Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina deposita su fe en método Sampaoli

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/05/2017 Por DÉBORA REY, Associated Press

BUENOS AIRES (AP) — Jorge Sampaoli lleva tatuado en su brazo izquierdo la frase “No escucho y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir”. Según él, le ha servido de inspiración para llegar a la elite del fútbol mundial sin haber jugado nunca profesionalmente.

Letra de una vieja canción del grupo de rock argentino Callejeros, es probable que Sampaoli la convierta en un mantra una vez que asuma como técnico de la selección de Argentina, en un contexto deportivo desfavorable, con un grupo de jugadores estrella que no cuajaron bajo sus antecesores y un ambiente futbolístico que lo mira con recelo.

En esta foto de archivo del 18 de octubre de 2016, el técnico del Sevilla, Jorge Sampaoli, grita instrucciones en un partido contra Dínamo de Zagreb por la Liga de Campeones, en Zagreb, Croacia. El Sevilla anunció el viernes, 26 de mayo de 2017, que logró un acuerdo con la Asociación del Fútbol Argentino para liberar a Sampaoli para que tome las riendas de esa selección. (AP Photo/Darko Bandic, File) © The Associated Press En esta foto de archivo del 18 de octubre de 2016, el técnico del Sevilla, Jorge Sampaoli, grita instrucciones en un partido contra Dínamo de Zagreb por la Liga de Campeones, en Zagreb, Croacia. El Sevilla anunció el viernes, 26 de mayo de 2017, que logró un acuerdo con la Asociación del Fútbol Argentino para liberar a Sampaoli para que tome las riendas de esa selección. (AP Photo/Darko Bandic, File)

Tras un principio de acuerdo entre su actual club Sevilla de España, al que seguía vinculado por otra temporada, y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Sampaoli asumirá formalmente el 1 de junio. Debutará con un amistoso contra Brasil ocho días después en Melbourne, con la mira puesta en clasificar a la Albiceleste a la Copa del Mundo del próximo año, en unas eliminatorias sudamericanas en las que ocupa el quinto puesto, fuera de los cuatro primeros que obtienen el boleto directo.

Días atrás el entrenador dijo que “ante la necesidad de mi país, tengo que estar. Desde chico que sueño con entrenar a mi país", en la única referencia pública que ha hecho sobre la selección. Sampaoli, de 57 años, es el tercer técnico de Argentina en las actuales eliminatorias después de Gerardo Martino y Edgardo Bauza.

Salvo en contadas ocasiones, los técnicos del seleccionado nunca han exprimido al máximo a la que muchos consideran como la mejor generación de futbolistas de la historia, liderada por el astro Lionel Messi. Figuras estelares en los mejores equipos de Europa _como Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Angel Di María y Javier Mascherano_ nunca ganaron un trofeo con el seleccionado de su país.

En la AFA confían que Sampaoli pueda romper con el maleficio. Consideran que su método de trabajo y propuesta de juego es afín a Messi y compañía en Europa. Aplica como táctica el riesgo posicional: atacar en bloque e imponer superioridad numérica sobre el rival. En sus equipos todos atacan y defienden. Pero tampoco es un dogmático, siempre está abierto a explorar y aplicar nuevos recursos.

"Yo no cedo en mis ideas y eso no es una virtud, es un defecto. Sampaoli sí cede porque tiene un poder de adaptación que yo no tengo. Eso lo hace mejor que yo, indudablemente", dijo días atrás Marcelo Bielsa, quien inspiró a Sampaoli en sus inicios como entrenador en Casilda, su ciudad natal en la provincia de Santa Fe.

También le destacan como virtud su poder de convencimiento y de llegada al jugador. Fue así que moldeó al multi-campeón Universidad de Chile, paso previo a dar el salto a la selección de Chile, a la cual condujo a ganar el primer título continental de su historia en la Copa América de 2015.

Su salida de la Roja no estuvo exenta de polémica, en medio de encontronazos con la dirigencia de la federación chilena después que se filtraron detalles de su contrato. Sampaoli forzó la rescisión del acuerdo y fichó con el Sevilla, con el que apenas cumplió la primera de dos temporadas de contrato.

Con su primera convocatoria de Argentina, Sampaoli ya marcó la cancha. Incluyó a Mauro Icardi, de quien se decía estaba vedado en el seleccionado a causa de un escándalo en su vida personal que involucró a otro futbolista. Dejó afuera al “Kun” Agüero, el mejor amigo de Messi en el fútbol. También vetó a Ezequiel Lavezzi, otro que estaba bajo el paraguas de la “Pulga” y que era convocado por Bauza a pesar de su inactividad en el fútbol chino. Y al veterano Mascherano lo tiene en mente como defensor y no como volante central.

El flamante entrenador también le ha dado curso a la renovación con la citación de jóvenes como Emanuel Mammana, Leandro Paredes y Joaquín Correa, entre otros.

Sampaoli, a quien apodan el “zurdo”, es un desconocido para la mayoría de los argentinos, según reveló reciente una encuesta. Nunca jugó profesionalmente --compitió en una liga amateur regional-- y dirigió a Alumni de su natal Casilda y a otros equipos de la zona antes de emigrar a Perú. Su apellido se hizo conocido para el gran público argentino recién cuando al frente de la selección de Chile le ganó por penales a Argentina en la final de la Copa América 2015.

Con Chile también tuvo una destacada actuación en el Mundial de 2014, donde estuvo a punto de eliminar al anfitrión Brasil en los octavos de final.

En el ambiente del fútbol se alzaron varias voces que cuestionaron sus modos, entre ellos su antecesor Bauza. “Sampa-lobby”, lo apodó el histriónico entrenador Caruso Lombardi al parecer por maneras poco correctas de llegar al cargo.

Como sea, Sampaoli deberá poner todo su empeño en convencer primero a los futbolistas. El tiempo apremia: Argentina jugará ante Uruguay el 31 de agosto agosto en la reanudación de las eliminatorias. Luego quedarán por delante tres partidos para asegurar el ansiado pasaje a Rusia.

image beaconimage beaconimage beacon