Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Canelo vs. Triple G: “una pelea de verdad”

logotipo de Associated PressAssociated Press 20/06/2017 Por ERIC NÚÑEZ, Associated Press

NUEVA YORK (AP) — “Una pelea de verdad”.

Así es como el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, Gennady Golovkin y sus promotores catalogan el combate que protagonizarán por la supremacía del peso mediano el 16 de septiembre en Las Vegas.

Y los dos no ocultan su desdén respecto al “otro evento”: el retorno de Floyd Mayweather frente al campeón de artes marciales mixtas Conor McGregor, pautado el mes previo en la misma ciudad.

“Me tienen sin cuidado”, declaró el promotor Oscar De La Hoya el martes. “El que sea tres semanas antes de una cita el 16 de septiembre entre dos grandes campeones no afecta en lo absoluto. Si la gente quiere ver una pelea en serio, deberán sintonizarse el 16 de septiembre”.

No hay duda alguna que el enfrentamiento entre McGregor y Mayweather, de vuelta a los tinglados tras un retiro que duró dos años, despierta enorme intriga.

Pero la Álvarez-Golovkin es la pelea más trascendental —y que promete más acción— desde que Mayweather derrotó por decisión a Manny Pacquiao en 2015.

Lo tiene todo. Los dos están en el apogeo de sus carreras. “Triple G” se presenta con un récord invicto y Canelo solo ha perdido una vez, ante Mayweather hace cuatro años. Ambos son noqueadores por excelencia.

Era la pelea que se pedía a gritos desde hace mucho tiempo. El kazajo Golovkin (37-0, 33 nocauts) expondrá sus coronas del peso mediano ante Álvarez (49-1-1, 34 nocauts). El combate se hizo realidad una vez que Golovkin venció por puntos a Danny Jacobs —su primera por decisión a 12 asaltos— y Álvarez vapuleó a Julio César Chávez Jr. a inicios de este año.

“La gente quería ver esta pelea y por eso es que la hicimos, por el gusto de la afición”, dijo Canelo, el ídolo mexicano que debió soportar los cuestionamientos sobre si estuvo rehuyéndole a enfrentar a Golovkin.

“No me molesta porque la realidad entre comillas es que tardó mucho porque peleas de esta magnitud duran como 6 u 8 años y, prácticamente, esta pelea duró un año y medio en hacerse”, señaló Álvarez en una entrevista con The Associated Press. “Así se deben hacer las peleas para que se hagan interesantes, para que la gente tenga una buena pelea”.

Más agudo sobre Mayweather-McGregor, Golovkin habló de “pura farándula”.

“Conor no es boxeador, es un peleador de UFC”, añadió. “Eso es un gran espectáculo comercial. Eso no es boxeo y la gente entiende que, si de verdad quiere una verdadera demostración de boxeo, un clásico, la fecha es el 16 de septiembre”.

Una diferencia significativa entre Álvarez y Golovkin está en sus edades.

Álvarez tiene 26 años, nueve más joven que “Triple G”.

Cuando enfrentó a Mayweather en 2013, Álvarez se vio abrumado por la astucia y estilo escurridizo de su rival. Ahora, considera que llega con el punto de madurez ideal para una pelea de semejante magnitud.

“Con Mayweather era muy joven. No tenía la experiencia que tengo hoy, la madurez que tengo en el cuadrilátero, el peleador completo que soy”, señaló Álvarez. “Creo que fue muy diferente. Tenía 22, 23 años en esa pelea, era un poco inmaduro en el boxeo para enfrentar a un Mayweather, pero lo enfrentamos y pasó lo que pasó. Pero me enseñó mucho, porque aprendí muchas cosas. Aprendí fuera y dentro del cuadrilátero. Me motivó más todavía. Yo siempre dije que quería ser el mejor y ahora soy el mejor”.

La diferencia de edad no parece inmutarle a Golovkin: “Me siento que tengo 25. Estaré a mi mejor nivel el 16 de septiembre. Será algo fantástico para el boxeo”.

Tendrán tres meses antes de subir al tinglado del T-Mobile de Las Vegas, donde Golokvin peleará por primera vez.

El mexicano Saúl "Canelo" Álvarez, seis veces campeón mundial, durante una entrevista con miras a su pelea contra el monarca mediano Gennady Golovkin, el martes 20 de junio de 2017, en las oficinas de The Associated Press en Nueva York. (AP Foto/Kathy Willens) © The Associated Press El mexicano Saúl "Canelo" Álvarez, seis veces campeón mundial, durante una entrevista con miras a su pelea contra el monarca mediano Gennady Golovkin, el martes 20 de junio de 2017, en las oficinas de The Associated Press en Nueva York. (AP Foto/Kathy Willens)

Triple G viene de una apretada pelea contra Jacobs, y el kazajo asegura que haber llegado al límite contra un rival con fuerte pegada le acabará ayudando ante Canelo.

“Necesitaba una pelea como la que tuve contra Danny. Llegar a los 12 rounds”, dijo Golovkin. “Necesitaba esa experiencia de una decisión. Necesitaba una decisión para demostrar que es la segunda vía (además de ganar por nocaut)”.

Álvarez no anticipa que los jueces deberán terciar en septiembre.

“Es muy probable que haya un nocaut por la pegada de los dos, por el estilo de los dos”, señaló Álvarez. “Y obviamente el resumen es que me van a levantar la mano al final de la pelea”

Lo otro es que ambos se perciben como paladines y que esta pelea va más allá de los cinturones de campeón.

“Creo que han habido grandes peleadores en México, grandes leyendas en México. Y mis respetos para ellos”, dijo Álvarez. “Creo que cada peleador tiene su historia. Estoy haciendo la mía. Esta es mi era y estoy haciendo mi historia y seré historia en el deporte. Estoy en el camino, pero a mis 26 años he hecho algunas de las más grandes peleas y he roto récords. Ya estoy en la historia, pero me faltan muchas cosas por hacer y y no pienso desaprovechar ni una sola oportunidad”.

Golovkin tampoco quiere dejar escapar la oportunidad que tanto ansió.

“Este es algo especial para los dos”, dijo. “Somos héroes nacionales y héroes del boxeo... Sé que Canelo es un héroe en su país y su ciudad (Guadalajara), y compartimos la misma situación. Cuento con un gran aliento, no solo de mi país, sino de todo el mundo”.

___

Eric Núñez en Twitter: https://twitter.com/EricNunezAP

image beaconimage beaconimage beacon