Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil: policía federal preocupada por ministro de Justicia

logotipo de Associated PressAssociated Press 29/05/2017 Por MAURICIO SAVARESE, Associated Press

SAO PAULO (AP) — El sindicato que representa a los investigadores de la policía federal de Brasil expresó el lunes su preocupación sobre cómo se manejarán las pesquisas anticorrupción bajo el mando del amigo personal del presidente Michel Temer, quien fue nombrado como nuevo ministro de Justicia.

Torquato Jardim, quien supervisará a los investigadores y a otros miembros del departamento de la policía federal, ha criticado previamente la llamada operación "Autolavado", que se ha expandido para incluir supuestos sobornos por parte de una compañía constructora a políticos de toda Latinoamérica.

Jardim fue designado el domingo como nuevo ministro de Justicia por Temer, quien es investigado por supuesta obstrucción de la justicia y corrupción. El respaldo en el Congreso para el impopular mandatario ha mermado ante la creciente presión para que deje el cargo. Temer niega haber cometido delito alguno y ha dicho que no renunciará.

El sindicato dijo la noche del domingo en un comunicado que sus miembros no tenían idea de que Temer fuera a designar a Jardim. Añadió que el cambio de titulares en el ministerio de Justicia "genera preocupación e incertidumbre ante la posibilidad de interferencia en el trabajo que realiza la policía federal".

Jardim es el tercer ministro de Justicia de Brasil en alrededor de un año, y en el pasado reciente criticó las investigaciones, operativos y estrategias de la policía federal.

Reemplaza a Osmar Serraglio, quien también fue criticado en el pasado por el sindicato de investigadores de policía. Había reportes de que Serraglio asumiría el cargo previo de Jardim como ministro de Transparencia, pero Temer aún no lo confirma. Empleados de varias oficinas del Ministerio de Transparencia colocaron letreros y pancartas en los que protestan la posible designación de Serraglio.

Serraglio había estado bajo presiones para renunciar tras ser vinculado a una pesquisa de corrupción en el negocio de la carne, pero se mantuvo en el cargo hasta que Temer decidió nombrar a Jardim. El mandatario no dio alguna explicación sobre el cambio.

Hasta hace algunos años, Jardim era miembro de la principal corte electoral del país, que el 6 de junio comenzará un juicio en el que podría destituir a Temer por cargos de financiamiento ilegal de campaña, así como despojarle a la ex presidenta Dilma Rousseff su derecho a postularse a la presidencia hasta por ocho años.

El juez del Supremo Tribunal Federal Gilmar Mendes, quien funge como presidente de un panel de siete magistrados de la corte electoral, dijo el lunes que no depende de los jueces resolver la crisis política en el país.

"El juicio será sobre asuntos de legalidad", recalcó Mendes, quien ha sido amigo personal de Temer desde hace varias décadas. El juez dijo que no sería sorprendente si uno de los miembros del tribunal decidiera revisar el caso, lo que detendría las sesiones por tiempo indefinido.

Mendes defendió la designación de Jardim para el ministerio de Justicia, de quien dijo "es muy respetado y sin duda hará un buen trabajo".

La incertidumbre política ha empeorado las proyecciones de la economía brasileña, que está hundida en su peor recesión en varias décadas. Un reporte del banco central mostraba pesimismo en varios frentes, entre ellos el crecimiento, la inflación y la paridad cambiaria.

image beaconimage beaconimage beacon