Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comienza a bajar inundación en Houston, pero Harvey no cesa

logotipo de Associated PressAssociated Press 30/08/2017 Por NOMAAN MERCHANT y JUAN LOZANO, Associated Press

HOUSTON (AP) — Las inundaciones a causa de Harvey comenzaron a bajar de nivel en gran parte del área de Houston, y el sol se asomó nuevamente el miércoles como un rayo de esperanza para la asediada ciudad, incluso mientras la tormenta arremetía nuevamente contra tierra firme en las comunidades del este de Texas, cerca de los límites con Luisiana.

En tanto, el alcance de la devastación que provocó el huracán tomó una nueva perspectiva una vez que comenzó a bajar el nivel de las fangosas aguas verdes, dejando al descubierto algunos cadáveres.

La cifra de muertes confirmadas subió a 23, incluyendo los seis miembros de una familia —cuatro de los cuales eran menores de edad— cuyos cuerpos fueron recuperados el miércoles de una vagoneta que fue arrastrada por la corriente hacia un arroyo.

Las autoridades investigan al menos 17 fallecimientos más para determinar si están relacionados a la tormenta.

“Desafortunadamente, parece que nuestros peores pensamientos se están cumpliendo”, dijo el jefe de policía del condado Harris, Ed Gonzalez, después de que localizaron la vagoneta debajo de 3 metros (10 pies) de aguas fangosas.

Aunque parece que mejoran las condiciones en la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, luego de las históricas lluvias de hasta 121 centímetros (4 pies), las autoridades advirtieron que la crisis en la región está lejos de terminar. De hecho, la tormenta viró hacia el este de Houston, cerca de la frontera con Luisiana.

Beaumont y Port Arthur, Texas, luchan con el creciente nivel de las inundaciones y trataban para evacuar a sus residentes después de que Harvey completara su vuelta en “U” en el Golfo de México y tocara tierra el miércoles por segunda ocasión en seis días. Golpeó el suroeste de Luisiana como tormenta tropical, con fuertes lluvias y vientos de 72 kilómetros por hora (45 mph).

Los meteorólogos pronosticaron que un debilitado Harvey se degradará a depresión tropical hacia la noche del miércoles o las primeras horas del jueves, y se disipará por completo en tres o cuatro días.

Pero aún cuenta con lluvia suficiente para extender los daños. Se pronostican entre 10 y 20 centímetros (4 a 8 pulgadas) de precipitaciones desde los límites entre Texas y Luisiana hasta Tennessee y Kentucky hasta el viernes. Algunas áreas podrían recibir hasta 30 centímetros (1 pie) de lluvia, aumentando el riesgo de más inundaciones.

Para gran parte del área de Houston, los meteorólogos afirman que la lluvia prácticamente llegó a su fin.

“Tenemos buenas noticias”, dijo Jeff Lindner, meteorólogo para el Distrito del Control de Inundaciones del Condado Harris. “Los niveles de agua van en descenso”.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, dijo que los dos aeropuertos principales de la ciudad comenzarán a operar hacia la tarde del miércoles.

___

Los periodistas de Associated Press Frank Bajak, Matt Sedensky y Michael Graczyk en Houston; Diana Heidgerd y David Warren en Dallas; Seth Borenstein en Washington; Paul J. Weber en Austin, Texas; y Tammy Webber en Chicago contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon