Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Café para pocos

logotipo de Infobae Infobae 08/06/2014 Luis Beldi

En un barrio medio, el pocillo puede costar entre $18 y $22. En los bares de las zonas top, puede costar hasta $32. Y si se pide una taza de una mezcla con "blend" el precio puede rozar los $70. El problema viene de Brasil, donde la cosecha cayó 18% por la falta de lluvias y empujó los precios internacionales del café en casi 50% en lo que va del año. Para colmo, Vietnam, el otro productor de café para la franja de consumo de menos recursos, padeció un retroceso en su producción. Las grandes cadenas internacionales como Starbucks tuvieron que absorber parte de esos aumentos porque no podían trasladarlos con semejante magnitud al público. La ventaja de estas cadenas es que el café representa apenas 10% de sus costos, el resto es el pago de licencias, merchandising, alquiler de locales, sueldos de personal, etc. En la Argentina, el problema que se plantea es más complicado. El café se va a pagar más caro no solo por la suba de los precios internacionales, sino porque la Secretaría de Comercio está autorizando con cuentagotas los permisos para importar el grano verde, la materia prima que la Argentina no produce. Por otra parte, en las góndolas una de las marcas más importantes de café entró en el programa "precios cuidados" e impide que suban las de la competencia que están trabajando a pérdida y pidiendo reuniones urgentes con el secretario de Comercio. Si sirve de consuelo, en Australia y Estados Unidos, la tasa de café subió 15 por ciento y el pocillo lo deben pagar alrededor de 4,5 dólares promedio.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon