Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A los 75, Dale Chihuly se sincera sobre su salud mental

logotipo de Associated PressAssociated Press 02/06/2017 Por GENE JOHNSON, Associated Press

SEATTLE (AP) — El artista del vidrio Dale Chihuly sabe que tiene una obsesión por coleccionar. Tiene hojas con timbres postales sobre una mesa, cuchillos de bolsillo en otra y figurines de carnaval de la primera mitad del siglo XX en repisas que llegan hasta el techo.

En medio de este desorden ordenado, algunos de los objetos dejan entrever sus gustos más eclécticos: una fila de libros de Ernest Hemingway en una biblioteca, y una pared entera dedicada a Vincent van Gogh, ambos genios creativos azotados por la depresión.

Chihuly también ha tenido problemas con su salud mental, por momentos frágil y por otros luminosa, como el arte que hace. Ahora, a sus 75 años, sigue al servicio de una carrera de décadas y abordó por primera vez públicamente y en detalle su desorden bipolar en una entrevista con The Associated Press. Él y su esposa, Leslie Chihuly, dijeron que no quieren omitir de su legado esta parte tan importante de quien es.

"Es un momento muy importante para poder tener esta conversación”, dijo Leslie. “Realmente queremos abrir nuestras vidas un poco y compartir algo más personal. ... Dale es un gran ejemplo de alguien que puede tener un matrimonio exitoso, una familia exitosa y una carrera exitosa, y padecer una enfermedad muy debilitante y crónica. Eso podría ayudar a otras personas”.

Chihuly, quien comenzó a trabajar con vidrio en la década de 1960, es un pionero en el movimiento artístico con este material. Es famoso por estilos que incluyen formas similares a caracolas marinas, cestos y candelabros, así como instalaciones ambiciosas en jardines botánicos y museos. Ha dicho que llevar el material a nuevas formas y crear objetos nunca antes vistos le fascina.

Incluso el año pasado encontró una nueva manera de trabajar con vidrio, pintando con barniz de vidrio sobre lienzos de cristal, agrupando los lienzos y colocándoles iluminación trasera para darles profundidad visual. Lo llama “vidrio sobre vidrio” y será presentado por primera vez en el nuevo Santuario Chihuly en el Buffett Cancer Center en Omaha, Nebraska, y en una exposición que será inaugurada el 3 de junio en el Museo Crystal Bridges de Arte Estadounidense en Bentonville, Arkansas.

Pero el lado opuesto de esa creatividad has sido por momentos oscuro. Comenzó a sufrir de depresión cuando era veinteañero, dijo, y ese sentimiento comenzó a mezclarse con periodos maniáticos cuando se acercaba a los 50 años.

"Generalmente estoy arriba o abajo”, dijo Chihuly. "No estoy mucho en un estado neutral. Cuando estoy arriba generalmente trabajo en proyectos, muchas veces es un periodo de unos seis meses. Cuando estoy abajo entro en hibernación”.

Aun cuando se encuentra en ese estado trabaja, pero no se siente muy bien. Su esposa señaló que si solo entrara al estudio en sus periodos positivos no “habría tenido una carrera”.

Al preguntarle cómo son sus periodos depresivos, Chihuly lo pensó bastante. “Simplemente es muy duro”, dijo. “Tengo la suerte de que me gustan las películas, si no me siento bien pongo una película”.

Leslie Chihuly, quien se encarga del estudio del artista, expresa con más facilidad las dificultades que ha enfrentado su relación de 25 años por esta enfermedad.

Han tratado de hacerle frente como familia con varios tipos de terapias, medicamentos y una escala de 1 al 10 que le permite comunicar cómo se siente cuando no quiere hablar al respecto, dijo.

El artista Dale Chihuly posa para un retrato en su estudio en Seattle en una fotografía del 22 de marzo de 2017. Chihuly es un pionero del arte en vidrio y conocido internacionalmente por figuras que remiten a caracolas e instalaciones ambiciosas en jardines botánicos y museos. Perdió la vista en su ojo izquierdo en 1976 por un accidente de auto. (Foto AP/Ted S. Warren) © The Associated Press El artista Dale Chihuly posa para un retrato en su estudio en Seattle en una fotografía del 22 de marzo de 2017. Chihuly es un pionero del arte en vidrio y conocido internacionalmente por figuras que remiten a caracolas e instalaciones ambiciosas en jardines botánicos y museos. Perdió la vista en su ojo izquierdo en 1976 por un accidente de auto. (Foto AP/Ted S. Warren)

Chihuly dejó de beber hace 15 años y ha pasado más de una década desde que “estuvo tan deprimido que amenazaba con su propia vida”, dijo ella, aunque nunca ha estado al borde del suicidio.

"Dale tiene una memoria impecable para ciertas cosas, pero ha habido ciertos periodos en los que ha estado hipomaniaco, como lo llamamos, o deprimido, y yo soy la que cuida de nuestra familia y nuestros negocios en esos momentos difíciles”, dijo.

La pareja se conoció en 1992 por un amigo en común. Él estaba en un periodo casi maniático hablando sobre la idea de llevar sopladores de vidrio de todo el mundo a Venecia, Italia, para mostrar su arte en los canales de la ciudad. No tenía un plan ni fondos para hacerlo, pero ella estaba dispuesta a ayudarlo a realizar su sueño, el cual sería eventualmente retratado en el documental de la televisión pública "Chihuly Over Venice".

Seis meses después, viajaron a una exposición que se inauguraba en el Museo de Brooklyn en Nueva York.

“Era como si todas las luces se apagaran”, dijo Leslie conteniendo un sollozo. “De pronto el tipo que estaba interesado en todo ... ya no estaba ahí”.

Dale Chihuly permaneció callado cuando su esposa describió ese momento. Una lágrima se asomó por el parche que ha usado desde que perdió la visión en su ojo izquierdo por un accidente automovilístico de 1976.

Aunque los cambios en su estado de ánimo eran nuevos para Leslie Chihuly en ese momento, eran familiares para otros artistas con los que trabajaba Chihuly. Joey Kirkpatrick lo conoció en 1979, cuando ella estudiaba en la escuela de arte en vidio Pilchuck Glass School, que Chihuly fundó en el bosque al norte de Seattle en 1971. Era un pequeño taller en el que los estudiantes construían los refugios donde vivían. Ella y su pareja, Flora Mace, pasaban muchas horas viendo películas con el artista durante sus periodos depresivos.

"Lo que me sorprendió sobre su persistencia al elegir esto, su vida creativa, es que eso lo podía sacar o mantener a flote en esos momentos”, dijo. “Cuando estaba animado podría llamarte en Pilchuck un domingo por la noche y decirte 'nos vemos en el aeropuerto a las 10 mañana, tenemos un vuelo para Pittsburgh para ir a una manifestación'. Siempre era emocionante. Cuando estaba deprimido no había eso, solo silencio”.

Chihuly dijo que el consejo que les daría a otros que sufren de bipolaridad es “ir a un buen doctor”, “tratar de vivir con eso, saber que cuando estás realmente deprimido las cosas van a cambiar pronto. Y aprovechar cuando se sienten animados para hacer todo lo que les sea posible".

___

Gene Johnson está en Twitter como https://twitter.com/GeneAPseattle

image beaconimage beaconimage beacon