Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colombia: continúa evaluación de daños materiales en Mocoa

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/04/2017 CÉSAR GARCÍA, Associated Press

BOGOTÁ (AP) — Este miércoles inició la evaluación de más de 150 viviendas afectadas por la avalancha que hace 12 días destruyó parte de Mocoa, una población al sur de Colombia con 42 mil habitantes.

Hasta el momento este desastre natural ha dejado un saldo de 320 víctimas —118 menores de edad— y 332 heridos.

Del total de fallecidos, 269 han sido entregados a sus familias pero 54 han sido inhumados porque sus allegados no los reclamaron.

Un equipo de diez ingenieros expertos en patología de infraestructura ya está en la zona verificando el estado actual de las viviendas. El proceso seguirá adelante en los más de 30 barrios que fueron afectados por la avalancha, informó la Unidad Nacional de Riesgo. Se calcula que hay más de 1.200 predios afectados.

El próximo lunes se reanudarán las actividades escolares que se vieron afectadas por la tragedia y se habilitarán varios lugares para recibir a los 18 mil estudiantes volverán a la escuela.

Desde la noche del martes se reinició el servicio de luz y energía en Mocoa. Se espera que muy pronto se haga lo mismo con el agua.

Asimismo, el miércoles prácticamente finalizó una campaña de vacunación en la que se atendió a casi 20 mil personas y se aplicaron 42.404 dosis contra hepatitis A, tétanos y fiebre amarilla. La campaña también atendió a diversos animales y se administraron 891 dosis, especialmente a gatos y perros. En siete albergues continuará la jornada de vacunación de manera preventiva.

También seguirá en pie la atención psicosocial para los afectados. Hasta ahora se han atendido 874 casos individuales y más de dos mil de manera grupal. Todo gracias al apoyo de 45 profesionales expertos en psicología y psiquiatría.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien en la víspera visitó por quinta vez la zona afectada, señaló que Colombia estará alerta en más de 300 de los 1.008 municipios colombianos por deslaves y un incremento de las lluvias previstas para los próximos dias.

Mientras inauguraba un puente destruido por el alud de lodo que alcanzó a Mocoa, Santos dijo que en las próximas semanas se prevé un aumento de las precipitaciones en todo el país, con excepción de la zona Caribe y llamó a los líderes locales a activar los mecanismos de gestión de riesgo para evitar inconvenientes de última hora.

Las vías de acceso a Mocoa ya están habilitadas por completo y se espera que en menos de una semana se habiliten tres puentes con ayuda de ingenieros del ejército colombiano. Así lo confirmó a The Associated Press Carlos Iván Márquez, jefe de la unidad nacional de riesgo.

Ahora, uno de los grandes objetivos del gobierno en Mocoa es limpiar los escombros que ha dejado la avalancha, incluidas numerosas piedras encastradas en medio de casas y árboles de más de diez metros que aún está atravesados en algunas de las 142 cuadradas inundadas. De éstas, 92 ya han sido despejadas, aseguró Santos.

Unas 150 toneladas de ayuda humanitaria aún son repartidas entre los miles de damnificados, muchos de ellos instalados en albergues. Se estima que unas seis mil familias fueron víctimas del alud.

Santos informó que se empezarán a repartir subsidios para alquiler de viviendas y reconstrucción de negocios y pidió a los colombianos que ya pueden dejar de enviar ayuda humanitaria a partir de este jueves, porque ya hay suficientes insumos para atender a los damnificados.

image beaconimage beaconimage beacon