Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristina reunió a su tropa de intendentes en la tercera sección y prepara su relanzamiento

logotipo de LA NACION LA NACION 26/08/2017

Mientras prepara su vuelta a la escena pública, a la espera del escrutinio definitivo que la dará vencedora en la provincia de Buenos Aires, la ex presidenta Cristina Kirchner continúa con su ronda de reuniones políticas. Ayer, en Lomas de Zamora, se rodeó con jefes comunales kirchneristas de la tercera sección electoral y reafirmó que la crítica al "ajuste" será eje de campaña hasta octubre.

"Fue una foto potente", se entusiasmó uno de los hombres fuertes en el armado de la campaña de Unidad Ciudadana (UC). Pasado el mediodía, Cristina llegó al distrito que gobierna Martín Insaurralde.

La ex presidenta hizo público el cónclave a través de sus cuentas de redes sociales. El objetivo de la reunión fue reordenar la tropa, de cara a la campaña de octubre.

Participaron, además del anfitrión, el jefe del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza, y los jefes comunales Fernando Gray (Esteban Echeverría); Mariano Cascallares (Almirante Brown); Mario Secco (Ensenada); Marina Fassi (Cañuelas) y Jorge Ferraresi (Avellaneda).

También se sumó al cónclave su compañero de binomio en la fórmula de senadores, Jorge Taiana, el jefe de Florencio Varela (en licencia), Julio Pereyra, y el diputado nacional Gustavo Arrieta.

El encuentro se extendió durante más de tres horas. Cada jefe comunal expuso sobre la realidad de su distrito, y discutieron datos macroeconómicos del país. No pasó inadvertido el escrutinio definitivo de las PASO, y el reciente reconocimiento de Casa Rosada de que los guarismos definitivos serán favorables a la lista de UC.

"Cristina estaba convencida de que el Gobierno iba a hacer alguna maniobra. Nos pidió que le digamos a la gente que si el gobierno fue capaz de hacer eso con la elección, con un poco más de poder es capaz de hacer cualquier cosa", aseguró a LA NACION uno de los intendentes que participó del cónclave.

Cristina Kirchner esperará la confirmación del triunfo en provincia de Buenos Aires para instalarse definitivamente, otra vez, en la escena pública. "Vamos a esperar el conteo definitivo y a partir de allí reprogramaremos la campaña", dijo otro de los jefes comunales presentes.

Sin embargo, quedaron algunas definiciones que guiarán la campaña hacia las generales. Los candidatos machacarán con que el voto a UC es una alternativa "para ponerle un freno al ajuste del gobierno".

Ayer, en su cuenta de Twitter, Cristina alertó que el Gobierno prepara un aumento en las tarifas de los servicios para después de octubre.

Hubo dos datos que llamaron la atención. Acostumbrada a reunir a su tropa en Capital Federal, en el Instituto Patria, Cristina rompió el molde y salió a territorio. Fue un adelanto de lo que pergeñó el comando de Campaña de UC hasta octubre: una ex presidenta con los pies en el barro, más activa y con más visitas a los distritos.

Por otro lado, acompañó a la ex mandataria su compañero de fórmula, Jorge Taiana, quien no solía participar de las reuniones. El ex canciller, hasta ahora en un segundo plano, cobrará mayor protagonismo en la pelea por la tercera banca.

Hoy Cristina replicará la reunión de ayer con jefes de la primera sección, en Merlo. La elección del distrito no es azarosa: allí UC obtuvo el 45,14% contra 22% de Cambiemos en las primarias, una de las mejores performance de la provincia. Se sumarán Ariel Sujarchuk (Escobar) ; Alberto Descalzo (Ituzaingó); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Walter Festa (Moreno).

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon