Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adolescente dice que compró un tigre en una calle de Tijuana

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/08/2017 Por JULIE WATSON, Associated Press

SAN DIEGO (AP) — Un adolescente de California acusado de ingresar de contrabando un cachorro de tigre de bengala a Estados Unidos dijo el jueves a un juez que lo compró en las calles de Tijuana, México, donde este año se han visto varios animales en peligro de extinción.

Luis Eudoro Valencia, ciudadano estadounidense que vive en Perris, fue acusado después de que el mamífero fue detectado el miércoles en el piso de un auto que ingresaba a California a través del cruce fronterizo de Otay Mesa, en San Diego, indicó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Valencia le dijo a la corte que adquirió el tigre por 300 dólares que le entregó a una persona que conoció en esa ciudad fronteriza, la cual caminaba con un tigre adulto al que sujetaba con una correa.

Funcionarios del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre asumieron la custodia del tigre y dialogan con el Zoológico de San Diego para que lo cuide.

En enero, las autoridades mexicanas confiscaron un tigre de Bengala en Tijuana, después de que un residente llamó a la policía para reportar que un hombre caminaba con un tigre sujetado a una correa. Las autoridades dijeron que el animal de cuatro meses había estado viviendo con niños en una residencia privada.

Todas las especies de tigres están protegidas bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción. El importar a Estados Unidos un animal que corre peligro de desaparecer requiere un permiso del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre y presentar una declaración ante esa agencia.

Los fiscales dicen que Valencia no cumplió ninguno de esos requisitos.

No fue posible contactar a Valencia para pedirle sus comentarios al respecto, y la oficina de su abogado de oficio, Robert Schlein, indicó que él no ha tenido oportunidad de hablar con su cliente.

Valencia fue liberado bajo una fianza de 10.000 dólares y se le ordenó que se presente a una audiencia preliminar el 5 de septiembre en un tribunal federal en San Diego.

Si es declarado culpable, podría pasar hasta 20 años en la cárcel.

image beaconimage beaconimage beacon