Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Apelaron la prescripción de la causa por los papeles falsos del auto Honda

logotipo de LA NACION LA NACION 29/08/2017

La fiscalía apeló ayer el fallo que había sobreseído al ex vicepresidente Amado Boudou por prescripción en la causa en la que fue juzgado, acusado de hacer insertar datos falsos en la documentación de un viejo Honda importado descapotable rojo, que compró hace 20 años.

Los jueces del Tribunal Oral Federal N° 1 Gabriel Eduardo Vega y Adrián Grünberg entendieron, en un fallo dictado el 4 de este mes, que la causa estaba prescripta por el paso del tiempo.

Para hacerlo se valieron del siguiente razonamiento: como las leyes dicen que si hay un funcionario involucrado las causas no prescriben, los jueces absolvieron a la titular del registro automotor involucrada Graciela Taboada. Al caer la acusación contra la funcionaria, todo lo demás se desmoronó.

Al absolver a Taboada, "la consecuencia que esto impone es el sobreseimiento de todos los imputados", ya que "la prescripción, al operar de pleno derecho por el paso del tiempo, es de orden público y debe ser examinada aún de oficio por el tribunal", indica el juez Vega y compartió su colega Grünberg.

El tercer juez, José Antonio Michilini, por el contrario, había entendido que la jurisprudencia señala que el beneficio de la prescripción no puede aplicarse en este fallo para atrás. Sí para adelante. Es decir que si se absuelve a Taboada, desde este momento empieza a contar la prescripción. Pero su opinión quedó en soledad.

La apelación

Ahora la fiscal Stella Maris Scandura planteó que la mayoría del tribunal actuó con arbitrariedad al absolver a Taboada. Sostuvo, así, que su absolución no es producto de un razonamiento basado en evidencia.

Dijo en su recurso que los jueces de la mayoría hicieron una valoración ilegítima, infundada e inmotivada. Además, la fiscal argumentó que existió una errónea aplicación de la ley sustantiva.

Se discute, además, la calificación legal del delito por el que se acusaba a Boudou: la fiscalía sostiene que el ex vicepresidente incurrió como partícipe en el delito de falsificación agravado, pero los jueces sostuvieron que en todo caso debe aplicarse la figura simple, lo que disminuye la pena.

La fiscal sostuvo que cuando hay un funcionario publico imputado por un hecho cometido durante el ejercicio de su función, la prescripción queda suspendida y por más que Taboada resulte absuelta no se puede retrotraer los efectos de esta sentencia para el resto de los acusados. La fiscal ratificó que los papeles presentados en el trámite eran "apócrifos" y no había "ninguna documentación que avalara esa adquisición". De hecho, los peritajes así lo demostraron.

Pero los jueces de la mayoría, Grümberg y Vega, dijeron que los hechos son de 2003 y el proceso se inició en 2009. Fue la fecha en que la acusada Taboada presentó la denuncia, que para la fiscalía fue demorada adrede para que prescriba la causa. Pero los magistrados sostuvieron que la titular del registro automotor no cometió delito alguno. Argumentaron que las acusaciones en su contra "no pasan de ser conjeturas, que no alcanzan el umbral de certeza exigido para un pronunciamiento condenatorio".

La causa será revisada por los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani de la Casación, con antecedentes por resucitar casos que se creían prescriptos.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon