Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Corajudos" o "Imbatibles": la estrategia de los súper de congelar o bajar el precio de los productos de sus marcas

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

Un regreso a las fuentes. Así podría definirse a la acción Precios Corajudos que hoy anunció Carrefour y que contempla el congelamiento por seis meses de una canasta de 1300 productos de marca propia. La propuesta llega para romper con una política sostenida, con algunos vaivenes, durante los últimos diez años basada en las acciones promocionales y los descuentos asociados junto con los bancos y la industria.

"Desde hace 35 años tenemos el compromiso de ofrecer 'el precio más bajo garantizado'. Con Precios Corajudos, buscamos reforzar ese compromiso y brindar la más amplia gama de productos de calidad al mayor número de personas, dándole prioridad al precio. Estos 1300 productos representan el 80% de los artículos que forman parte de la canasta básica alimentaria, por lo cual se convierte en el mejor aporte que la compañía puede ofrecer a sus clientes para ayudar en la economía familiar", explicaron en Carrefour Argentina.

La acción incluye únicamente a los productos de la marca Carrefour, que en realidad no son fabricados por la propia cadena sino que elaborados por terceros en un sistema conocido como "a facón". Las marcas propias son una propuesta relativamente conocida en la Argentina -los primeros antecedentes se remontan a la década del '70- aunque a diferencia de lo que ocurre en otros mercados más desarrollados donde su participación ronda el 40% de las ventas, a nivel local su incidencia sigue siendo minoritaria y ronda el 10% en el total de la facturación de una cadena.

En realidad, Carrefour no fue la pionera en volver a apostar al precio en detrimento de las promos. Hace un par de semanas Walmart anunció una campaña con más de un punto de contacto. Bajo el slogan "Precios imbatibles", la cadena fundada por Sam Walton retomó su tradicional política de "precios bajos todos los días" y lanzó un compromiso público de ofrecer una canasta de 480 productos con precios similares a los de los mayoristas y disponibles todos los días y con todos los medios de pago (es decir, sin necesidad de participar de una promo).

Detrás de este tipo de acciones se encuentran las graves dificultades que enfrentan los grandes supermercados que no solo son víctimas de un consumo que no termina de reactivarse sino también del cambio en los hábitos de los consumidores.

La decisión de Carrefour y Walmart de volver a apostar por el precio fue bien recibida por el Gobierno. "Por fin los supermercados están viendo que es por acá, que la agenda de transparencia en los precios de consumo masivo que impulsa el Gobierno está en sintonía con el cambio cultural del consumidor que reclama honestidad en la propuesta comercial y que rechaza las ofertas distorsivas. Por otra parte, demuestra la confianza en la baja de la inflación de dos empresas internacionales", explicó a LA NACION una fuente cercana a la Secretaría de Comercio.

"Corajudos" o "Imbatibles": la estrategia de los súper de congelar o bajar el precio de los productos de sus marcas © LA NACION "Corajudos" o "Imbatibles": la estrategia de los súper de congelar o bajar el precio de los productos de sus marcas

Como pasó en 2002, en los últimos dos años y coincidiendo con el declive de políticas impulsadas durante el kirchnerismo como el plan Precios Cuidados, se intensificó un proceso de éxodo de clientes de los hipermercados a los mayoristas.

Cadenas como Maxiconsumo, Diarco o Vital reconvirtieron sus locales para hacer convivir a su tradicional clientela compuesto por pequeños comerciantes, almaceneros y supermercadistas chinos con los consumidores finales que se volcaron a los mayoristas buscando precios claros. En este sentido, un dato a tener en cuenta es que según un relevamiento de la consultora Scentia solo el 45% de los hogares argentinos consideran que las promociones de los supermercados son convenientes y el 73% cree que las grandes cadenas aumentan los precios antes de lanzar una promoción. Este último punto no es menor, aunque los especialistas del sector, relativicen que se trate de maniobras masivas. "No digo que en algún caso no lo hagan pero la mayoría de las veces no es que se inflan los precios antes de una promo".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon