Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atentado en Barcelona: confirman que el "cerebro" de la célula terrorista tenía orden de expulsión

logotipo de LA NACION LA NACION 22/08/2017

Abdelbaki es Satty, el líder religioso musulmán que es señalado como el reclutador de los jóvenes terroristas en la ciudad de Ripoll y como el cerebro de los atentados del jueves pasado en Barcelona , fue expulsado de España , pero nunca llegó a abandonar el país.

De acuerdo con lo publicado por el diario El Mundo, el imán fue objeto de una orden de expulsión de España que debía de cumplirse tras su salida de prisión en abril de 2014, donde había sido enviado por tráfico de droga. Pero más tarde un juez la dejó sin efecto al recurrir Es Satty la orden por protección de derechos internacionales.

Pese a que la Delegación del Gobierno denegó el recurso, el Juzgado número 2 de lo Contencioso de Castellón le dio amparo y le permitió continuar en España.

Abdelkabi es Satty debería haber sido expulsado del país el 29 de abril de 2014, cuando salió de la cárcel. Pero eso nunca ocurrió porque la defensa del religioso fue a la Justicia contencioso-administrativa y apelaron a la protección de los derechos internacionales de su defendido. Luego, fueron un paso más adelante y solicitaron el asilo de Es Satty en España, con fecha de 29 de noviembre de 2014.

De esta forma, el líder musulmán consiguió moverse con libertad en España y Europa pese a la existencia de una orden de expulsión contra él. De hecho, ayer Bélgica confirmó que el presunto líder de la célula de Ripoll estuvo en su país, pero no le realizaron seguimientos porque no se encontraba fichado policialmente.

Por este proceder de la Justicia, que no tuvo en cuenta que la radicalización dentro de la cárcel es un fenómeno habitual en la lucha antiterrorista, los derechos internacionales de Es Satty fueron resguardados y el clérigo de Ripoll pudo asentarse en la vivienda de Alcanar y usarla como sede para la célula terrorista.

Es Satty murió en la explosión de Alcanar que tuvo lugar la noche previa a los ataques de La Rambla y Cambrils. "El imán murió en la explosión en la cueva de Alcanar", anunció en conferencia de prensa el jefe de la policía catalana, Josep Lluis Trapero. "Los restos estaban ahí", agregó en alusión a la casa donde preparaban explosivos para los atentados pero explotaron por error la noche del 16 de agosto.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon