Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Barrio 20 de Junio, Isidro Casanova: en el corredor del miedo

logotipo de LA NACION LA NACION 06/08/2017

Le dicen el corredor del miedo. En el gigantesco municipio de La Matanza, por la ruta 3, hay barrios colonizados por barras bravas. Uno de ellos es el 20 de Junio, en Isidro Casanova, donde manda la hinchada de Almirante Brown, hoy casi anárquica, con facciones que se pelean a muerte desde hace años por el control de la tribuna y el territorio.

La silueta de los monoblocks y las pintadas negras y amarillas sirven de bienvenida. Dice una pared: "Cayuqueo. El 20". La leyenda permite identificar para quién jugará electoralmente al menos un sector de la barra de Brown. Heraldo Cayuqueo es el primer candidato a concejal en la boleta de Cumplir, el frente de Florencio Randazzo. Es, además, el jefe de la Uocra en La Matanza. No son nuevos sus acuerdos con barras: en 2015 cerró un trato con los muchachos de Deportivo Laferrère, quienes apostarán esta vez por el massista Julio Rubén Ledesma, un sindicalista mercantil que patrocina al club con el nombre del gremio en la camiseta.

En los últimos años la barra de Almirante Brown trabajó mayoritariamente para el ex intendente Fernando Espinoza. No fue sólo la interna del PJ lo que esta vez generó el cortocircuito.

Circulan versiones en La Matanza sobre una discusión entre los directivos del club y funcionarios municipales de la actual gestión, de Verónica Magario. Nada es casual: Randazzo cerrará el miércoles que viene su campaña con un acto en el estadio de Brown.

"Si la relación con Espinoza y Magario estuviera bien, olvidate que el club le facilita el estadio a Randazzo", argumenta un operador peronista del distrito.

Miguel Saredi, ahora candidato a concejal de Cambiemos, comprobó en carne propia los niveles de hostilidad que alcanzó la campaña. Una mujer que repartía boletas suyas fue agredida en Lomas del Mirador y él fue recibido con insultos en el barrio 20 de Junio. "Miguel, Macri me dejó sin asado", le gritaron al poner un pie en el territorio.

"Es un barrio pesado y cuesta entrar. La campaña está dura y picante", reconoce Saredi, un peronista que en 2015 fue massista y que hace unos años, cuando dirigía el Mercado Central, integraba el círculo íntimo del entonces secretario de Comercio kirchnerista Guillermo Moreno.

Saredi participó el jueves último de un encuentro en la Casa Rosada de Macri con sus candidatos a concejales. Planteó allí las dificultades que tiene en su distrito. "En los barrios no conocen a los candidatos, conocen al Presidente y a Vidal", dijo, realista.

En la previa a las elecciones legislativas de 2013, la barra de Almirante Brown fue protagonista de un ataque con piedras y huevos a una caravana que encabezaba Sergio Massa por el corazón de La Matanza. Aquel episodio nubló de terror la recta final de la campaña. Pasaron cuatro años, pero nadie garantiza que no vuelva a suceder. Mucho menos si una porción del territorio está colonizada por barras.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon