Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina: Macri afronta primera huelga nacional

logotipo de Associated PressAssociated Press 06/04/2017 Por ALMUDENA CALATRAVA y DÉBORA REY, Associated Press

BUENOS AIRES (AP) — La primera huelga general contra el presidente Mauricio Macri este jueves puso en evidencia la puja que hoy atraviesa Argentina entre un gobierno dispuesto a ir a fondo con las reformas económicas y un poderoso movimiento sindical que teme perder sus conquistas y amenaza con intensificar la protesta social.

Sindicatos de distintas actividades productivas y del transporte público, la educación y la salud adhirieron al paro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), la principal organización sindical, y las dos facciones de la izquierdista Central de los Trabajadores de Argentina (CTA).

"Ha habido un llamado de atención formidable de la clase trabajadora", dijo Juan Carlos Schmid, uno de los líderes de la CGT, en rueda de prensa.

Los gremios reclaman la protección de la industria nacional ante la apertura de las importaciones, el cese de los despidos, un incremento en los salarios y políticas sociales que mejoren las condiciones de los sectores vulnerables afectados por una inflación que en 2016 trepó a 40%.

En una visión contrapuesta, el jefe de gabinete de ministros, Marcos Peña, afirmó que la huelga "no ha sido una expresión mayoritaria de los argentinos y los trabajadores".

"No queremos que altere la expectativa que ha generado Argentina en el mundo", pidió el funcionario ante empresarios convocados al Foro Económico Mundial sobre América Latina.

La creciente conflictividad social, que el gobierno atribuye a sectores de la oposición de cara a las elecciones legislativas de octubre, es una de las principales preocupaciones de los inversores, que ven en este escenario un deja vú de las dificultades han enfrentado presidentes no peronistas en la historia reciente de Argentina.

"No estamos promoviendo ninguna fogata social... No queremos que se termine el mandato de nadie", aclaró Schmid, consultado sobre los funcionarios que acusan a la CGT de buscar desestabilizar al gobierno. "El electorado argentino ha elegido a Macri para que esté cuatro años y esto hay que respetarlo".

En primeras horas de la mañana se produjeron incidentes en una de las principales vías de acceso a la capital entre fuerzas de seguridad y manifestantes de partidos políticos y organizaciones sociales de izquierda que intentaban interrumpir la circulación de la autopista Panamericana. Cuando los agentes avanzaron sobre ellos, los activistas respondieron con piedras. Finalmente, éstos fueron desalojados con carros hidrantes y gases lacrimógenos.

Fuera de este hecho, la jornada de protesta trascurría con normalidad.

Mientras la huelga dejaba varias ciudades sin autobuses y colegios, bancos y aeropuertos sin operar, Macri inauguró el Foro Económico Mundial sobre América Latina y ratificó el modelo económico que modificó las políticas populistas de su antecesora, la peronista de centroizquierda Cristina Fernández (2007-2015).

"Para acelerar el crecimiento tenemos que ratificar la convicción de lo que hemos hecho y profundizar las herramientas que aumenten la confianza" en el país tras "años de aislamiento que profundizaron la pobreza", sostuvo el gobernante, que tomó una actitud más rígida luego del fuerte espaldarazo que recibió el sábado en masivas manifestaciones en el país. Decenas de miles de personas gritaron consignas contra los supuestos intentos opositores de desestabilizar al gobierno.

Asimismo se lamentó de que "siempre se comunica más el conflicto que el acuerdo" y dijo creer "en las mesas de diálogo donde está la política, los empresarios y trabajadores fijando reglas y esfuerzos compartidos".

"Somos víctimas de políticas que en 15 meses no traen consecuencias favorables para la mayoría de la sociedad", aseveró Héctor Dáer, otro de los jefes de la CGT.

En 2016 el desempleo fue de 7,6% y la pobreza de más de 30%. Macri sostiene que después de cinco años de estancamiento y altos índices de inflación la economía crecerá este año y el alza de precios no superará el 17%.

La actividad metalúrgica encabeza el ranking de despidos y suspensiones, seguida por el sector automotriz y del petróleo, según el Centro de Economía y Política Argentina.

Horacio Menchaca, un obrero jubilado de 70 años, dijo a The Associated Press mientras participaba en un corte cerca de la capital que Macri "quiere hacer buena letra en el terreno internacional mostrando que el país va a arrancar... esperamos todo un año y no sólo no hay trabajo sino que hay despidos".

Muchas personas, en cambio, decidieron concurrir a trabajar en sus automóviles, que compartieron con vecinos. La etiqueta #YoNoParoEl6, que reunió a disconformes con la medida de fuerza, se convirtió en tendencia en las redes sociales. En el comercio y la administración pública, el paro fue más dispar.

"El país no está bien, eso nadie puede negarlo. Pero este no es momento de pararlo, sino poner el hombro", dijo a la AP José Barrios, de 45 años y camarero de un restaurante situado en un barrio de clase media de la capital.

-----------

El periodista de The Associated Press en Buenos Aires Paul Byrne colaboró en esta nota.

image beaconimage beaconimage beacon