Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Buscan detener redadas de Arpaio a negocios

logotipo de Associated PressAssociated Press 18/06/2014 Por JACQUES BILLEAUDAssociated Press

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — Defensores de los derechos de los inmigrantes presentaron el miércoles una demanda impugnando las redadas a negocios por parte de una agencia policial de Arizona en que han arrestado a cientos de inmigrantes no autorizado bajo cargos de usar identificaciones falsas o robadas para obtener empleo.

La demanda contra Joe Arpaio, jefe de la Policía del Condado Maricopa, alega que la entidad se ha centrado en los inmigrantes no autorizados, mientras que sólo se ha presentado cargos contra un número pequeño de empresas por contratación ilegal.

Los demandantes no buscan una compensación en dinero, sino que piden a un juez federal que determine que una ley estatal que prohíbe que empleadores contraten inmigrantes no autorizados es discriminatoria y contraria a la ley federal. También solicitan una orden judicial que prohíba a Arpaio aplicar esa ley.

La Policía del Condado Maricopa, única agencia policial en el estado que ha realizado redadas en negocios para aplicar la ley de empleo, ha registrado 83 redadas a empresas desde que entró en efecto la ley en 2008, lo que llevó al arresto de más de 700 inmigrantes que estaban en el país sin permiso y de tres gerentes. Sólo tres de los 144.000 negocios privados han presentado demandas civiles contra ellas.

Arpaio prometió continuar las redadas, a pesar de las alegaciones de la demanda en el sentido de que la táctica es discriminatoria. Para él no hay diferencia entre quien roba identidades para quedarse con el dinero de otra persona y quienes utilizan identificaciones falsas o robadas para trabajar.

"Es una violación a la ley robar la identidad de otra persona", señaló Arpaio. "No me importa cuál sea la razón".

Defensores de los derechos de inmigrantes se reunieron el miércoles al mediodía frente a la Policía de Maricopa con carteles que decían "No más redadas", acompañados de un burdo retrato de Arpaio sosteniendo un garrote o una espada.

Las redadas son un elemento crucial de los esfuerzos contra la inmigración ilegal que llevan el sello de Arpaio. Hace un año, un juez federal determinó que la Policía de Maricopa ha discriminado sistemáticamente a los hispanos en sus patrullajes de rutina. Arpaio negó enérgicamente la decisión de juez y presentó una apelación.

La ley de empleo fue aprobada en momentos en que el tema de la inmigración no autorizada había alcanzado un punto de ebullición política y los que apoyan medidas dura contra los inmigrantes no autorizados la emprendieron con las empresas, a las que culpan de alimentar los problemas fronterizos del país.

image beaconimage beaconimage beacon