Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chile: tribunal evalúa proyecto que despenalizaría aborto

logotipo de Associated PressAssociated Press 18/08/2017 Por EVA VERGARA, Associated Press

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El Tribunal Constitucional de Chile evalúa si un proyecto de ley que despenalizaría el aborto en tres causales es viable en el marco de la constitución.

El tribunal, cuyo dictamen será inapelable, escuchó a unas 130 organizaciones y personas que apoyan el tema durante las últimas 48 horas. El viernes llegó el turno al oficialismo —que apoya el proyecto— y a la oposición conservadora.

Chile es un país mayoritariamente conservador. En América Latina, sólo esta nación prohíbe el aborto junto a El Salvador y Nicaragua. Chile aprobó el divorcio hasta 2004 y la unión legal entre parejas del mismo sexo en 2015.

El proyecto fue impulsado por la presidenta Michelle Bachelet y despenalizaría el aborto si: está en peligro la vida de la madre, si el feto es inviable y en caso de embarazo por violación.

Actualmente el aborto se castiga con penas de cinco años o más y se extiende al personal médico o parteras ilegales.

No hay cifras confiables que registren el número de abortos practicados anualmente en Chile pero algunas estimaciones de legisladores calculan entre 30.000 y 100.000.

El proyecto de Bachelet fue aprobado en el Congreso en julio, pero senadores conservadores acudieron al Tribunal para que en la práctica actuara como tercera cámara. La oposición ha utilizado esta táctica con anterioridad y le ha dado resultados a su favor.

El abogado Miguel Ángel Fernández, a nombre de esos senadores, afirmó que la exigencia constitucional de proteger la vida del que está por nacer no permite la “eliminación o descarte” del feto.

A su vez, Angela Vivanco, en representación de diputados opositores, alegó que el proyecto tiene varias discriminaciones, “como considerar que un hijo cuando es producto de una violación no merece vivir, que un hijo cuando va a morir pronto, no merece vivir”.

Del lado del oficialismo, el abogado Francisco Zúñiga aseveró que “aquí no hay un desprecio por la vida, no hay la consagración de un derecho al aborto”, y agregó que “ni el gobierno ni el legislativo avalarían ésa posibilidad”.

La izquierda chilena aún debe librar batallas para lograr la aprobación de proyectos de ley como éste, pero los avances han sido notables. A principios de este mes, la Corte Suprema otorgó la custodia de sus dos hijos mellizos a un padre gay y a su pareja.

Sin embargo, otros proyectos de Bachelet podrían quedarse estancados, ya que en noviembre habrá elecciones presidenciales y se modificará la bancada del poder legislativo. Entre los proyectos que casi con certeza quedarían pendientes para el próximo gobierno están el de Identidad de Género y el de matrimonio igualitario.

El aborto terapéutico fue legal en Chile entre 1931 a 1989, cuando la dictadura militar de Augusto Pinochet lo eliminó.

image beaconimage beaconimage beacon