Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Centro de convenciones en Houston atestado por damnificados

logotipo de Associated PressAssociated Press 29/08/2017 Por NOMAAN MERCHANT, Associated Press

HOUSTON (AP) — Con más huéspedes que catres, algunas personas dormían en sillas o en el piso. La gente colgaba toallas y ropa mojada en la base de los soportes del techo. Policías montaban guardia en varias entradas. Afuera, decenas de personas aún despiertas estaban paradas con sus mascotas e intercambiaban cigarrillos.

Muchas personas que escaparon de las crecidas y los aguaceros causados por Harvey arribaron el lunes por la noche al Centro de Convenciones George R. Brown en autobuses y camiones, incluso cuando los albergados en la instalación excedían ya la capacidad de 5.000. La segunda noche en el centro fue mucho más ruidosa, más atestada y, en ocasiones, más caótica, y más personas arribaron el martes.

En un momento dado, policías asistieron a dos hombres que yacían inconscientes delante de una salida. Los hombres se habían drogado y se recuperaron en una hora.

La frustración aumentaba en algunas partes, más de tres días después que Harvey azotó la costa de Texas como huracán de categoría 4 antes de transformarse en una tormenta tropical que sigue desplazándose por el Golfo de México y que se presume volverá a tierra en los próximos días. Una mujer dijo que ella solamente había recibido una ración de comida el lunes mientras veía a otros recibir varias.

Otra persona, Kevin Perkins, dijo que había dormido en el suelo y que se sintió acosado por los policías en el centro.

"Es un infierno”, dijo Perkins. Sacudió la cabeza y se alejó caminando mientras el alcalde de Houston Sylvester Turner, en una visita al centro, se acercaba al sitio donde él estaba parado.

"Todas mis cosas están dañadas. No tengo ropa, ni zapatos, nada”, dijo.

El escándalo adentro eventualmente cesó, cuando miles de personas se fueron a dormir. Unas 9.000 personas estaban en el centro de convenciones para el martes por la mañana, dijo la Cruz Roja. Habiéndose acabado los catres, algunas dormían sobre toallas, mantas y pedazos de cartón.

Harvey arrojará más lluvias el martes en una ciudad vapuleada por inundaciones en calles y barrios. La demanda de albergue en el centro va a aumentar, incluso aunque se abrió un nuevo refugio el lunes por la noche y las autoridades municipales ponderaban abrir otros más.

image beaconimage beaconimage beacon