Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Copa Argentina: del juego a los nombres, el doble examen de River frente a Atlas

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

Convencer, una palabra clave en el ciclo de Marcelo Gallardo en River. Imponer una idea y un estilo de juego en la cabeza de sus futbolistas es una tarea que se renueva todos los días en la pretemporada, en cada entrenamiento. Incluso en una competencia oficial, como el inicio de la defensa de la Copa Argentina ante Atlas. Así lo demuestran los sucesivos cambios y adaptaciones, reflejos que les permitieron liderar equipos competitivos en los tres años. Pero el convencimiento va más allá del núcleo duro del plantel: el entrenador también lo busca para sí y para el público. Enseñar un piso futbolístico es una misión que no se permite resignar.

Por todo eso, y pese a que se especulaba con una posible rotación, el Muñeco repetirá la alineación que enfrentó a Guaraní. Así, el sistema táctico seguirá a prueba: en la Copa Libertadores, el 4-3-2-1 que por momentos fue 4-3-3, con Nacho Fernández y Pity Martínez como extremos y Alario como único delantero, no dejó una buena impresión, aunque también se sintió la falta de rodaje. Más allá de la necesidad de conseguir un resultado positivo ante un rival de la Primera D para acceder a los 16avos de final, jugar y afianzar conceptos tiene una importancia similar para el cuerpo técnico.

A la espera del uruguayo Nicolás de la Cruz, que llegará hoy -River comprará entre el 25 o 30% por una cifra que rondará los US$ 3 millones-, y con la salida confirmada de Arturo Mina a Malatyaspor, de Turquía, los millonarios afrontarán un duelo que se ofrece como un examen para los jugadores. Y, posiblemente, las luces volverán a estar sobre Enzo Pérez, refuerzo estrella del mercado de pases. Aunque recibió cinco puntos de sutura en la rodilla derecha por un corte en el encuentro ante Guaraní, el martes pasado, jugará en busca de la continuidad perdida: su último partido, en Valencia, había sido el 21 de mayo, por la Liga española.

Además, el delantero colombiano Rafael Santos Borré, que participa de su primera convocatoria, podría integrar el banco de los suplentes, mientras que Gallardo le reforzará a confianza a Germán Lux, que regresó a River después de 11 años y que vuelve a ganarle la pulseada al cuestionado Augusto Batalla. "Hay mucha ansiedad con el puesto del arquero. Empezó atajando Lux, pero eso no significa que lo vaya a hacer siempre", la frase del entrenador para definir la situación.

Entradas agotadas y un operativo de seguridad con 600 policías, se esperan 20 mil personas en el estadio Padre Martearena, una postal que se repite cuando River visita el interior, aunque se trate recién del inicio de un camino que, en 2016, lo encontró de festejo frente a Rosario Central. Aunque la clasificación para la Copa Libertadores 2018 ya está asegurada, tras el subcampeonato en el último torneo local, la posibilidad de sumar una nueva estrella doméstica entusiasma. Más si se tiene en cuenta que de las 32 definiciones directas disputadas entre torneos locales e internacionales, Gallardo suma 25 éxitos y apenas siete caídas.

Atlas se vuelve un examen inesperado. El resultado tendrá trascendencia, la misma que para Gallardo tendrá el análisis de la película completa.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon