Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

AP revisa su cobertura de la Alemania nazi

logotipo de Associated PressAssociated Press 10/05/2017 Por DAVID CRARY, Associated Press

NUEVA YORK (AP) — La Associated Press hizo un estudio a fondo de sus operaciones en la Alemania nazi y llegó a la conclusión de que actuó “de la manera más franca e independiente posible”. Sin embargo, también determinó que manejó inadecuadamente algunas situaciones específicas.

La revisión fue hecha después de la publicación el año pasado de un artículo en el que se dijo que la agencia noticiosa había permitido que propagandistas nazis influyesen su cobertura fotográfica en la década de 1930 al mantener una oficina de fotos en Alemania, que operaba bajo las restrictivas leyes de prensa nazis.

El autor del artículo, el historiador Harriet Scharnberg, identificó a fotógrafos alemanes de la AP que fueron reclutados o se unieron por su cuenta a servicios de propaganda militar nazi durante la Segunda Guerra Mundial, algunos de los cuales seguían cobrando sueldos de AP.

La agencia rechazó la conclusión de Scharnberg de que fue cómplice del régimen nazi de 1933 a 1941, cuando fue expulsada de Alemania tras la entrada de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial en diciembre del 41.

“Reconocemos que la AP debió haber hecho algunas cosas de otro modo durante este período, por ejemplo haber protestado cuando las fotos de AP fueron explotadas por los nazis con fines propagandísticos dentro de Alemania y haberse negado a emplear fotógrafos con afiliaciones y lealtades políticas activas”, señala el informe.

“Sin embargo, la idea de que la AP en algún momento intentó ayudar a los nazis o su atroz causa es simplemente errónea”, agregó.

“Gracias en buena medida a la cobertura agresiva de la AP, el mundo entero se enteró de las ambiciones nazis de dominar Europa y de su brutal tratamiento de sus opositores”.

El informe detalla las instancias en las que editores de AP se enfrentaron con los censores nazis y exigieron que se tomasen medidas más enérgicas para evitar que el servicio fotográfico de AP en Alemania no fuese usado para propaganda nazi. Menciona asimismo artículos de la AP de los años 30 que alertaron a los estadounidenses acerca de los actos de antisemitismo y de la crueldad de los nazis a través de textos y de fotos.

La directora ejecutiva de la AP, Sally Buzbee, dijo que la cobertura de la agencia de la Alemania nazi reflejó sus principios básicos.

“Es esencial cubrir regímenes tiránicos y otros movimientos antidemocráticos, en lo posible dentro de las fronteras que ellos controlan, para poder transmitir fielmente lo que sucede adentro”, manifestó. “Eso es lo que hacemos nosotros, sin comprometer la independencia ni los estándares de AP”.

“La AP considera que es importante conocer la propia historia, incluido lo negativo, y por ello volvimos a examinar ese período, haciendo una mirada crítica”, dice la introducción del informe, escrita por el vicepresidente John Daniszewski, quien está a cargo de estándares de la agencia.

El informe fue escrito por Larry Heinzerling, profesor asistente adjunto de la Columbia Graduate School of Journalism y quien fuese subdirector del servicio internacional de la AP, hoy jubilado, con aportes del investigador de AP, Randy Herschaft.

El informe señala que Louisi P. Lochner, jefe de la oficina de AP en Berlín de 1928 a 1941, recibió el Premio Pulizer en 1939 por su cobertura del régimen nazi, incluidas sus acciones y políticas antisemitas. Lochner, quien tenía nacionalidades alemana y estadounidense, fue un pacifista que detestaba a los nazis, pero sabía que algunos lo consideraban pro-nazi en Estados Unidos, sobre todo por la forma en que cubrió las victorias militares de Alemania en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

Algunas de las conclusiones del informe relacionadas con el período de 1933-41:

—El servicio fotográfico alemán de la AP, creado como una subsidiaria en 1931, suministró fotos a los medios alemanes tras la llegada de los nazis al poder en 1933. Los nazis compraron ese servicio y otras empresas periodísticas alemanas bajo la supervisión del Ministerio de Propaganda. Si bien la gerencia de AP insistió en que su producción de fotos se mantuviese neutral, el personal alemán era presionado constantemente por el Ministerio de Propaganda. “Algunos resistieron mejor que otros las demandas de los nazis”, indica el informe.

—Los pies de las fotos de AP en alemán a menudo eran reescritos o publicados con títulos engañosos, cuando no ofensivos. La AP protestó y resistió los esfuerzos de los nazis por censurar el servicio, pero el análisis no halló evidencia alguna de que la AP protestase los abusos de los medios pro-nazis. Las actuales políticas de la AP contemplan firmes respuestas cuando un cliente distorsiona a sabiendas el contenido de las notas de la agencia.

—Tras resistirse por dos años, a fines de 1935 la AP acató un edicto antisemita, por el cual todas las personas que trabajaban en medios de prensa alemanes debían ser de origen “ario”. El servicio fotográfico alemán despidió a seis empleados considerados judíos por los nazis, ayudándolos a conseguir trabajos en otros sitios. “La AP tomó la difícil decisión de cumplir (esa orden) porque consideraba vital poder permanecer en Alemania, recabando información y fotos durante este período crucial”, señala el informe. Con la ayuda de la AP, todos estos empleados emigraron y sobrevivieron al Holocausto.

—Los periodistas estadounidense basados en Berlín y los fotógrafos alemanes cubrieron la primera parte de la guerra, del 39 al 41, desde el lado alemán del frente de combate. Estados Unidos todavía no había entrado en la guerra y parte de la cobertura fue criticada por la embajada estadounidense en Berlín, que consideró que transmitía puntos de vista de los alemanes y desinformación. Los ejecutivos de AP en Nueva York, su sede central, analizaron las acusaciones y rechazaron las críticas, diciendo que los despachos reflejaban los eventos como los vieron los periodistas.

—Unos pocos empleados alemanes de AP apoyaban a los nazis y cubrieron entusiastamente el lado alemán de la guerra. Un empleado, que luego trabajó como freelance, fue el austríaco Franz Roth, ferviente nazi que estuvo en varios frentes de combate con la Waffen SS antes y después de la expulsión de AP de Alemania. Murió fotografiando batallas en 1943.

—Después de 1939, el gobierno alemán reclutó a varios empleados del servicio fotográfico alemán de AP para que trabajasen con las unidades propagandísticas que iban al frente de combate, y exigió que las fotos que tomasen fuesen publicadas por todos los medios alemanes, mientras la AP seguía pagando sus sueldos. La AP estimó que sus fotos tenían valor noticioso a pesar de las restricciones causadas por el hecho de que viajaban con las fuerzas alemanas.

Algunas de las conclusiones del informe relacionadas con el período de 1942-45:

—Tras el ingreso de EEUU a la guerra contra Alemania en diciembre del 41, los empleados estadounidenses de AP fueron detenidos durante cinco meses, hasta ser liberados en un intercambio de prisioneros. El servicio fotográfico en alemán de AP fue confiscado y entregado al Ministerio alemán de Relaciones Exteriores, al mando de un fotógrafo de la Waffen SS, Helmut Laux. La mayoría del personal alemán de AP fue obligado a trabajar para Laux, otros fueron incorporados a unidades militares.

—Laux y el corresponsal del AP en Portugal llegaron a un acuerdo en 1942 por el cual la operación dirigida por Laux suministraría a la AP fotos censuradas tomadas en Alemania y en los territorios ocupados por los alemanes. A cambio, con el conocimiento y la aprobación de las autoridades estadounidenses, la AP envió fotos de Estados Unidos a países neutrales para que fuesen distribuidas adentro de Alemania. La AP reconoció públicamente que estaba recibiendo fotos de áreas ocupadas por los alemanes.

Sin excepciones, las imágenes de AP publicadas por medios alemanes en el marco de este acuerdo durante la guerra no fueron alteradas por los alemanes. Pero los pies de grabados fueron reescritos por propagandistas alemanes.

Según el informe, la dirección de AP en Nueva York consideró que recibir las fotos alemanas era una forma de cumplir su misión de dar la mejor cobertura posible a la guerra.

“La AP creyó y sigue creyendo que las fotos le dieron al público estadounidense una imagen mucho más completa de la guerra”, indica el informe. “Esto incluye escenas de la lucha en el frente ruso, los resultados de los bombardeos de ciudades alemanas y el cambio de rumbo de la guerra en perjuicio de Alemania”.

___

Online:

https://www.ap.org/about/history/ap-in-germany-1933-1945/

image beaconimage beaconimage beacon