Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comisión electoral francesa investigará ciberataque a Macron

logotipo de Associated PressAssociated Press 06/05/2017 Por PHILIPPE SOTTO, JOHN LEICESTER y RAPHAEL SATTER, Associated Press

PARÍS (AP) — La comisión electoral de Francia indicó el sábado que "una cantidad considerable de información” _incluida alguna de carácter falso_ fue filtrada a las redes sociales luego de un ciberataque contra el equipo de campaña del candidato presidencial centrista Emmanuel Macron.

La comisión exhortó a los ciudadanos a que no retransmitan la información en las redes sociales para proteger la integridad de los comicios franceses.

La agencia gubernamental de seguridad cibernética de Francia investigará el hackeo, según un funcionario que señaló que esa violación al parecer fue “muy grave”.

La filtración ocurrió 36 horas antes de la crucial segunda vuelta electoral del domingo en la que se disputarán la presidencia Macron, de 39 años, y la candidata de ultraderecha Marine Le Pen, de 48, y justo cuando comenzaba una veda de campaña de dos días para permitir que los electores puedan reflexionar sobre su decisión en las urnas.

La votación comenzó el sábado en los territorios franceses en ultramar y algunas embajadas en el extranjero.

Los documentos filtrados al parecer tienen contenido ordinario y se desconoce quiénes fueron los perpetradores. Tampoco se sabe si la difusión de esos textos mellará la gran ventaja que según las encuestas Macron tiene sobre Le Pen antes de los comicios.

La comisión electoral se reunió el sábado después de la filtración de los documentos poco antes de la medianoche del viernes. Indicó que los datos filtrados aparentemente provinieron de "los sistemas de información (de Macron) y de las cuentas de correo de algunos de sus directores de campaña".

En un comunicado emitido después de una reunión matutina, el organismo supervisor dijo que los datos filtrados habían sido obtenidos "fraudulentamente" y que probablemente serán difundidos junto con noticias falsas.

La comisión pidió a los medios de comunicación y a los ciudadanos franceses no retransmitir los documentos filtrados. Las leyes electorales del país imponen para el sábado y la mayor parte del domingo una prohibición generalizada a cualquier acto de campaña y cobertura mediática que pueda interpretarse como un último intento por influir en la decisión de los votantes.

El equipo de campaña de Macron pidió el sábado a la comisión electoral que solicite la intervención de la agencia de seguridad cibernética ANSSI para que estudie el hackeo, según un funcionario que solicitó el anonimato porque no está autorizado a hacer declaraciones sobre detalles del asunto.

La ANSSI sólo puede ser convocada en casos de un ciberataque “de gran escala y sofisticado”, y al parecer lo ocurrido a Macron reúne ambas características, señaló el funcionario.

Alguien en 4chan _un sitio web conocido entre otras cosas por propalar engaños crueles y extremismo político_ difundió los enlaces de acceso a un gran conjunto de información el viernes en la noche.

El equipo de campaña de Macron confirmó rápidamente que fue afectado hace algunas semanas por un ciberataque “coordinado y de gran escala” en el que los piratas cibernéticos accedieron a correos electrónicos personales y profesionales del personal, y filtraron en internet materiales relacionados con las finanzas y los contratos de campaña, así como documentos falsos.

Después de un vistazo a los documentos filtrados, parecen ser comunicaciones ordinarias diarias con algunos puntos tan atípicos que podrían ser falsos. Otros documentos, que aparentemente se remontan varios años atrás, no parecen estar relacionados con la campaña para nada.

El equipo de Le Pen no podía responder formalmente debido a la veda de campaña, pero Florian Philippot, un funcionario del Frente Nacional, preguntó en un tuit: “¿Nos enseñarán algo las #Macronleaks (Macronfiltraciones) que el periodismo de investigación haya ocultado de forma deliberada?”

El anuncio sobre el ciberataque tuvo lugar apenas 10 días después de que el jefe de asuntos digitales del equipo de campaña de Macron, Mounir Mahjoubi, dijera que el grupo fue blanco de piratas cibernéticos vinculados con Rusia, pero que todos esos intentos de ataque habían sido frustrados.

Mahjoubi y otros miembros del equipo de campaña se abstuvieron de hacer declaraciones el sábado.

Los documentos filtrados el viernes circularon ampliamente en sitios de la extrema derecha de Estados Unidos.

Expertos que diseccionan la información afirman que detectaron un par de nombres rusos en las filtraciones. Matt Suiche, de la firma se seguridad cibernética Comae Technologies, dijo que “hay caracteres cirílicos en los metadatos”, pero agregó que es difícil determinar si se debía a un descuido o una acción deliberada para causar confusión.

En otros asuntos relacionados con los comicios, la comisión electoral solicitó al Ministerio del Interior que examine las denuncias del equipo de campaña de Le Pen sobre manipulación de papeletas electorales en una forma que favorece a Macron.

El primer territorio francés en votar fue San Pedro y Miquelón, un archipiélago situado cerca de Terranova, donde los electores acudieron a las urnas con bufandas y chamarras para protegerse del frío. Poco después la votación comenzó en la Guyana Francesa y en las Indias Occidentales Francesas.

Los franceses también acudieron en grandes números a votar en la provincia canadiense de Quebec. El cónsul general francés en Montreal dijo que más de 57.000 personas estaban registradas para votar en la provincia, la gran mayoría en Montreal.

En el territorio continental de Francia, los últimos centros de votación cerrarán el domingo a las 8 de la noche, cuando comenzará la difusión de las primeras encuestas de salida y los resultados parciales.

La campaña ha sido inusualmente enconada. Los votantes han arrojado huevos y harina, ha habido choques entre manifestantes y policías, y los candidatos se insultaron en la televisión nacional, en un reflejo de las profundas divisiones en el país.

Le Pen ha llevado al Frente Nacional, antes un paria por su racismo y antisemitismo, más cerca que nunca de la presidencia de Francia al suavizar su mensaje y aprovechar la creciente frustración de los electores de la clase trabajadora frente a la globalización y la inmigración.

Macron, exministro de Economía y experto en banca de inversiones que nunca ha ocupado un cargo por elección popular, también ayudó a transformar la estructura política francesa con su campaña independiente al margen de los partidos tradicionales.

___

Angela Charlton contribuyó a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon