Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania gana la Copa Confederaciones y va por más

logotipo de Associated PressAssociated Press 02/07/2017 Por RICARDO ZÚÑIGA, Associated Press

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Alemania B pudo más que Chile A.

En un preámbulo de lo que parece ser otra gran camada de futbolistas, una oportunista y joven selección alemana superó el domingo 1-0 a Chile y alzó el título de la Copa Confederaciones.

El campeón de Sudamérica, un equipo con mucho más colmillo y cohesión, buscaba su tercer título consecutivo luego de ganar la Copa América en 2015 y 2016, pero un descuido de Marcelo Díaz fue suficiente para que Lars Stindl anotara el gol germano a los 20 minutos en una de las pocas llegadas de los campeones del mundo.

Julian Draxler alza el trofeo de campeón que Alemania ganó tras vencer a Chile en la final de la Copa Confederaciones, en San Petersburgo, Rusia, el domingo 2 de julio de 2017. (AP Foto/Ivan Sekretarev) © The Associated Press Julian Draxler alza el trofeo de campeón que Alemania ganó tras vencer a Chile en la final de la Copa Confederaciones, en San Petersburgo, Rusia, el domingo 2 de julio de 2017. (AP Foto/Ivan Sekretarev)

Los alemanes aterrizaron en la Confederaciones con un enorme signo de interrogación, ya que el técnico Joachim Loew decidió no convocar a las figuras que ganaron el Mundial de 2014 y trajo a Rusia a un grupo con un promedio de 17 partidos con la selección. En cambio, los jugadores chilenos promedian 85 encuentros con la Roja.

Esa diferencia fue evidente en las acciones en la cancha, aunque no en el marcador final.

“Chile había dicho que si ganaba este título significaba que eran los mejores del mundo”, dijo Loew, recordando unas palabras del caudillo chileno Arturo Vidal. “Pues entonces Alemania sigue siendo el mejor del mundo”.

La actuación de Alemania, contundente cuando lo necesitaba y sólida para resistir las embestidas chilenas, dejó claro que no importa cuánto tiempo hayan convivido, sus jugadores sencillamente tienen un chip ganador.

“Lo que pasa es que tenemos un equipazo”, sentenció en un español muy español Marc-Andre Ter-Stegen, el portero de Alemania y el Barcelona que fue elegido como el mejor guardameta del torneo. “Aunque no habíamos jugado mucho antes juntos, hemos rendido a un nivel que demuestra que maduramos mucho como equipo en este tiempo”.

Cabe recordar que Ter Stegen ni siquiera es el arquero titular de Alemania, un honor que corresponde a Manuel Neuer.

Fiel a su estilo de siempre, Chile presionó la salida alemana desde el principio, y en los primeros compases desestabilizó a un grupo en el que Stindl, con 29 años, era el único titular nacido antes de 1990. Los alemanes no lograban pasar de la media cancha, mientras Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Eduardo Vargas y Charles Aránguiz se asociaban con precisión y merodeaban el arco de Ter-Stegen.

A pesar de un abrumador dominio del balón, Chile no concretó las ocasiones que generó y continuó con la que ha sido su norma en los partidos más importantes. La “Roja” superó a Portugal en semifinales en una definición por penales tras empatar 0-0, e incluso alzó las coronas de la Copa América sin marcar un solo gol, también en sendas instancias de penales frente a Argentina.

“Nos vamos con las manos vacías, pero dimos todo en un gran partido”, comentó el capitán y portero de Chile, Claudio Bravo. “La diferencia no fue lo que se mostró en el partido”.

Sánchez estuvo a punto de abrir el marcador apenas unos segundos antes del gol alemán, cuando Ter-Stegen dio un rebote en un potente disparo de Vidal. El delantero de Arsenal entró al área chica a toda carrera, pero rebanó el remate a quemarropa.

Dos suspiros después, Díaz perdió la pelota al borde del área ante la presión de Timo Werner, quien dejó desparramado a Bravo para asistir a Stindl, quien definió con el arco vacío.

“Una jugada que te determina todo el trámite”, lamentó Bravo.

Con otro trofeo en sus anaqueles, Alemania ya se frota las manos pensando en el Mundial del próximo año.

Julian Draxler, el capitán y ganador del Balón de Oro al mejor jugador del torneo, es uno de varios integrantes de este plantel que seguramente regresará a Rusia el próximo año para la defensa del título mundial. Con apenas 23 años, el mediocampista del Paris Saint-Germain se llevó elogios de Loew por su liderazgo dentro y fuera de la cancha.

Werner, Leon Goretzka y Joshua Kimmich, todos menores de 23 años, también podrían formar parte del recambio alemán.

Como si fuera poco haber ganado la Confederaciones con un equipo con una edad promedio de menos de 25 años, Alemania acaba de conquistar el campeonato europeo sub21 ante España.

“Es fantástico que jugadores con tan poca experiencia internacional, con tan poca participación en finales, hayan rendido al nivel que han rendido, y hayan sabido gestionar los nervios de un partido como este”, valoró Loew. “Desde el principio dije que la meta era que los jugadores siguieran creciendo, y tuvieran la oportunidad de pasar por esta experiencia, de disfrutar de este tipo de partidos. Creo que lo hemos conseguido”.

image beaconimage beaconimage beacon