Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comité Nacional Republicano condena supremacistas blancos

logotipo de Associated PressAssociated Press 25/08/2017 Por THOMAS BEAUMONT, Associated Press

NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — Caminando sobre una cuerda floja, el Comité Nacional Republicano denunció resueltamente el viernes a los grupos supremacistas blancos, pero sin criticar al presidente Donald Trump a pesar de que se mostró vacilante en sus declaraciones sobre los disturbios mortíferos en Charlottesville, Virginia.

Reunido en Nashville, Tennessee, el Comité aprobó en votación una serie de resoluciones, una de las cuales afirma que "los nazis, el KKK, los supremacistas blancos y otros son repugnantes, malignos y no tienen un lugar fructífero en Estados Unidos".

Aunque fue aprobada por unanimidad, algunos miembros sostuvieron que la resolución era innecesaria y mostró al partido a la defensiva.

"Es asombroso que nos hayan arrastrado a esta discusión de que no somos racistas. Es absurdo", dijo el presidente del Partido Republicano de Colorado, Jeff Hays. "¿Por qué habríamos de sentirnos obligados a hacer esto?"

La declaración refleja la diferencia entre los líderes republicanos preocupados por la imagen del partido tras los discursos recientes del presidente Donald Trump y los nuevos dirigentes estatales, partidarios acérrimos de Trump.

Sin embargo, la resolución era prioritaria para la presidenta del partido Ronna Romney McDaniel y otros jerarcas republicanos, molestos por la renuencia inicial de Trump a denunciar enfáticamente a los grupos racistas después de los hechos violentos en Charlottesville.

"No hay debate, tenemos que reafirmar que somos el partido de Lincoln", dijo McDaniel a The Associated Press. "Vamos a demostrar nuestros principios morales, al denunciar el odio y la violencia".

A pesar de la resolución, no parece estar flaqueando el apoyo al presidente dentro del partido, sino todo lo contrario. Lo que debió ser un encuentro de rutina se ha convertido en un cónclave de renovado respaldo al mandatario a pesar de una cadena de tropiezos: el fracaso del partido en derogar la reforma de salud aprobada por el gobierno anterior; la controversia sobre la reacción de Trump a los hechos en Charlottesville y la partida de Reince Priebus como jefe de despacho de la Casa Blanca.

"El presidente no se equivocó al señalar lo que la prensa se negó a señalar", que los contramanifestantes también "vinieron a pelear" en Charlottesville, dijo el líder del partido en Pensilvania, Val DiGiorgio.

DiGiorgio dijo que apoyaba la declaración de Trump de que "muchas partes" tuvieron la culpa por los hechos en Virginia.

Sin embargo, Bill Palatucci, republicano de Nueva Jersey que es uno de los patrocinadores de la resolución, dijo que es importante que quede formalmente establecido que el comité condena a los supremacistas. Dijo Palatucci: "creo que Trump se equivocó el martes de la semana pasada" cuando dijo en una caótica conferencia de prensa de que había "gente muy decente" en ambos bandos enfrentados.

Sin embargo, incluso Palatucci _quien era un férreo partidario de la campaña presidencial del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie_ dijo: "Estoy a favor de la agenda del presidente". Mencionó las medidas de desregulación que Trump ha firmado y los planes de enviar más soldados a Afganistán.

La hazaña del partido de recaudar 75 millones de dólares en la primera mitad de 2017 _más del doble de lo que los demócratas recaudaron en la primera mitad del año inicial de la presidencia de Barack Obama_ también ha dado ánimo a los republicanos.

El consenso en el cónclave de Nashville es que son los republicanos en el Congreso y no el presidente Trump, los que han fracasado.

image beaconimage beaconimage beacon