Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentino se declara culpable en escándalo de la FIFA

logotipo de Associated PressAssociated Press 15/06/2017 Por TOM HAYS, Associated Press
El ejecutivo bancario argentino Jorge Arzuaga fotografiado a su salida de un juzgado de Nueva York donde se declaró culpable de haber facilitado el flujo de dinero para sobornos en el fútbol el 15 de junio del 2017. Quedó en libertad tras pagar una fianza de 1,5 millones de dólares y será sentenciado el 4 de enero. (AP Photo/Bebeto Matthews) © The Associated Press El ejecutivo bancario argentino Jorge Arzuaga fotografiado a su salida de un juzgado de Nueva York donde se declaró culpable de haber facilitado el flujo de dinero para sobornos en el fútbol el 15 de junio del 2017. Quedó en libertad tras pagar una fianza de 1,5 millones de dólares y será sentenciado el 4 de enero. (AP Photo/Bebeto Matthews)

NUEVA YORK (AP) — Un ex ejecutivo bancario argentino se declaró el jueves culpable de haber manejado una serie de cuentas falsas en Suiza para facilitar el pago de sobornos e involucró al antiguo hombre fuerte del fútbol argentino Julio Grondona en el escándalo de corrupción que descabezó a la FIFA.

Jorge Arzuaga, de 56 años, que trabajó para el Credit Suisse Group AG y para Julius Baer Group Ltd., hizo su confesión al declararse culpable de haber participado en el lavado de dinero ante un juzgado de Nueva York y admitió haber abierto cuentas fraudulentas para canalizar pagos de sobornos a dirigentes de fútbol a cambio de coimas.

“Lamento mucho lo que hice”, dijo Arzuaga al juez.

Arzuaga dijo que el plan fue orquestado por Grondona, quien presidió por décadas la Asociación del Fútbol Argentino y fue uno de los principales dirigentes de la FIFA. Grondona falleció en el 2014.

Arzuaga admitió que sabía que el dinero que depositaban en esas cuentas era usado para comprar a los dirigentes que controlaban los derechos de los lucrativos partidos de fútbol.

A cambio de su ayuda para canalizar los sobornos a través de numerosas cuentas, Arzuaga cobró aproximadamente 1.046.000 millones de dólares, según los fiscales. Aceptó entregar esa suma como parte del arreglo con la fiscalía.

"Me avergüenzo. Ojalá pudiera expresar con palabras lo que siento”, dijo el ejecutivo, quien quedó en libertad tras pagar una fianza de 1,5 millones de dólares, a la espera de su sentencia, fijada para el 4 de enero.

La investigación que llevan a cabo las autoridades estadounidenses ya está enjuiciando o recibió declaraciones de culpabilidad de 40 personas y agencias de márketing vinculadas con el fútbol de las Américas desde el 2015. La mayoría de los involucrados son acusados de pagar o recibir coimas relacionadas con los derechos de televisación de los partidos de torneos regionales o de las eliminatorias de la Copa Mundial.

Las autoridades calculan que se pagaron más de 150 millones de dólares en coimas para conseguir los derechos de transmisión y las sedes del Mundial y otros torneos a lo largo de 24 años.

“Al facilitar el flujo de dinero para sobornos a través de los sistemas bancarios de Suiza y Estados Unidos, el acusado ofreció un servicio vital a todos los involucrados en la corrupción del fútbol internacional”, expresó la fiscal Bridget Rohde en un comunicado.

Fiscales suizos también están investigando irregularidades. Y la propia FIFA inició una limpieza, que incluye la suspensión de su ex presidente Joseph Blatter y de su ex secretario general Jerome Valcke.

Credit Suisse y Julius Baer son dos de los bancos suizos que admitieron haber estado colaborando con los investigadores.

image beaconimage beaconimage beacon