Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caputo prometió estabilidad y llamó a los empresarios a acelerar las inversiones

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

El del ministro de Finanzas, Luis Caputo, no fue un mensaje de números ni de datos. Ante un centenar de empresarios y ejecutivos de multinacionales convocados por la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el hombre a cargo de la estrategia financiera del país y responsable de uno de los mayores logros del Gobierno, como fue la reestructuración de la deuda en default, buscó inspirar a inversores a apostar por el país. Y, sobre todo, erradicar la gran duda que sobrevuela en prácticamente todas las conversaciones privadas: si el cambio que propone el actual gobierno podrá o no mantenerse.

"Me sumé a este proyecto porque quería hacer algo por mi país y porque tenía la sospecha de que podíamos estar ante un cambio histórico. Hoy tengo la convicción absoluta de que estamos frente a un cambio histórico; no tengo dudas de que la Argentina va a ser la estrella de la región por las próximas décadas", comenzó Caputo, ante un salón lleno.

"Cuando hablo con amigos -admitió-, veo que sigue el escepticismo; eso lo disputo fuertemente. Dicen: «Ésta ya la vimos». Pero yo les digo: «Ésta no la vimos». Nunca hubo tanta gente dentro y fuera del Gobierno comprometida por hacer un país mejor. Nunca hubo dentro del Gobierno tanta gente honesta, cuyo único objetivo sea tener un país mejor. Nunca hubo tanta gente fuera: desde fiscales hasta ustedes invirtiendo. Estamos en las antípodas de lo que ha sido la historia".

El respaldo del mundo financiero es, desde el año pasado, evidente. Pero, pese al excelente resultado que obtuvo el Gobierno en las elecciones primarias, el voto de confianza de los hombres de negocios todavía es tímido. La ola de inversiones que, confió el macrismo, podía llegar a conseguir en el comienzo de su gestión todavía se muestra mansa. La realidad es que hay más anuncios que desembolsos concretos.

Caputo buscó precisamente hablarles a todos ellos, ya no con retos, sino transmitiéndoles un mensaje de confianza. E hizo referencia al reclamo de justicia y de penalización de la corrupción que existe en la sociedad. "Vinimos de 70 años de una degradación política, de la Justicia, de nuestros valores. La corrupción de los últimos 10 años no aparece de casualidad ni de un día para el otro, es la consecuencia de esos 70 años", dijo el ministro, quien aseguró que "la Justicia debe encargarse de terminar con esa impunidad. De nuestro lado está claro que la Argentina del desfalco se terminó. Sin duda estamos yendo por el camino correcto", sentenció.

Alineado, el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, pasó un mensaje durante el encuentro para quienes sacaron rédito de la corrupción de la banca pública. "Voy a ser muy firme para procesar a todos los funcionarios del banco que cometan estos desatinos, pero también vamos a combatir a los privados que paguen. En el Banco Nación no hace falta aceitar ningún proceso", ironizó. Según confió luego en diálogo con LA NACION, el banco público acaba de contratar una empresa para canalizar las denuncias de corrupción que surjan en la entidad.

Caputo también respondió a quienes piden que el Gobierno imprima mayor velocidad a los cambios. Y aseguró a los empresarios que la velocidad a la que se llegue a la meta dependerá de la colaboración de todos. "Todos acá somos actores principales, no hay actores de reparto. La gente que nos vota son actores principales; los inversores, porque son los que nos financian, y ustedes, porque son los que invierten. Hay empresarios que nos han acompañado desde el día uno, otros que se han acoplado con el correr del tiempo; otros, con el correr de las PASO, pero la realidad es que los necesitamos a todos. Porque cuantos más seamos, más rápido vamos a llegar", dijo.

Casi como un líder espiritual ante un auditorio incrédulo, Caputo azuzó: "Es una oportunidad que no podemos dejar pasar", concluyó.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon