Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco Central Europeo recorta tasas de interés

logotipo de Associated PressAssociated Press 05/06/2014 Por DAVID McHUGHAssociated Press

FRANCFORT, Alemania (AP) — El Banco Central Europeo redujo dos importantes tasas de interés — una de ellas hacia territorio negativo — en un inusual paso que resalta la urgencia de sus gestiones para impedir que la economía de la eurozona caiga en deflación.

El presidente del banco, Mario Draghi, también anunció que se ofrecerán préstamos a largo plazo y bajas tasas de interés a los bancos hasta 2018, y que se realizarán los "trabajos preparatorios" para comprar préstamos a pequeñas empresas bajo la forma de bonos, una medida para otorgar más créditos a través de los mercados financieros.

Además, dejará de recolectar los depósitos semanales que apuntaban a contrarrestar los efectos monetarios de compras anteriores de bonos. Ello dejaría 175.000 millones de euros adicionales en el sistema financiero que los bancos teóricamente podrían usar para préstamos entre ellos o a otras empresas.

EL BCE redujo su principal tasa de interés, la tasa de refinanciamiento, de 0,25% a 0,15%. Además, rebajó la tasa que paga sobre dinero depositado por bancos de cero a menos 0,1%, con esperanzas de alentar a los bancos a prestar dinero en lugar de acumularlo.

La banca central europea está tratando de estimular la recuperación económica y elevar la inflación, que está en apenas 0,5%. La débil inflación ha creado temores de que la eurozona caiga en la deflación, una caída sostenida de los precios que puede estancar el crecimiento, pues consumidores y compañías demoran gastos en busca de precios bajos. La economía de la eurozona creció apenas 0,2% en el primer trimestre del año, y el desempleo sigue alto, en 11,7%.

Draghi dijo hace un mes que la junta planeaba dar pasos en la reunión de junio y que no estaba "resignada" a dejar que continuase la baja inflación. Basados en eso, los inversionistas han hecho bajar el euro en las últimas cuatro semanas, en anticipación de la política monetaria menos restrictiva, que tiende a debilitar la moneda. El euro cayó de 1,40 dólares a inicios de mayo a 1,36 dólares el jueves por la mañana.

image beaconimage beaconimage beacon