Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Combates esporádicos en Mosul tras anuncio de la victoria

logotipo de Associated PressAssociated Press 11/07/2017 Por BRAM JANSSEN

MOSUL, Irak (AP) — Los combates esporádicos continuaban el martes en Mosul, incluso después de que el gobierno iraquí declarase una “victoria total” sobre el grupo Estado Islámico en la ciudad.

Al menos un ataque aéreo golpeó la Ciudad Vieja, donde se registraron las duras batallas finales contra la milicia radical.

Una columna de humo se alzaba desde el lugar atacado, mientras el grupo EI lanzaba morteros cerca de las posiciones iraquíes y se oían disparos de armas pesadas en el extremo occidental del casco viejo.

La situación subrayaba el riesgo que seguían planteando los milicianos después de que las fuerzas iraquíes dijeran haber recuperado el pleno control de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, tres años después de que fuera tomada por extremistas decididos a construir un califato global.

Por su parte, Amnistía Internacional publicó un reporte afirmando que el conflicto en Mosul ha creado una “catástrofe civil” en la que los extremistas impusieron desplazamientos forzosos, mataron a gente tras juicios sumarios y emplearon escudos humanos. El informe también documentaba infracciones de las fuerzas iraquíes y de la coalición que lidera Estados Unidos.

“La escala y la gravedad de la pérdida de vidas civiles durante la operación militar para recuperar Mosul debe reconocerse de forma pública e inmediata al más alto nivel del gobierno en Irak y en los estados que forman parte de la coalición liderada por Estados Unidos”, Lynn Maaluf, director de investigación de Amnistía para Medio Oriente.

El informe, que cubre los primeros cinco meses de este año, señaló que los combatientes de la milicia extremista trasladaron a los civiles con ellos por la ciudad, impidiendo que escaparan y creando zonas de combate con una gran población civil, y que “las fuerzas iraquíes y la coalición liderada por Estados Unidos no se adaptaron a sus tácticas”.

Las fuerzas iraquíes y la coalición internacional “siguieron utilizando armas explosivas poco precisas con amplias áreas de efecto en entornos urbanos de alta densidad de población”, afirmó Amnistía, añadiendo que algunas de las infracciones podrían suponer crímenes de guerra.

El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, declaró el lunes por la noche la “victoria total” en Mosul, tras casi nueve meses de batalla con milicianos del grupo EI. Rodeado por la cúpula militar en una pequeña base al borde del casco viejo, Al Abadi dijo que “este gran día de celebraciones coronó las victorias de los guerreros y los iraquíes en los últimos tres años”.

Sin embargo, el mandatario también aludió a la brutalidad del conflicto, señalando que el triunfo se había alcanzado “con la sangre de nuestros mártires”.

Mosul cayó ante el grupo EI en cuestión de días en 2014, mientras que la campaña para recuperar la ciudad, iniciada en octubre, ha durado casi nueve meses.

La batalla asestó un gran golpe al califato que había declarado el grupo EI sobre el territorio que controlaba, pero también supuso miles de muertos, dejó barrios enteros en ruinas y desplazó a casi 900.000 personas de sus hogares.

___

La periodista de Associated Press Susannah George en Irbil, Irak, y Maamoun Youssef en El Cairo contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon