Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arranca nueva era en fútbol argentino con Superliga

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/08/2017 Por DEBORA REY, Associated Press

BUENOS AIRES (AP) — Grandes figuras, más extranjeros permitidos y un nuevo modelo de televisación de partidos a cambio de jugosos ingresos. Todo parece servido para que el fútbol argentino tenga el salto de calidad que tanto se le reclamaba con el inicio el viernes de la superliga, un cambio de paradigma para ponerse a la par de las ligas más grandes del mundo y dejar atrás décadas de improvisación y malas administraciones.

Algunos escépticos, no obstante, temen que la Superliga amplíe la hegemonía de los poderosos Boca Juniors y River Plate en desmedro de la paridad que marcaba al viejo modelo.

A partir de mayores ingresos televisivos proveniente de las empresas que adquirieron los derechos audiovisuales, los principales equipos irrumpieron en el mercado contratando futbolistas de jerarquía internacional. Mientras River fichó a Enzo Perez, jugador argentino que actuaba en el Valencia de España, el último campeón Boca fue capaz de incorporar al mediocampista colombiano Edwin Cardona, procedente del Monterrey de México.

ARCHIVO - En esta foto del 14 de mayo de 2017, los fanáticos aguardan por el inicio de un partido entre Boca Juniors y River Plate por la liga argentina en Buenos Aires. La temporada 2017-18 de la liga comienza el 25 de agosto de 2017. (AP Foto/Natacha Pisarenko, Archivo) © The Associated Press ARCHIVO - En esta foto del 14 de mayo de 2017, los fanáticos aguardan por el inicio de un partido entre Boca Juniors y River Plate por la liga argentina en Buenos Aires. La temporada 2017-18 de la liga comienza el 25 de agosto de 2017. (AP Foto/Natacha Pisarenko, Archivo)

Después de ocho años de transmisiones de partidos subvencionadas por el Estado, los derechos audiovisuales fueron adquiridos conjuntamente por las cadenas Fox y Turner a cambio de 4.000 millones de pesos anuales (200 millones de dólares aproximadamente). El nuevo contrato tendrá una vigencia de cinco años, con opción a renovarlo por cinco años más.

Boca y River destinaron gran parte de estos recursos a reforzar su plantilla, mientras la mayoría de los otros 25 equipos de primera división se vieron obligados a cancelar abultadas y añejas deudas.

Este nuevo rumbo también contempla un compromiso de la dirigencia de presentar declaraciones juradas mensuales donde conste la actualización de los pagos efectuados a los futbolistas. En los últimos años hubo importantes atrasos que obligaron al gremio de los jugadores a tomar medidas de fuerza. Esta vez, aquel club que incumpla con el pago de los haberes a sus planteles será castigado con quita de puntos de la tabla de posiciones.

Otra de las modificaciones reglamentarias comprende la ampliación del cupo de jugadores extranjeros a cinco lugares, de los cuales cuatro podrán estar en cancha. Este pedido de los clubes se debe a una mayor búsqueda de jugadores uruguayos, colombianos y paraguayos para reforzar a los equipos.

River, que también tiene la mira puesta en los cuartos de final de la Copa Libertadores, contrató a los uruguayos Marcelo Saracchi y Nicolás de la Cruz y al colombiano Santos Borré.

La liga local es la cuenta pendiente de Marcelo Gallardo, multicampeón con River fuera del país.

En vísperas al inicio del certamen, River entró en pánico por la tentadora oferta del Bayer Leverkusen por el goleador Lucas Alario. El club alemán podría pagar la cláusula de salida de 18 millones de euros, al igual que lo hizo el Zenit de Rusia para llevarse al otro goleador, Sebastián Driussi.

Los boquenses, por su parte, además de Cardona —quien se suma a sus compatriotas Wilmar Barrios, Frank Fabra y Sebastián Pérez— ficharon al uruguayo Nahitán Nández. El técnico Guillermo Barros Schelotto, contento porque pudo retener al goleador Darío Benedetto, pretende que la liga le sirva para moldear al equipo más competitivo de cara a la Libertadores de 2018.

En tanto que Racing Club trajo al delantero colombiano Andrés Ibargüen desde Atlético Nacional a cambio de cuatro millones de dólares, la compra más cara de su historia. Su clásico rival Independiente fichó al defensor hispano-venezolano Fernando Amorebieta.

Tigre-Lanús y Banfield-Belgrano abrirán la temporada el viernes. Un día después jugarán Defensa-Gimnasia, Colón-Rosario Central, Talleres-Lanús e Independiente-Huracán. Boca y River debutarán el domingo ante Olimpo y Temperley, respectivamente. También se disputará San Martín-Patronato, Atlético Tucumán-Godoy Cruz y San Lorenzo-Racing. El lunes chocarán Newells-Unión y Estudiantes-Arsenal. Se posterga el duelo entre los recién ascendidos Argentinos-Chacarita.

El campeón y los cuatro clubes que le siguen clasificaran a la Copa Libertadores 2019 y del sexto al undécimo puesto disputarán la Copa Sudamericana 2019. En tanto que los cuatro peores promedios descenderán a la segunda división.

El torneo se diputará en 27 fechas entre agosto de 2017 y mayo de 2018.

image beaconimage beaconimage beacon