Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Conquistar el mundo con una aplicación: el fenómeno Preguntados

logotipo de Infobae Infobae 14/06/2014 Emma Donada
preguntados-1170-1.jpg © preguntados-1170-1.jpg preguntados-1170-1.jpg

Al empezar la entrevista, Máximo Cavazzani, el dueño de Etermax y creador de Preguntados, la aplicación del momento, habla muy rápido. Sentado en un mesa de su oficina en Villa Urquiza, su voz segura cubre el ruido de los teclados.

Grandes pantallas de computadoras alineadas sobre escritorios oscuros, un muro blanco donde está escrito, en gris claro, el nombre de la empresa y puerta de vidrio: el local tiene este look depurado, "post-Apple", de aquellas starts-up manejadas por genios que quieren conquistar al mundo con la tecnología, sin aún haber llegado a los treinta años (Cavazzani tiene exactamente 28 años).

"Empecé hace 5 años, hice la primera aplicación para comprar acciones en la bolsa de New York. Tuvo mucho éxito. De ahí, empezamos a crecer y llegó un momento, dos años después que ya éramos 30 personas", cuenta al iniciar el relato de su vertiginosa carrera.. "Me daba cuenta que era muy complicado para nosotros convencer los bancos que invirtieran en nuestra aplicación, era difícil crecer"

Cavazzani continua: "Entonces, se me ocurrió que tuviéramos una aplicación propia, un lugar donde pudiésemos poner todo lo que sabíamos pero sin tener que estar convenciendo otras personas de que invirtieran".

Una empleada está limpiando las largas mesas negras del comedor-cocina, donde recién al almuerzo se habían juntados todos. La oficina, en semejanza con las empresas "cool" de Silicon Valley, huele a relajación y productividad.

"Empecé a pensar qué juego podíamos hacer que nos pusiese en ventaja con otras empresas. Pensé en un juego social que tuviera que apuntar al mercado latinoamericano, ahí creamos Apalabrados. Fue el juego más bajado en 2012 en España ", cuenta Máximo Cavazzani.

A partir de ese momento, las empresa se especializó sólo en los juegos y se lanzó en la investigación de nuevas aplicaciones al respecto.

Revolucionar la forma de pensar los juegos en línea

El joven ingeniero no tardó mucho en encontrar su nuevo campo de batalla.

Pensando en qué tipo de juegos se podía adaptar a su propuesta de aplicación, destacó que los juegos de preguntas y respuestas - de tableros o programas de televisión- "siempre habían gustado pero nadie había podido llevarlo a una aplicación de manera fiel"

Por un tema de costo, "las preguntas se acababan eran aburridas o solamente locales", explica.

De ahí, nació la idea de crear un sistema donde todos los usuarios pudieran hacer sus preguntas, y donde seleccionan entre ellos las que les gusten.

Y funcionó, "los usuarios empezaron a comprometerse mucho. Hay que pensar que se mandan, hoy, 20 mil preguntas por día", comenta.

Al mandar la pregunta, se puede elegir si es mundial o nacional. Aparte de eso, se pueden traducir de un idioma al otro, si uno estima que son de interés general. Una pregunta sobre la distancia de la Tierra a la Luna, por ejemplo, que propuso un usuario argentino, puede ser traducida por otro al portugués.

El sistema va eligiendo y ordenando a medida que la gente dice que le gusta o no le gusta tal pregunta. "La idea última es que no haya gente de la empresa en el proceso salvo si alguien reporta un problema", afirma Cavazzani.

"Ya teníamos historia", explica el empresario a Infobae, cuando le preguntamos sobre su éxito. Si bien el juego se creó en cuatro meses, el equipo llevaba años de experiencia e investigación en el ámbito de juego-aplicación.

Todos los distintos aspectos fueron pensado desde cómo registrarse hasta el aguante de los servidores frente al aumento explosivo de usuarios.

"El juego es una maravilla", asegura con la sencillez del pragmatismo, Máximo Cavazzani . Los datos, a continuación, dan un vistazo del fenómeno Preguntados.

El 86% de los usuarios son latinoamericanos. Según Máximo Cavazzani, el éxito tiene, también que ver con la forma del juego. Preguntados toma en cuenta el aspecto local, al contrario de aplicaciones parecidas en Europa con Duel Quizz que sólo traducen las preguntas de un país al otro.

"Al argentino no le gusta contestar preguntas de Hollywood. Le gusta contestar de su club de fútbol, de sus actores de televisión, de cosas que le son cercanas", ejemplifica.

Pero más allá de la lejanía del argentino con el mundo de las estrellas de cine norteamericanas, Preguntados con su sistema de preguntas participativas que mezclan la cultura local e internacional, logró otra cosa.

"Latinoamérica es un mercado muy especial en donde todos hablamos español pero no tenemos nada que ver los unos con los otros", analiza Cavazzani. "Nuestro juego resolvió un problema que es muy particular a nuestra región, que está dado por las diferencias cultural más allá del mismo idioma", afirma. Eso explicaría que el 86% de los usuarios son latinoamericanos.

Debut mundialista

Siempre en búsqueda de novedades, el equipo de Etermax estrenó este jueves la versión 1.7 de Preguntados, con una nueva categoría de duelo. El usuario con sus amigos puede jugar partidas grupales. Al principio los temas son generales y luego se vuelven particulares según lo que eligió el grupo.

La aplicación se hace cada vez "más social". Como nueva función, después de haber jugado, uno puede ahora compartir su perfil en las redes sociales para que otros lo vean y le reten a una partida.

"Nos pareció que el Mundial era un buen evento para que sea el primer tema particular considerando que toda América Latina está concentrada en eso".

En la ocasión, se suman un nuevo personaje con una nueva categoría, "Pelota", al grupo que ya conocíamos. Al clickear en la pelota pintada con los colores de la bandera, acceden al "Duelo Mundial" con preguntas sobre la Copa, actualizadas con los resultados de los últimos partidos.

Además de América latina, Preguntados está también mirando hacia Europa y Asia aunque Máximo Cavazzani afirma: "Aprendimos a dar pasos más lentos".

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon