos hermanos y no los pudo criar como uno necesita. A los 13 años tuve que salir a recorrer todo el sur de Chile. Yo soy roto de la calle. Y saber que mi hijo Francisco tenía 13 años cuando me pasó esta desgracia. Sabí qué, loco, ¡estoy aburrido de llorar en la tele! (solloza), porque hay mucha gente que nos agarra pal hueveo por esta hueá, que uno piensa que anda ganándosela llorando… Lo que a nosotros nos pasó no debería pasar, porque a nosotros nos hicieron un daño irreparable ¡Penca! 

“¡Cinco años y todavía lloro! Soy hombre y mi abuelo me enseño que los hombres no llorábamos, y todavía lloro. Y cuando salgo de aquí, la gente dice ‘todavía llorai’, porque lo que nos hicieron, nos destrozaron a nuestras familias, hicieron la porquería. 

“Gracias a Dios sobrevivimos. Y estas son las cosas que te hacen ser más fuerte, más duro y te hacen sentir más humano, con todos los problemas que tenemos, con todos los problemas que hemos tenido, siempre trato de andar alegre, siempre contento... Jamás he tenido el ‘desorgullo’ de pedir una chaucha, compadre, porque soy digno de lo mejor que he sabido ser. 

“Vengo trabajando de los 13 años, con pala y picota, viejo, y todo lo que he hecho ha sido a punta de sacrificio y esfuerzo. Que sea más ordenado de otros, no tengo la culpa. No bebo alcohol. Soy súper ordenado con lo que tengo. No gasto más de lo que tengo. Lo que me tocó vivir, las platitas que he ganado, las he ordenado bien.

“La película me da mucha fuerza, porque va a engrandecer no a mí, porque Antonio Banderas es un actor, el tipo estudió para eso. Va a engrandecer otra vez el nombre de nuestro país. Día que pasa, me siento orgulloso de ser chileno.

“Me encantaría ver la película con mis 33 compañeros. Después de eso, nos vamos a unir, porque la historia es extraordinaria. Ojalá los productores nos lleven al lugar donde nosotros podamos ver la película”.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon