Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corea del Norte rechaza “fuego y furia” de Trump

logotipo de Associated PressAssociated Press 10/08/2017 Por JOSH LEDERMAN y MATTHEW PENNINGTON, Associated Press

WASHINGTON (AP) — Corea del Norte rechazó el miércoles de forma oficial las amenazas del presidente Donald Trump acerca de que enfrentarían “fuego y furia” y declaró que el mandatario estadounidense “carece de razón” y que “sólo la fuerza absoluta puede funcionar con él”.

En un comunicado emitido por un medio estatal, el general Kim Rak Gyom, quien tiene a su cargo el comando de cohetes de Corea del Norte, dijo que su país “está por tomar” acciones militares para atacar Guam. Señaló que para mediados de agostos podrían finalizar un plan para lanzar cuatro misiles de mediano alcance a las aguas situadas a 30 o 40 kilómetros de distancia del territorio de Estados Unidos en el Pacífico.

El plan pasaría a manos del comandante en jefe de la fuerza nuclear de Corea del Norte y “esperaremos su orden”, dijo Kim de acuerdo con la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KNCA).

El comunicado sólo aumentó las tensiones en una semana que ha tenido amenazas por ambos lados. Aunque una confrontación nuclear parece muy lejana, los comentarios han generado inquietud en Estados Unidos, Asia y otras partes.

Un día después de que Donald Trump amenazó con “furia y fuego” a Corea del Norte si seguía con sus amenazas, el presidente ratificó su amenaza sobre acciones militares y se jactó de la supremacía de Estados Unidos en materia nuclear.

Trump tuiteó el miércoles por la mañana que su primera orden como presidente fue “renovar y modernizar” el arsenal nuclear estadounidense y que ahora es “mucho más fuerte y más poderoso que nunca”.

El alarde de Trump sólo añadió confusión al enfoque de su gobierno para tratar de manejar el desarrollo nuclear de Corea del Norte, y sus asesores de seguridad nacional vacilaron entre mensajes de alarma y de calma.

Si el objetivo de Trump en dos días de fuertes comentarios era asustar a Corea del Norte, el general Kim descartó por completo que fuera el caso. Describió la retórica de Trump como un “montón de cosas sin sentido” que estaba agravando una situación ya de por sí grave.

“Un diálogo sensato no es posible con un hombre sin sentido de razón y sólo la fuerza absoluta puede funcionar con él”, dijo Kim, según la KNCA.

Kim dijo que la acción en Guam podría ser “un remedio eficaz para frenar los movimientos frenéticos de Estados Unidos en la parte del sur de la península coreana y sus proximidades”.

Mientras la alarma mundial crecía, Trump ratificó su amenaza sobre acciones militares y publicó un video en el que da un ultimátum al mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un.

La insinuación de que Trump haya hecho algo para mejorar el armamento nuclear de Estados Unidos fue inmediatamente cuestionada por los expertos, quienes indicaron que no ha habido ningún progreso durante el mandato de Trump. De todas formas, el mandatario tuiteó: “Esperemos no tener que usar jamás este poder, ¡pero nunca llegará el momento en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”.

Aunque la posibilidad de una acción militar por cualquiera de las dos partes se ve lejana, dado el nivel de destrucción que ocasionaría, la advertencia de Trump del martes a Corea del Norte de que podría enfrentar “fuego y furia como nunca antes ha visto el mundo” agravaron los miedos de que un accidente o malentendido genere un conflicto entre ambas naciones.

Esta semana, un reporte oficial de Japón y un artículo publicado por The Washington Post sustentando en declaraciones de funcionarios de inteligencia estadounidenses y en un informe confidencial de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, indicaron que Corea del Norte estaba acercándose a tener la capacidad para atacar a Estados Unidos con un misil nuclear antes de lo previsto. El documento estadounidense informó que Corea del Norte podría acoplar una ojiva nuclear en uno de sus misiles de largo alcance.

Después de que Corea del Norte hizo su propia amenaza a Estados Unidos el secretario de Estado, Rex Tillerson, intentó calmar la sensación de crisis.

En el avión que lo traía de regreso de Asia, Tillerson, dio crédito al presidente Trump por mandar un fuerte mensaje al líder de Corea del Norte sobre la “incuestionable” capacidad de Estados Unidos para defenderse, y de esta forma prevenir “algún error de cálculo”.

Tillerson insistió en que el país norteamericano no está señalando una acción militar mientras propugna por una política de sanciones y aislamiento de Corea del Norte.

___

Los periodistas de The Associated Press Foster Klug, Kim Tong-hyung y Hyung-jin Kim en Seúl, Christopher Bodeen en Beijing y Deb Riechmann y Lolita C. Baldor en Washington, y Jonathan Lemire en Nueva York contribuyeron para este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon