Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Análisis AP: Manipulación electoral favoreció a republicanos

logotipo de Associated PressAssociated Press 25/06/2017 Por DAVID A. LIEB, Associated Press

La manipulación de circunscripciones electorales benefició a los republicanos en contiendas para escaños en legislaturas estatales y del Congreso, de acuerdo con un análisis de The Associated Press con base en datos estadísticos de las elecciones de 2016.

Para calcular la manipulación potencial de circunscripciones electorales por parte de los partidos políticos, la AP usó un nuevo método llamado "brecha de eficacia", con el que analizó qué partido fue más efectivo al convertir sus votos en victorias. Los expertos dicen que la fórmula puede demostrar que las demarcaciones de los distritos electorales son establecidas para favorecer a un partido a costa de otros.

La contienda presidencial de 2016 estuvo llena de acusaciones de que todo estuvo amañado: el republicano Donald Trump alegó repetidamente que la elección estuvo arreglada en su contra, mientras que los demócratas han acusado a los rusos de tratar de inclinar las probabilidades en favor de Trump.

Se prestó mucha atención a la manipulación durante la contienda presidencial, pero no tanta a la que hubo antes: cuando se establecieron las demarcaciones de cientos de distritos electorales, tanto de puestos estatales como para el Congreso federal. El resultado, de acuerdo con el análisis de The Associated Press: Los republicanos tuvieron una fuerte ventaja.

Usando un nuevo método estadístico para calcular ventajas partidistas diseñadas para detectar una manipulación potencial de circunscripciones electorales por parte de los partidos, la AP analizó los resultados de todas las 435 contiendas para el Congreso y unos 4.700 escaños en cámaras bajas y Senados estatales que estuvieron en disputa el año pasado.

El análisis halló que hubo cuatro veces más estados con los distritos electorales para escaños en cámaras bajas estatales y el Congreso inclinados hacia los republicanos que los demócratas. Entre las dos decenas de estados más poblados que determinan la vasta mayoría del Congreso, hubo casi tres veces más distritos inclinados hacia los republicanos.

Los estados tradicionalmente disputados como Michigan, Carolina del Norte, Pensilvania, Wisconsin, Florida y Virginia estuvieron entre aquellos con ventaja significativamente republicana en sus contiendas por puestos al Congreso o cámaras bajas estatales. Todos tuvieron distritos demarcados por republicanos después del último Censo de 2010.

El análisis de The Associated Press también halló que los republicanos ganaron hasta 22 escaños adicionales en la cámara baja del Congreso, por encima de lo que se hubiera esperado con base en el promedio de la participación de votos en distritos para el Congreso de todo el país. Eso contribuyó a que los republicanos tuvieran una mayoría cómoda de 241 sobre 194 demócratas después de la elección de 2016: un margen de 10 puntos porcentuales en puestos, incluso cuando los republicanos solo recibieron un punto porcentual más de votos a nivel nacional.

"El resultado ya estaba cocinado, por así decirlo, debido a la manera en la que se demarcaron los distritos", dijo John McGlennon, profesor de gobierno y políticas públicas del College of William & Mary en Virginia, quien se postuló infructuosamente para el Congreso como demócrata en la década de 1980.

Un análisis estadístico separado, realizado para la AP por el Princeton University Gerrymandering Project, halló que las ventajas extremas de republicanos en algunos estados no fueron resultado de la suerte.

La ventaja republicana en los distritos de la cámara baja para la Legislatura de Michigan tenía solo una probabilidad de 1 en 16.000 de que ocurriera por casualidad. En los distritos para la Asamblea de Wisconsin hubo una probabilidad de solo 1 en 60.000 de que ocurriera al azar, halló el análisis.

El análisis de The Associated Press estuvo basado en una nueva fórmula de "brecha de eficacia" desarrollada por el profesor de la Universidad de Chicago Nick Stephanopoulos y Eric McGhee, investigador del Instituto de Políticas Públicas de California, una organización no partidista.

La AP usó el método para calcular brechas de eficacia en todos los estados donde hubo elecciones para puestos a Asambleas o el Congreso, en todos sus distritos en 2016.

Michigan es un buen ejemplo de cómo funciona la fórmula.

En el otoño, los votantes de todo el estado prácticamente dividieron sus votos 50-50 entre candidatos republicanos y demócratas a la cámara baja del estado, pero los republicanos ganaron 57% de los puestos para la cámara baja, o sea, ganando 63 escaños en comparación con los 47 demócratas. Eso representa una brecha de eficacia de 10,3% a favor de los republicanos, una de las ventajas más altas entre todos los estados.

Los republicanos controlaron tanto los puestos a la Legislatura como la gubernatura cuando se demarcaron los mapas en 2011. El trabajo de demarcación de distritos de la cámara baja de Michigan fue dirigido por el entonces representante estatal Pete Lund, quien negó que la manipulación de circunscripciones electorales haya beneficiado a los republicanos. Él responsabilizó a los demócratas por sus derrotas. "Los demócratas no saben cómo dirigir campañas. Son malos en eso", aseguró.

Aparte de Michigan, el análisis halló una tendencia significativa a favor de los republicanos en Dakota del Sur, Wisconsin y Florida, todos los cuales tuvieron procesos de demarcación de distritos electorales controlados por republicanos después del Censo de 2010.

___

La reportera de The Associated Press Meghan Hoyer contribuyó a este análisis.

___

David A. Lieb está en: http://twitter.com/DavidALieb

image beaconimage beaconimage beacon