Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gobierno bonaerense autorizó inscribir a un bebe con tres apellidos: de sus dos madres y del padre biológico

logotipo de LA NACION LA NACION 23/04/2015
© La Nación

El gobierno bonaerense autorizó la inscripción de un niño con tres apellidos, correspondientes a la pareja integrada por dos mujeres y al padre biológico del pequeño, por lo que se constituyó el primer caso de este tipo en el país.

El jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez, entregó hoy el documento de identidad que había sido solicitado por la pareja y el hombre, durante un acto del que participaron los tres involucrados y el bebe, de nombre Antonio, de un año de edad.

El requerimiento, ahora reconocido oficialmente, había sido solicitado ante el Registro Civil de Mar del Plata por la pareja y el padre biológico del niño.

El grupo fundamentó su pedido en la necesidad de "garantizar a Antonio su derecho a la identidad integral y su derecho a ser reconocido como hijo de sus dos mamás y de su papá, sin que deba resignar ninguno de sus derechos y obligaciones".

Ambas cónyuges habían manifestado que, al momento de plasmar su voluntad de procrear, desearon que su hijo "tuviera su identidad respetada y la posibilidad de tener contacto y vínculos con quien fuera su padre".

El gobierno provincial informó que, si bien no existe ningún antecedente, "se trata de reconocer una realidad familiar que merece la protección, tutela y amparo del Estado".

"Se trata de una decisión administrativa, no por instancia judicial y, para el reconocimiento de la triple identidad, nos apoyamos en las Constituciones nacional y provincial y en los tratados internacionales que protegen los derechos del niño", explicó Pérez.

Asimismo, opinó que, aceptar la imposición de un triple apellido, "era lo mejor por la decisión adoptada por el padre, por las madres y por el futuro del menor" de edad.

"Sabemos que es algo nuevo porque es la primera vez que se da en la Argentina y en América latina y muchos pueden tener algún resquemor, pero la decisión que tomamos, a parte de legal y administrativa, tiene que ver con lo humano", explicó el funcionario.

"No le tenemos miedo al exceso de amor, Antonio va a tener el amor de su padres y, cuanto más contención tengan los chicos, más cerca nos van a tener a nosotros como Provincia", concluyó.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon