Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

AMIA: el ex embajador en Siria declaró que hubo una reunión "secreta" entre Timerman y el canciller iraní en 2011

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

Roberto Horacio Ahuad, un dirigente político del peronismo porteño que fue designado en 2010 como embajador argentino en la República Árabe Siria y que en Damasco estableció fuertes vínculos con el régimen de Bashar al-Assad, aseguró en sede judicial que el ex canciller Héctor Timerman se habría reunido en enero de 2011 "en secreto" con Ali Akbar Salehi, canciller iraní, para "negociar" el memorándum de entendimiento firmado en 2013 entre la Argentina e Irán por el atentado a la AMIA.

La información, publicada hoy en la edición impresa de Clarín, se conoce dos meses después de que Ahuad declarara ante el fiscal Gerardo Pollicita. "La declaración, de cuatro horas, la presenté hace dos meses", confirmó Ahuad esta mañana en diálogo con radio Rivadavia.

"[En la declaración] planteo las cosas que recuerdo, las cosas que sé, absolutamente certeras, y lo único que hice referencia respecto a la confirmación, que no fue tal, es que me enteré supuestamente con quién se había reunido el canciller [Timerman] por comentarios extraoficiales de funcionarios de la cancillería siria, no oficialmente por nuestra cancillería, no fue más que eso", sostuvo Ahuad.

"Supongo, imagino, no puedo dar fe del objeto ni de con quién se reunió, no tengo certeza real. Lo hubiera dicho con absoluta libertad y con la obligación cívica que me corresponde", agregó sobre esa reunión entre Timerman y Ali Akbar Salehi.

"Cada día que pasa es mas difícil saber la verdad de los hechos", consideró Ahuad. "Hay que ver qué voluntad cierta tiene los investigadores para llegar al hueso de la cuestión", opinó.

"Realmente sería interesante si van a investigar en serio que lo continúen y lo hagan de una manera seria y permanente y sin contaminaciones de ningún tipo", concluyó.

Héctor Timerman, entonces canciller argentino, y Ali Akbar Salehi, entonces canciller de Irán, firmaron el memorandum de entendimento "sobre los temas vinculados al ataque terrorista en la sede de la AMIA" el 27 de enero de 2013 © LA NACION Héctor Timerman, entonces canciller argentino, y Ali Akbar Salehi, entonces canciller de Irán, firmaron el memorandum de entendimento "sobre los temas vinculados al ataque terrorista en la sede de la AMIA" el 27 de enero de 2013

Ahuad fue jefe de la sede diplomática argentina en Damasco desde febrero de 2010 hasta noviembre de 2013, momento en que presentó su renuncia. Para ese momento ya ni siquiera estaba allí: cuando la situación en Siria se hizo insostenible por la guerra, la Cancillería lo corrió a Beirut, en Líbano, donde estuvo hasta regresar a la Argentina.

Según publicó Clarín, Ahuad en sede judicial dio detalles de un viaje de Timerman a Siria en enero de 2011 en el que se reunió primero con el canciller sirio Walid al-Mohalem, en Damasco, y en el que luego mantuvo otra reunión en Aleppo, adonde llegó "en un avión privado del gobierno de Al-Assad desde el sector militar del aeropuerto de Damasco".

A Ahuad, según Clarín, le llamó la atención que Timerman no le pidiera que participe de esa otra reunión. También dijo que el entonces canciller nunca le contó adónde había estado y que luego "a través de funcionarios sirios con quienes mantenía una excelente relación" le llegaron "comentarios" de que Timerman se había reunido en Aleppo con el canciller sirio, el presidente Al-Assad y el canciller iraní, Ali Akbar Salehi.

Nisman. En enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman, titular de la Unidad Fiscal AMIA, había denunciado al kirchnerismo por montar un "plan delictivo" para dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes prófugos desde 2007 por el atentado a la AMIA. Nisman había considerado al ex canciller Timerman "el principal instrumentador del plan de impunidad".

"El plan criminal se activó cuando Timerman viajó a Aleppo y secretamente se reunió con su par iraní, Ali Akbar Salehi, a quien le hizo saber que las autoridades argentinas estaban dispuestas a renunciar a la investigación del caso AMIA con tal de provocar un acercamiento de orden geopolítico y restablecer plenas relaciones comerciales entre ambos Estados", había planteado Nisman. El fiscal apareció muerto en su casa cuatro días después de presentar esa denuncia.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon