Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Avanza reforma a la ley de salud en EEUU

logotipo de Associated PressAssociated Press 04/05/2017 Por ALAN FRAM y ERICA WERNER, Associated Press

WASHINGTON (AP) — Los legisladores republicanos aprobaron el jueves en la Cámara de Representantes su propuesta de ley de salud, su paso más importante para desmantelar la ley conocida como Obamacare, una de las principales metas del presidente Donald Trump.

Los congresistas consiguieron la aprobación tras superar sus propias divisiones, que hundieron la propuesta hace seis semanas.

Vencidos, pero sin rendirse, los demócratas insistieron en que los republicanos pagarán el precio en las urnas por anular cláusulas fundamentales de la ley.

El presidente Trump elogió la aprobación en la Cámara de Representantes y dijo que está “muy confiado” en que también pasará en el Senado.

La medida fue aprobada por votación de 217-213. Todos los demócratas y la mayoría de los republicanos moderados votaron en contra. Una derrota habría sido políticamente devastadora para Trump y el presidente de la cámara baja Paul Ryan.

Pero la aprobación fue producto de un fuerte cabildeo de la Casa Blanca y líderes republicanos, además de modificaciones de última hora que consiguieron los votos que necesitaban.

"Muchos de nosotros estamos aquí porque nos comprometimos a emitir este voto precisamente", dijo Ryan. "¿Vamos a mantener las promesas que hicimos, o vamos a flaquear?", agregó.

La propuesta enfrenta ahora una suerte incierta en el Senado, donde incluso los legisladores republicanos dicen que probablemente requiere cambios importantes.

En un comunicado, el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell calificó la votación en la cámara baja como "un paso importante" para revocar la ley de salud de Obama, y dijo que "el Congreso continuará legislando para proporcionar más opciones y libertad en las decisiones de atención médica".

La enconada lucha por derogar y reemplazar la ley de salud que impulsó el ex presidente Barack Obama dominó los debates en el Congreso, incluso cuando se disponía a aprobar la asignación de 1 billón de dólares para mantener el gobierno federal en funcionamiento hasta septiembre.

Los republicanos prometieron anular la reforma de salud de Obama desde su promulgación en el 2010, pero este año _con Trump en la Casa Blanca y control pleno del Congreso_ es su primera oportunidad real de lograrlo.

No obstante, las encuestas muestran que el público rechaza las gestiones de anulación y un alza en la popularidad de la medida promulgada por Obama.

Los demócratas _opuestos sólidamente a la nueva propuesta_ dijeron que los republicanos pagarán el precio en las elecciones legislativas del año próximo.

“Si votas por esta medida, pasarás de moderado a radical”, dijo la líder de la minoría demócrata en la cámara baja, Nancy Pelosi, quien advirtió a los republicanos que los votantes van a castigarlos.

Ryan canceló en marzo la votación sobre la medida porque los conservadores descontentos decían que era demasiado débil, y los moderados dijeron que los recortes eran demasiado profundos.

El líder republicano abandonó un segundo intento de votación la semana pasada. Hasta el martes, The Associated Press contabilizaba 21 legisladores republicanos en contra, uno menos de la cifra que hubiera matado la iniciativa si todos los demócratas votaban “No”.

Durante las últimas semanas, el proyecto de ley fue modificado para atraer a los conservadores de línea más dura y a algunos legisladores republicanos de centro. En un movimiento táctico final, los líderes agregaron un modesto fondo de dinero para ayudar a cubrir el seguro de gastos médicos a personas con condiciones médicas preexistentes, una preocupación que ocasionó una rebelión casi fatal entre republicanos en días recientes.

image beaconimage beaconimage beacon