Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Agustín Rossi: "Hay que tener el mayor grado de unidad opositora posible"

logotipo de LA NACION LA NACION 22/08/2017

ROSARIO.- Agustín Rossi, candidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana, logró un triunfo en la interna del peronismo: el Frente Justicialista se impuso por un estrecho margen de 15.971 votos a Cambiemos, según se confirmó ayer, al dar a conocerse los datos del escrutinio definitivo. El triunfo electoral puso a Rossi en un lugar distinto del que venía ocupando en el peronismo santafecino, donde no hay liderazgos inobjetables pero la influencia del senador Omar Perotti parecía ir en crecimiento de cara a la gobernación de 2019. El legislador de Rafaela está en la vereda de enfrente del kirchnerismo.

De cara a las elecciones del 22 de octubre, Rossi necesita, de mínima, mantener el caudal de votos que logró el peronismo en su interna. Un 35% de los sufragios que obtuvo el Frente Justicialista pertenecen a Alejandra Rodenas, una ex jueza que se lanzó al ruedo político con el respaldo del PJ más tradicional.Por eso, el legislador dice que para ganarle a Cambiemos "hay que tener el mayor grado de unidad posible de la oposición".

Rossi considera que fue "la mejor elección" de su carrera en términos de valoración política. "En 2005 superé el 30%, pero perdí con Hermes Binner. Ésta fue una elección muy buena porque hacía muchísimos años que el peronismo no ganaba en comicios intermedios".

-Le va mejor ahora a nivel electoral que cuando el kirchnerismo estaba en el poder. ¿Cómo se explica?

-Creo que hicimos una buena caracterización del escenario político en la provincia. Había que ser claramente opositor y reivindicar los 12 años de gestión y el liderazgo de Cristina Kirchner. Siempre nos presentamos como una propuesta para frenar el modelo neoliberal que encarna Cambiemos. En este último punto fue la coincidencia más profunda con Nuevo Espacio Santafesino, la otra lista que competía en la interna. Por eso el Frente Justicialista no mostraba fisuras alrededor de esa cuestión. Aquellos espacios políticos, con miradas duales, como el socialismo, no terminaron convenciendo ni a los oficialistas ni a los opositores.

-¿Esa polarización entre Cambiemos y el peronismo se va a agudizar en octubre?

-Algunas cosas se mantienen siempre, pero en todas las elecciones intermedias se juzga la gestión. El eje del escenario electoral es siempre el mismo, es binario: se está a favor o en contra del Gobierno. Lo que está claro en Santa Fe es que el espacio político que ha demostrado estar en condiciones de expresar con mayor elocuencia y ganarle al oficialismo es el Frente Justicialista. Ahora, frente a esta segunda vuelta electoral, estamos sin dudas ante un oficialismo que está conforme con la performance que tuvo en las PASO y que tiene un proyecto hegemónico. Para ganarle hay que tener el mayor grado posible de unidad en la oposición. Hay que convocar a la unidad opositora para intentar frenar este proyecto neoliberal.

-El Frente Justicialista tiene el doble desafío de conservar los votos que obtuvo y salir a buscar electores de otros espacios. ¿Su perfil referenciado en el kirchnerista lo puede condicionar?

-Lo virtuoso del Frente Justicialista es que los perfiles de cada una de las listas se sigan manteniendo. Hacía mucho tiempo que el peronismo no ganaba en la provincia. Eso nos compromete y nos obliga a ir por más, por la satisfacción que hay entre los militantes, que nos dicen "demostramos que somos una fuerza competitiva". El triunfo fue del Frente Justicialista, con un mayor aporte de Unidad Ciudadana. El eje de la propuesta política de este espacio tiene que ser la oposición al gobierno neoliberal. Vamos a votar en contra de las reformas laboral y previsional. En eso no hay fisuras.

-¿Después del resultado electoral hay voluntad para rearmar el peronismo en Santa Fe?

-El 24 de mayo pasado, en el Congreso del PJ de Santa Fe se decidió que el peronismo iba a ir unificado. Todo el que quiso participar en la interna lo pudo hacer. El peronismo viene haciendo buenas elecciones en Santa Fe, ratificando su condición de tercio. Ahora empieza a aparecer una mirada de revalorización de la idea de unidad, pero con diversidad. Eso no quiere decir que tenemos que ser homogéneos. Y eso te posiciona como fuerza política. En general las fuerzas políticas se consolidan cuando hay liderazgos incuestionables. Acá eso no pasa.

-En esa diversidad del peronismo está el senador Perotti, que ha sido crítico del kirchnerismo. ¿Va a sumarse a la campaña electoral del Frente Justicialista o seguirá prescindente?

-Perotti me llamó el domingo a la noche para felicitarme por el resultado electoral. Pero cuando me llamó el escrutinio daba como ganador a Cambiemos, porque recién a la madrugada sumaron los votos de Rosario y el Frente Justicialista pasó a imponerse. Presupongo que la decisión del congreso del PJ nos involucra a todos los dirigentes, que es trabajar para el Frente Justicialista después de las PASO. Cada uno tratará de hacer lo que debe para mejorar el desempeño electoral en Santa Fe.

-Se reunió con Cristina Kirchner. ¿Qué análisis hizo del resultado electoral?

-Repasamos un poco lo que pasó con la carga de datos. Porque lo que ocurrió en Buenos Aires se repitió en Santa Fe. El liderazgo de Cristina es incuestionable. El que no la reconoce en ese lugar se equivoca.

-¿Cristina va a acompañar a candidatos en otras provincias, como a usted en Santa Fe?

-No lo creo. Me parece que Cristina se va a centrar en la provincia de Buenos Aires.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon