Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Costos logísticos y esquema tributario, los obstáculos que debe sortear la producción local

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

¿Cuál es la diferencia entre los emprendimientos que sobreviven a los primeros cinco años de vida y los que no? ¿Cómo se crea un esquema impositivo más favorable al desarrollo y a la producción? ¿Cuáles son los desafíos de logística y de inserción en los mercados internacionales que tienen las economías regionales? ¿De qué manera puede contribuir el Poder Legislativo para federalizar al agro? Ésas fueron las incógnitas sobre las que giró el debate en el primer panel de la tercera edición de Economías Regionales organizado por LA NACION.

Los invitados, moderados por la periodista Carla Quiroga, fueron Diego Fainburg, director académico de Materiabiz Escuela de Negocios; Andrés Mir, investigador asociado del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf); Roberto Basualdo, senador nacional por San Juan y presidente de la comisión de Economías Regionales; y Germán Di Bella, presidente de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

Comenzó Basualdo, quien narró el trabajo que la comisión que preside hace por las economías regionales. Explicó que el grupo de personas que la integra había puesto muchas veces sobre la mesa el tema de las retenciones y que había "proyectos armados", pero que nunca pudo avanzar por "falta de voluntad del anterior Poder Ejecutivo". También resaltó el rol de la nueva ley pyme, que logró que hasta el momento las pymes se ahorraran $ 3200 millones en impuestos, según sus cálculos. Añadió que el próximo paso será la ley de reforma del mercado de capitales.

"Tenemos que ver la realidad: para recaudar más, bajemos impuestos", dijo. Se refirió a las retenciones y dijo que "atentaban contra la producción". Explicó que por los costos se daban situaciones insólitas como la de su provincia, San Juan, donde quedaron más de siete millones de kilos de uva en los parrales porque la cosecha y el acarreo costaban más caros que el producto. "El 5% de retenciones, ¿era el 5% de qué? De nada", sentenció. Llamó a trabajar en una reforma tributaria unida con las provincias: "No sirve de nada que la Nación te baje un impuesto y la provincia te suba otro o el municipio invente uno", acotó.

Por su parte, Fainburg trabaja hace 15 años con pymes de todo el país con una preocupación en mente: la perdurabilidad de los proyectos y su sostenibilidad. ¿Cuál fue la receta que encontró? Los "modelos de negocio genuinos". Explicó que la Argentina es uno de los países con mayor tasa de creación de empresas en el mundo y señaló que aproximadamente el 18% de la población económicamente activa arranca una actividad cada año. "El problema es que en los primeros dos años de vida muere el 60% de las empresas creadas y en los primeros seis años, el 90%."

La clave para sobrevivir, dijo, está "en pensar actividades radicalmente nuevas". Opinó que los emprendimientos deberían apalancarse en las características de cada región y que una de las herramientas más importantes para alcanzar la diversificación es la educación y, más específicamente, la cantidad de carreras y especializaciones disponibles. "Cuanto más heterogéneas sean, más posibilidades existen de pensar en empresas con modelos de negocios genuinos que aumenten la tasa de perdurabilidad", resumió, y siguió: "La historia de la Argentina es muy volátil y ya conocemos los ciclos económicos. Recomendamos trabajar en la perdurabilidad a pesar del contexto. La cuestión es cómo logramos que las regiones logren construir empresas que sean distintas y que vendan porque sean lindas y no porque sean baratas".

Mir sí hizo hincapié en la coyuntura del país y repasó la estructura tributaria. Subrayó que la Argentina pasó de una presión tributaria medida en términos del PBI cercana al 21%, en 2001, al 35% actual. "Este Gobierno tiene claro que no es viable mantenerla, pero también está en una encrucijada -analizó-. El nivel de gasto público hace prácticamente imposible generar cambios importantes para bajar la presión, porque hay niveles de déficit récord."

Dijo que "las personas y las empresas no soportan más incrementos" de gravámenes y que en el pasado las provincias los aumentaron "de manera demagógica". Citó el ejemplo de Ingresos Brutos, un impuesto "que la gente no percibe que paga" y en el que se aumentaron "indiscriminadamente" las alícuotas. "Pasó de representar un 57% de la financiación propia de las provincias al 77% actual", añadió.

Además, sostuvo que es un gravamen que "afecta a todos los eslabones de la cadena comercial" y que genera un "sesgo antiexportador" porque "si bien las exportaciones no lo pagan, viene cargado en los costos de lo que se envía al exterior y no hay posibilidad, como en el IVA, de solicitar una devolución". Opinó: "Ahora debería analizarse un cambio de matriz impositiva a nivel regional para fomentar la producción".

Describió un escenario en el que las provincias más grandes "inventan nuevas formas de recaudar o aumentan alícuotas" y de otras de menor tamaño que se acoplan. Llamó a hacer una modificación "pensada" y reclamó que no sucediera lo mismo que con las modificaciones en Ganancias a fines del año pasado "en las que terminó saliendo algo casi tan malo como lo que había antes".

Finalmente, Di Bella se refirió a los costos de producción. El presidente de FADA, una organización nacida en medio de la protesta de 2008 por la resolución 125, explicó que "un país que tiene inflación deja de ser competitivo", pero que en el caso de la Argentina también inciden los precios de la logística: "Trasladar un camión por 1000 kilómetros terrestres cuesta US$ 65 la tonelada, cuando llevar productos desde Rosario hasta China, US$ 39", apuntó.

Luego se refirió al índice FADA, que mide la participación del Estado en la renta agrícola, y que actualmente es del 74%. "Crecer con esa presión tributaria y con una enorme burocracia en la rendición de los impuestos es difícil", expresó. Añadió: "Cuando uno analiza una hectárea de maíz y ve que el 45% de lo que sale el costo de esa hectárea es sólo producción -entre insumos, seguros y la administración- y el otro 55% es logística e impuestos, hay algo que no está bien". Finalizó: "Muchas de las economías regionales son competitivas tranqueras adentro; el problema es cómo lograr que lo sean también tranqueras afuera".

El costo argentino

Diego Fainburg

"En los primeros dos años de vida muere el 60% de las empresas creadas y en los primeros seis, el 90%"

Andrés Mir

"Debería analizarse un cambio de matriz impositiva a nivel regional para fomentar la producción"

Roberto Basualdo

"Hay que ver la realidad: para recaudar más, bajemos impuestos"

Germán Di Bella

"Trasladar un camión por 1000 km cuesta US$ 65 la tonelada; llevar productos de Rosario a China, US$ 39"

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon