Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristina Kirchner afronta hoy su segundo paro general en menos de 17 meses

logotipo de Infobae Infobae 10/04/2014 Infobae
constitución paro colectivos © constitución paro colectivos constitución paro colectivos

El gobierno de Cristina Kirchner enfrenta una segunda huelga general en menos de un año y medio. Desde que rompió su relación en 2012 con el secretario general del gremio de Camioneros y líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, la jefa de Estado transitó su segundo mandato enfrentada con algunos gremios que son considerados clave.

Esto derivó en que el 20 de noviembre de 2012, a un año de ser reelecta, se encontrara con su primer paro nacional, convocado en esa oportunidad por la CGT de Moyano y la CTA dePablo Micheli. Es decir, pasaron 60 meses para que la mandataria afrontara una huelga de trabajadores. Ese día, la medida de fuerza tuvo una gran adhesión de los sectores rurales y se hizo sólo 12 días después del masivo cacerolazo del 8N. Señales, ambas, de que se venían los tiempos más difíciles para el gobierno kirchnerista desde que llegó al poder en 2003. La Presidente calificó como el paro como "un apriete y una amenaza".

La huelga de hoy también fue convocada por Moyano y Micheli, aunque esta vez se sumó el líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo. Adhirieron gremios ferroviarios y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), lo que supone que no habrá servicio de colectivos, trenes y por lo menos, la línea B del Subte.Reclaman, entre varias cosas, modificar el mínimo no imponible para el Impuesto a las Ganancias, que el Gobierno no ponga techo a las paritarias, asignaciones familiares y por la inseguridad. A diferencia de la primera medida, esta se da en un contexto económico aún más adverso, marcado por la devaluación, la inflación y la pérdida del poder adquisitivo, sumado a un descontento social generalizado por al aumento en los índices de inseguridad."Ella desprecia a los dirigentes sindicales", lanzaron anoche Moyano y Barrionuevo, en referencia a Cristina Kirchner. Confían en que la medida de fuerza tendrá una "gran adhesión" y será "contundente". En principio, el paro comenzó esta medianoche y ya mostró gran acatamiento. La rama Combustibles incluso se adelantó a la medida y dejó de cargar a los camiones a las 21 del miércoles para lograr que a las cero horas todos los trabajadores pudieran estar guardando los vehículos para luego regresar a sus hogares.      paro.mp4Algo similar se vivió en la terminal de colectivos de Constitución, donde las líneas que conectan la Ciudad con localidades del conurbano bonaerense dejaron de salir de esa estación a las 23. La acción tomó por sorpresa a muchos trabajadores que no se habían notificado de que los micros tomarían esa posición y el malestar se hizo sentir. Con resignación y bronca se veían obligados a ingeniárselas para poder regresar a sus casas, muy distantes de la Capital Federal, con pocos taxis disponibles -por la gran demanda- y sin servicios de combis por esa zona. Distinto fue el accionar de varias empresas de colectivos que circulan solamente por los barrios porteños, las que mantuvieron el servicio hasta la 1.30 de hoy. Ejemplo de ellas fueron las que tenían su terminal en Constitución y todas las que transitan por la zona del Bajo Flores. La UTA dispuso la extensión de las circulación de las líneas 15, 23, 42, 76, 101, 130, 132 y 150 para que pudieran trasladar a sus hogares a los hinchas de San Lorenzo que habían concurrido al Nuevo Gasómetro por el partido de la Copa Libertadores. Hubo, de todas formas, un colapso para poder salir de la zona producto que la gran cantidad de simpatizantes utilizó su vehículo para dirigirse a la cancha. Por fortuna, el pase a los octavos de final de la Copa que consiguió el Ciclón sobre el final del partido hizo menguar el malhumor por la enorme demora que debieron afrontar para retornar a sus casas.El servicio de recolección de residuos también se vio resentido en numerosos barrios de la Ciudad como del Gran Buenos Aires desde antes de la medianoche. En tanto, las expendedoras de combustible lucían con enormes filas de autos y grandes demoras hasta entrado el día de hoy porque los automovilistas se habían volcado a cargar sus autos ante la falta de abastecimiento que se sentirá este jueves. Ocurre que tanto el gremio de los trabajadores de las estaciones de servicio como los dueños de los surtidores adhirieron al paro.No obstante, las estaciones de todo el país enroladas en la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra) mantendrán este jueves un sistema de guardias mínimas para expedir nafta, diesel y GNC solamente a ambulancias, policías y situaciones de urgencia de particulares, aseguró la titular de la entidad, Rosario Sica.Por lo pronto, durante las primeras horas del día, en los alrededores del barrio porteño de Palermo no era difícil conseguir un taxi libre mientras que cerca de las 2 de la madrugada algunas estaciones de servicio lucían filas de taxistas, que esperaban para poder cargar el tanque que le permita trabajar el mayor tiempo posible.      estacion de servicio combustiblesEn tanto, tal como se preveía, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, denunció que el accionar de patotas provocó anoche la interrupción del servicio en al menos dos líneas de subterráneos, al tiempo que trabajadores recibieron amenazas por no sumarse a las medidas de fuerza impulsadas por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.Pasadas las diez de la noche del miércoles "aparecieron grupos violentos, patotas, con vestimenta del subte pero ajenos a este trabajo e interrumpieron el servicio en la Línea C y también en la estación Pueyrredón de la D", relató Pianelli en diálogo con la agencia Télam.Según señaló, en los primeros minutos de la madrugada de hoy las patotas empezaron a recorrer estación por estación amenazando a los nocheros, y ante los aprietes muchos compañeros dejaron sus tareas.Pianelli manifestó su preocupación y pronosticó una jornada compleja para el servicio subterráneo. La línea B estará cerrada porque sus delegados se plegaron al paro de Moyano pero es muy probable que el resto de los ramales que no adhirieron a la huelga se vean impedidos para funcionar.Horas antes, Pianelli había denunciado "un acuerdo entre la patronal y la patota de la UTA para que los trabajadores no podamos cumplir con nuestra tarea a pesar de que ayer realizamos asambleas en todas las líneas y en todos los sectores y se decidió mayoritariamente no adherir al paro porque no coincidimos con los reclamos".La de este jueves será una jornada con una presencia clave del gremio de transporte que jugará un rol fundamental para dar efectividad al paro. Sin colectivos, trenes, subtes y con taxis y remises que no darán a basto -o se quedarán sin combustible- la actividad laboral en todos los sectores sufrirá inconvenientes. Lo mismo para aquellos que dependen de cargas y reposiciones, como los bancos, las estaciones de servicio, los restaurantes y los supermercados. Camioneros y motoqueros no trabajarán hoy.Por lo pronto, la Ciudad habilitó los estacionamientos en avenidas y numerosas calles así como dejó sin efecto los parquímetros para hacer más viable la concurrencia en auto a los puestos de trabajo, que no pagarán peajes porque el sector realizará el cese de actividades.VuelosLa actividad en el aeropuerto metropolitano para el día de hoy será nula. En el planilla de horarios de Aeropuertos Argentina 2000, los arribos y partidas de la terminal porteña previstos para el transcurso de este jueves figuran todos cancelados, a excepción de unos muy pocos vuelos donde se consigna la reseña "consulte a compañía".No presenta el mismo panorama Ezeiza. El aeropuerto internacional Ministro Pistarini tiene solamente los arribos y partidas canceladas o reprogramadas de Aerolíneas Argentinas, Austral y algunas de Lan. El resto de las compañías extranjeras Avianca, Copa Airlines, Charter, TAM, Gol, Sky Airline, BOB, Alitalia, Iberia, British Airlines, Lan, Airfrance, American, United, Qatar, Aeromexico, Turkish Airline, Emirate y Delta funcionarán y lucen sus vuelos "en horario" o "aterrizados".      Vuelos-aeroparque.jpgSi bien este segundo paro nacional es en contra del gobierno de Cristina Kirchner, la jefa de Estado ya experimentó una situación de gran conflictividad. En el año 2008, meses después de asumir como Presidente, se enfrentó a un lockout patronal del campo, que significó un quiebre con ese sector y derivó en el final de la relación con su vicepresidente, Julio Cobos, por el voto "no positivo" que el radical emitió en contra del proyecto para aplicar retenciones móviles a las exportaciones de soja y girasoles.Comparado con otros gobiernos desde 1983, la mandataria fue la que mejor librada salió, ya que atravesó un período completo sin este problema. Lo que llama la atención en este caso, es el contraste entre los dos mandatos, lo que habla de una aprobación general que ha ido en descenso desde 2012.En sus casi seis años de gestión, Raúl Alfonsín sufrió 13 huelgas. Carlos Menem afrontó ocho paros; Fernando de la Rúa, nueve en dos años y Eduardo Duhalde, tres en su breve paso por la Casa Rosada y en un contexto extremadamente turbulento.Néstor Kirchner, en tanto, por poco termina su gestión sin registrar huelga alguna. Al final de su presidencia, la muerte del maestro Carlos Fuentealba, el asesinato a manos de la policía neuquina, motivó un paro nacional de los gremios docentes a la que finalmente se sumaron la CGT y la CTA.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon