Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Costas de Texas y Luisiana reciben segundo golpe de Harvey

logotipo de Associated PressAssociated Press 31/08/2017 Por JEFF AMY y ADAM KEALOHA CAUSEY, Associated Press

BEAUMONT, Texas, EE.UU. (AP) — Quizá con menos fuerza, pero Harvey replicó el miércoles su devastador paso al volver a tierra con nuevas lluvias que inundaron casas y caminos, y que provocaron que la policía y las autoridades del gobierno lucharan nuevamente para rescatar a personas del agua.

La frontera entre Texas y Luisiana se llevó la peor parte del segundo golpe de Harvey, aunque esta vez como tormenta tropical, antes de degradarse la noche del miércoles a depresión tropical. El meteoro generó nuevamente inundaciones como las que dejó en Houston, sus suburbios y las poblaciones costeras aledañas tras su primera embestida la semana pasada como huracán categoría 4. En algunas partes de la zona metropolitana de Houston, donde hay seis millones de habitantes, dejó hasta 127 centímetros (50 pulgadas) de lluvia y causó la muerte de al menos 25 personas.

Pero mientras Houston recibía sus primeros rayos de sol, algunas zonas al este despertaron en viviendas inundadas.

Mike Henry, un residente de Orange, Texas, dijo que se acostó la noche del domingo y solo había agua en su jardín. Despertó entre una lluvia tan fuerte que sonaba como una “lavadora a presión”. Y rápidamente comenzó a entrar agua en su casa.

“Me mantuve marcando los niveles en la pared, cada 15 minutos”, dijo Henry. Alcanzó un máximo de 30 centímetros (1 pie).

Un vecino los llevó a él, su novia Rose Marie Carpenter y a su perro, Maggie May, a tierra firme, primero en una camioneta, y después en una balsa. Intentaban decidir el siguiente paso mientras esperaban en la Interestatal 10, en donde las ambulancias trasladaban a personas con problemas de salud hacia Luisiana. Pero muchas de las personas en el lugar no querían ir ahí porque no admitían perros. Carpenter utiliza una silla de ruedas, y Henry dijo que no estaban seguros de a dónde irían.

La policía de Beaumont, Texas, reclutaba el miércoles a todos los que tuvieran botes para ayudar a revisar los vecindarios en busca de personas atrapadas. La policía señaló que en lugar de llamar al número de emergencias 911, muchas personas buscaban ayuda en redes sociales, creando mayor confusión.

Pero Anna McKay, de Orange, dijo que intentó pedir ayuda al 911 pero nadie respondió. Sus vecinos la ayudaron a ella y a otras 12 personas que se habían refugiado en su casa, llevándolas a una iglesia bautista en un terreno más elevado. En ese lugar, las personas planeaban cocinar lo que pudieron rescatar de sus casas, después de que los propietarios tuvieron que cortar su propia electricidad para evitar incendios.

Agencias de otros estados acudieron al este de Texas para ofrecer asistencia a las copadas autoridades estatales y locales.

Agentes de la Comisión de Vida Silvestre de Florida y dos camiones de la Guardia Nacional de Luisiana ayudaban a evacuar el asilo de ancianos Golden Years en Orange.

La tormenta tocó tierra el miércoles antes del amanecer, justo al oeste de Cameron, Luisiana, con vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros por hora (45 mph), informó el Centro Nacional de Huracanes. Harvey había permanecido durante días sobre Texas antes de reingresar al Golfo de México.

___

Causey reportó desde Dallas. Los periodistas de Associated Press Josh Replogle en Beaumont; Michael Kunzleman en Baton Rouge, Luisiana; Emily Schmall y Claudia Lauer in Dallas también contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon