Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ciudadana de EEUU detenida por agentes de inmigración

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/05/2017 Associated Press

SAN BERNARDINO, California, EE.UU. (AP) — Una mujer en California dio los primeros pasos para presentar una demanda contra funcionarios federales y de un condado tras ser detenida por las autoridades de inmigración para ser deportada, pese a que es ciudadana estadounidense.

Guadalupe Plascencia, una peluquera de 59 años, presentó una queja contra la comisaría del condado de San Bernardino y contra el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, reportó el viernes Los Angeles Times (http://lat.ms/2qjFDE9).

Plascencia fue arrestada en marzo por no declarar en una causa en el 2007. Se le pidió que firmase documentos en los que reconocía que agentes de inmigración inquirieron sobre ella y, al salir de la cárcel al día siguiente fue detenida por agentes de inmigración.

Quedó en libertad luego que su hija mostró su pasaporte. No estaba claro cuántas horas se pasó Plasencia en detención.

La queja se produce en momentos en que el presidente Donald Trump cumple promesas de campaña de intensificar las detenciones de inmigración.

La agencia de inmigración declinó comentar sobre el caso de Plasencia, diciendo que los funcionarios tienen prohibido discutir detalles relacionados con estadounidenses.

Pero ICE dijo en una declaración que los agentes de inmigración “nunca actuarían a sabiendas para detener a un individuo si existe evidencia de que esa persona tiene la ciudadanía estadounidense”.

El alguacil del condado San Bernardino, Ruben Perez, dijo que los agentes de inmigración hicieron el pedido de que se detuviera a Plasencia el día que ésta iba a ser excarcelada. Cuando ella se disponía a salir de la cárcel donde estaba en el este de Los Angeles, fue detenida por os agentes, dice Plasencia.

Dijo que les dijo reiteradamente a los agentes que ella are ciudadana estadounidense y les enseñó su licencia de conducción de California cuando fue arrestada.

“Me sentí impotente, como si no fuese nadie”, le dijo al periódico. “Aquí hablan de derechos ... en ese momento me di cuenta de que no tenemos derechos”.

image beaconimage beaconimage beacon