Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Avance de Le Pen en Francia: triunfó en las elecciones europeas

logotipo de Infobae Infobae 25/05/2014 Infobae
Le Pen 1170.jpg © Le Pen 1170.jpg Le Pen 1170.jpg

Tras hacerse públicas las primeras estimaciones de los resultados que dan al Frente Nacional (FN) alrededor del 25 por ciento y que podrían significar que en estos momentos es la primera fuerza nacional, la presidente de ese partido, Marine Le Pen, exigió al presidente francés, François Hollande, que disuelva la Asamblea Nacional y convoque elecciones legislativas.

"El presidente de la República debe tomar las medidas que se imponen para que la Asamblea vuelva a ser nacional, representativa del pueblo, y capaz de llevar a cabo la política de independencia que el pueblo ha elegido", proclamó.

Insistió en que "el pueblo soberano ha hablado fuerte y claro" para decir "que quería asumir las riendas de su destino" y que se aplique "la política de los franceses, para los franceses, con los franceses". "No quieren seguir siendo dirigidos desde fuera, someterse a leyes que no ha votado y obedecer a comisarios que no se han sometido al sufragio universal", añadió.

"Que se aplique la política de los franceses para los franceses"

Aseguró que el triunfo del domingo es "el primer paso" de lo que intuye "una larga marcha por la libertad" que permitirá a los franceses "recuperar su soberanía, liberarse de las ataduras de la austeridad y restablecer su identidad maltratada".

A partir de las estimaciones que por primera vez en unas elecciones de ámbito estatal sitúan a su partido como el primero del país, Le Pen apuntó que "los franceses han conferido al FN la formidable responsabilidad de aplicar la apuesta que han manifestado con su voto". "Es un inmenso honor", aseguró la dirigente antes de mostrarse convencida de que "sabremos ser dignos de esa misión".

Detrás del ultraderechista FN, quedaron la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP), con algo más del 20% de los votos y el Partido Socialista (PS) en el Gobierno quedó relegado a la tercera con un poco más del 14%.

El FN, que había conseguido un 6,3% de los sufragios en las anteriores elecciones europeas de 2009 con tres diputados, y cuyo anterior récord en este tipo de comicios era del 11,7 % en 1989, podría tener ahora entre 23 y 25 escaños del total de 74 que están en juego en Francia.

Ante el avance del FN, partido que ha sido calificado como xenófobo, el primer ministro francés, Manuel Valls, dijo que "un terremoto" y que las instituciones europeas, y los gobiernos, deben responder "muy rápido" para hacer todo lo posible por el crecimiento y el empleo.

"Este resultado es más que una nueva alerta, es un shock, un terremoto", advirtió el Gobierno

Valls, en una declaración a los franceses marcada por la emoción que dejaba traslucir su voz, reconoció que hay "una crisis de confianza" y anunció que va a continuar con las reformas que ha puesto en marcha desde que hace ocho semanas llegó al puesto de jefe del Gobierno.

"Este resultado es más que una nueva alerta, es un shock, un terremoto" porque ha puesto a la extrema derecha "netamente en cabeza", al tiempo que los partidos de gobierno han tenido un "resultado mediocre, en particular la mayoría y la izquierda".

El primer ministro socialista también culpó de ese estado de cosas a las instancias europeas: "Desde hace años se considera que Europa está demasiado distante y demasiado alejada de nuestras preocupaciones cotidianas. Europa ha decepcionado, es un hecho", consideró.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon