Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aceleran remoción de monumentos que recuerdan al esclavismo

logotipo de Associated PressAssociated Press 15/08/2017 Por JESSE J. HOLLAND, Associated Press

En Gainesville, Florida, trabajadores contratados por la agrupación las Hijas de la Confederación retiraron la estatua de un soldado confederado, la cargaron en un camión y se la llevaron discretamente.

En Baltimore, la alcaldesa Catherine Pugh se dispone a ordenar la demolición de monumentos confederados en la ciudad, y el concejo municipal aprobó su destrucción. Los legisladores en San Antonio esperan retirar una estatua que mucha gente piensa erróneamente que representa a un famoso líder texano que murió en el Álamo.

Algunos no quieren esperar. Manifestantes en Durham, Carolina del Norte, derribaron la estatua casi centenaria de un soldado de la Confederación el lunes durante un mitin antirracista. Los activistas ataron una soga y derribaron la estatua del Monumento a los Soldados Confederados, erigida en 1924. Decenas de personas aplaudieron cuando cayó la estatua de un soldado con su fusil frente a un edificio de oficinas del gobierno local.

El acto racista del fin de semana en Charlottesville, Virginia, ha alentado una nueva reevaluación de los monumentos confederados en ciudades de distintas partes del país, así como la masacre perpetrada en una iglesia en 2015 por un supremacista blanco generó nuevas presiones para retirar la bandera confederada de edificios públicos.

“No debemos glorificar frente a nuestros edificios una parte de nuestra historia que en realidad es testimonio del pecado original de Estados Unidos”, dijo la alcaldesa de Gainesville, Lauren Poe, el lunes después que la estatua conocida como el “Viejo Joe” fue entregada a Hijas Unidas de la Confederación, que la erigió en 1904.

Un vocero municipal dijo que no sabía si retiraron la estatua debido a los sucesos del sábado en Charlottesville, en los que una persona murió y decenas resultaron heridas. Pero muchos funcionarios, horrorizados por el enfrentamiento, empezaron a difundir sus planes para demoler monumentos.

La organización por los derechos civiles Southern Poverty Law Center contó más de 1.500 cosas alrededor del país que llevan el nombre de personalidades de la Confederación o están dedicadas a los estados esclavistas del sur, tales como feriados, estatuas, banderas, nombres de ciudades, distritos, escuelas y parques. La mitad son monumentos erigidos en 24 estados. La mayoría de las dedicatorias están en el sur, pero hay 24 en el norte y 21 en estados que no existían en la época de la Guerra Civil. La guerra, en la primera mitad de la década de 1860, significó la derrota del sur y la abolición de la esclavitud.

En Jacksonville, Florida, la presidenta del concejo municipal, Anna Brosche, ordenó un inventario de todos los monumentos a la Confederación previo a su demolición.

“Estos monumentos, estatuas e hitos representan un período de nuestra historia que causó dolor a tantas personas”, dijo el lunes.

image beaconimage beaconimage beacon