Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Como en Game of Thrones: a Mostaza Merlo lo traicionaron sus colaboradores y lo echaron de Fuerza Amarilla

logotipo de LA NACION LA NACION 16/08/2017

Game of Thrones está repleto de alianzas y traiciones. No hay equipos, sólo un interés individual: llegar a ocupar el trono de hierro. Parece que en Fuerza Amarilla, un equipo de Ecuador, sucedió algo parecido. Tras apenas tres partidos, Mostaza Merlo fue despedido como entrenador del club. Y, según denunció, sus colaboradores le "clavaron un puñal por la espalda".

"Me clavaron un puñal por la espalda. A este muchacho lo había conocido el Polaco Daulte y me enteré vía el hermano del presidente que sería el nuevo técnico. El martes no nos vinieron a buscar al hotel para ir a entrenar y tuvimos que irnos muy lejos en un taxi", reveló el entrenador argentino, de 67 años, después de recibir la noticia.

Me clavaron un puñal por la espaldaMostaza Merlo

"Este muchacho" era nada menos que Humberto Miranda, ¡su preparador físico!. Sí, él fue quien se quedó con el puesto que ocupaba Mostaza desde hacía poco tiempo atrás. "A Fuerza Amarilla lo quiero mucho. Seguro que le va a ir bien porque tiene un grupo de buenos jugadores, muy técnicos. En el primer partido pude entrenar sólo una vez al equipo y empatamos, y después perdimos con Emelec, un gran equipo", agregó Merlo, aclarando que no se va enojado con el club.

Pese al repaso que hizo el entrenador, en realidad fueron tres los partidos que dirigió, ya que, además de los dos partidos del campeonato local, también estuvo en la eliminación de la Copa Sudamericana frente a Independiente Santa Fe, de Colombia.

Merlo, que en su carrera como futbolista jugó solamente en River, fue técnico de esa entidad, y de Racing ( lo consagró campeón en el 2001 tras 35 años de sequía), Los Andes, Chacarita, Belgrano, Estudiantes, Central, Douglas Haig, Aldosivi, Colón; Bolívar (Bolivia), Temuco (Chile), Atlético Nacional (Colombia) y Barcelona (Ecuador).

Fuentes: Télam y Racing de Alma.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon