Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aduana: el cuñado de De Vido fue procesado con prisión preventiva

logotipo de LA NACION LA NACION 12/08/2017

Su destino judicial dependía, en gran medida, de un peritaje acústico. Y el análisis realizado por especialistas de la Policía Federal Argentina (PFA) determinó, en forma categórica, que la voz analizada de las escuchas telefónicas incorporadas en el expediente judicial pertenecía a Claudio Minnicelli, el cuñado del diputado nacional Julio De Vido.

Entonces, con el resultado del peritaje hecho por la Sección Acústica Forense de la PFA en sus manos y después de una ampliación de la declaración indagatoria, el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky procesó con prisión preventiva a Minnicelli. Además, el magistrado trabó un embargo sobre los bienes del acusado hasta cubrir la suma de 22.181.818 pesos.

El peritaje se hizo sobre un registro de voz que aparecía en varias escuchas telefónicas y que el imputado había puesto en duda de que fuera de él. "Hoy [por ayer] explicó que nunca negó que fuera él, sino que no se reconocía en las conversaciones y que dudaba de su voz", explicaron fuentes judiciales.

La resolución de Aguinsky fue publicada ayer a la tarde por el Centro de Información Judicial (CIJ). Minnicelli fue procesado por el delito de asociación ilícita y contrabando agravado. La investigación de Aguinsky y de la fiscal María Gabriela Ruiz Morales es conocida como "la mafia de los contenedores". De ser encontrado culpable, podría recibir una pena de entre cuatro y diez años de cárcel.

La asociación ilícita que presuntamente integraba Minnicelli, que estuvo prófugo nueve meses, se dedicaba a detectar contenedores bloqueados o en situación de rezago con mercadería proveniente de China, les cambiaba el CUIT o el conocimiento de embarque, y los reinsertaba en los canales oficiales para destrabar su ingreso al país. En su mayoría se trataba de mercadería de la industria textil.

Según la investigación de la fiscal Ruiz Morales y Aguinsky, la "banda criminal" intentó llevarse seis contenedores secuestrados por la Justicia de una terminal portuaria a un depósito en Lanús.

La organización criminal, según el expediente judicial, contaba con la colaboración de funcionarios de la Dirección General de Aduanas (DGA). En noviembre pasado, Aguinsky procesó a nueve sospechosos, entre ellos Edgardo Paolucci, ex jefe de la Aduana de Buenos Aires.

Hasta ayer, Minnicelli estaba alojado en la Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA, en Villa Riachuelo, pero ayer el juez Aguinsky resolvió que pase sus días de prisión preventiva en el Hospital Penitenciario Central (HPC), en Ezeiza.

Con Minnicelli son 11 los procesados acusados de integrar la asociación ilícita. Los anteriores diez recibieron un revés de la Sala A de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico que rechazó las apelaciones presentadas por la defensa de los imputados.

"El contenido de las escuchas telefónicas que se han reproducido permite delinear y tener por comprobado, cuanto menos con el alcance probatorio que es exigible en esta etapa procesal, el rol de importancia que desempeñaba Minnicelli dentro del entramado de actores que componen la asociación ilícita investigada, pudiendo asimismo vislumbrarse que el imputado antes mencionado habría tenido intervención desde el principio en la operatoria; que habría participado activamente de los distintos pasos que debían seguirse para la liberación irregular de los contenedores cuestionados en autos, y que, a ese fin, habría proporcionado directivas, entre otras intervenciones", afirmó el juez en la resolución.

Para Aguinsky, Minnicelli se posicionaba como un "estrecho colaborador" de Oldemar Carlos "Cuki" Barreiro Laborda.

Según afirmó el juez en su resolución, Barreiro Laborda fue quien ideó y coordinó la operación [el intento de contrabando], quién generó los contactos y la coordinación necesaria para lograr su objetivo. Aguinsky explicó que como "estrecho colaborador" de "Cuki", Minnicelli daba directivas a otros presuntos integrantes de la organización criminal.

La investigación comenzó tras una denuncia presentada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y, en menos de un año, la primera parte de la causa está a punto de ser elevada a juicio oral y público. En los tribunales valoraron que una causa de corrupción donde hay funcionarios de la DGA procesados llegue a la etapa de juicio oral y público.

"La maniobra que pretendió llevarse adelante no fue más que una siniestra «iniciativa privada» apalancada en la corrupta debilidad de quienes debían custodiar el interés y los recursos públicos. En lo que concierne a los funcionarios aduaneros, éstos enfrentaban con pasivo acatamiento las interpelaciones de Barreiro Laborda, mostrando una dócil e inadmisible obediencia a sus reclamos, y convirtiéndose en gestores de sus intereses", sostuvo Aguinsky en una resolución anterior.

Ayer, en la ampliación de su declaración indagatoria, el cuñado de Julio De Vido contó que cuando decidió ser un prófugo de la Justicia, se fue de su casa con 25.000 dólares y 20.000 pesos. Es el dinero que utilizó para moverse. Explicó que los nueve meses que estuvo "clandestino" nunca se alejó a más de 500 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

"Minnicelli relató que durante el tiempo que estuvo prófugo se movió en remises y colectivos. Para evitar tener que mostrar su documento, nunca tomo un ómnibus de larga distancia", afirmaron fuentes judiciales.

Aguinsky había ordenado la detención de Minnicelli el 25 de octubre pasado. Estuvo prófugo hasta el domingo último, cuando fue detenido por la policía bonaerense en Estación Chapadmalal, en las afueras de Mar del Plata.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon