Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuáles son los últimos avances para combatir el mieloma múltiple

logotipo de Infobae Infobae 28/03/2014 Infobae
Mujer Osteoporosis 1170 © Mujer Osteoporosis 1170 Mujer Osteoporosis 1170

Toda enfermedad sobre la que no se conoce aún su cura y afecta a un órgano clave como la médula ósea despierta una mezcla potente de miedo y distancia. Por eso lo mejor es poder desacralizar y conocerla más de cerca. Y también compilar la información de los especialistas.

El mieloma múltiple es una enfermedad hematológica que afecta a un tipo de células plasmáticas o glóbulos blancos, que se producen en la médula ósea. Una característica de esta enfermedad es que las células plasmáticas a las que afecta se multiplican rápidamente en forma anormal y se acumulan formando tumores en los huesos de diferentes partes del cuerpo.

Una médula ósea saludable produce células madre, que desarrollan glóbulos rojos y llevan oxígeno a los tejidos del cuerpo; glóbulos blancos que luchan contra las infecciones y enfermedades y plaquetas que ayudan a prevenir derrames o anormalidades en la coagulación. El mieloma múltiple evita que la médula produzca suficientes células hematológicas saludables, lo cual debilita severamente los huesos y el sistema inmune en general. Allí su ferocidad.

Según la Sociedad Argentina de Hematología (SAH) en la Argentina la incidencia de la enfermedad es de 4 a 6 casos cada 100 habitantes; similar a la que se registra en los Estados Unidos. Actualmente la SAH trabaja para obtener estadísticas nacionales propias. Lo que resulta que en la Argentina se diagnostican estimativamente cerca de 1.500 casos por año. El caso español también tiene cifras en ascenso: existen aproximadamente entre 4.000 y 5.000 pacientes diagnosticados con mieloma múltiple.

La doctora María Victoria Mateoses considerada una de las mayores expertas internacionales sobre la enfermedad mieloma múltiple. Mateos visitó la Argentina como especialista del departamento de Hematología en el Hospital Universitario de Salamanca, España. Y en la actualidad se desempeña como directora del Programa de Mieloma y ha publicado más de 100 trabajos en diferentes medios científicos internacionales.

Mateos explica: "Hoy el mieloma múltiple es una enfermedad que afecta cada vez más a adultos jóvenes. Si bien el promedio de edad es de 63 años, ya afecta a pacientes de 50 años. Aún se desconoce la causa por la cual el mieloma múltiple se desarrolla y tampoco hay indicios que determinen que es una enfermedad hereditaria, y cada vez menos podemos decir que es más prevalente en hombres que en mujeres".

Las declaraciones de Mateos cobran total relevancia cuando se comprende que sus afirmaciones hoy tiran por la borda todo lo que se presuponía de la enfermedad en sus comienzos, diez años atrás. Sobre todo el componente hereditario que antes era determinante y el corrimiento hacia abajo de la franja etaria.

"El MM es una enfermedad de las células plasmáticas que en algún momento se alteran genéticamente. El diagnóstico de mieloma puede realizarse por diversos síntomas: osteoporosis excesiva en un adulto joven, por ejemplo de 40 años; fracturas de vértebras y huesos; anemia, baja resistencia a infecciones, dolores de espalda, liberación de calcio en sangre. Puede detectarse por un análisis de sangre u orina, donde las proteínas en general se encuentren muy altas y allí indagar sobre la proteína M o proteína monoclonal ", explica la doctora Mateos a Infobae.

Sin cura

En el mundo, cerca de 230.000 personas viven con mieloma múltiple y se estiman 114.000 nuevos diagnósticos por año, representando cerca del 1% de todos los cánceres diagnosticados y el 12% de todos los hematológicos.

Además, se estima que a nivel mundial hay aproximadamente entre 35.000 a 45.000 pacientes con mieloma múltiple refractario o repitente.

No existe aún una cura para el mieloma múltiple. La meta inicial del tratamiento es prevenir y manejar los síntomas y complicaciones asociadas a la enfermedad, eliminando las células plasmáticas anormales y deteniendo el avance de la enfermedad o logrando que no progrese.

La doctora Dorotea Fantl, jefa del Servicio de Hematología del Hospital Italiano de Buenos Aires, precisa: "El mieloma múltiple es una enfermedad maligna de la sangre, es un cáncer que no se cura, pero que sí se puede controlar; y esto hay que resaltarlo. Si bien es más frecuente en adultos mayores de 65 años, también se puede presentar en adultos jóvenes".

Agrega Fantl: "Es una enfermedad de la médula ósea, el paciente puede presentar anemia, que se refleja con cansancio, y dolor de cabeza; además, como afecta a los huesos, estos pueden doler y fracturarse por descalcificación, aparte puede afectar el riñón".

El dolor óseo hace que una gran cantidad de pacientes consulten primariamente al traumatólogo, al reumatólogo o hagan kinesiología, lo que atrasa el diagnóstico, al que se llega muchas veces luego de efectuar una radiografía que induce a la sospecha.

Tratamientos y adelantos

Los tratamientos para mieloma múltiple incluyen quimioterapia y corticoides (solos o en combinación) para matar las células del mieloma. Terapias target para bloquear el crecimiento de las células del mieloma. Bifosfonatos para reducir los dolores y las fracturas en los huesos. Radiación para calmar los dolores o para tratar el tumor en el hueso y trasplante de médula o de células madres para reemplazar las células enfermas.

Aun con los significativos avances en los tratamientos, todos los pacientes tienen la experiencia de recaídas, en las cuales la enfermedad retorna a pesar del tratamiento. Últimamente los pacientes también se vuelven refractarios al tratamiento o sin respuesta por largos períodos.

Recientes avances en las terapias han creado más opciones para tratar este tipo de recaídas y tener la oportunidad de continuar con el curso normal de la enfermedad

El doctor Jorge Milone jefe del área Hematología del Hospital Italiano La Plata contextualiza: "En las enfermedades oncohematológicas, las nuevas drogas tienen un altísimo impacto en la respuesta, en la duración de la misma y en la calidad de vida de los pacientes. Específicamente en mieloma múltiple, hubo un gran avance en los últimos años, prolongándose significativamente la sobrevida de los pacientes.

Y esto es el fruto de la frenética carrera que en los últimos años desarrollara la ciencia con la intención de curar el cáncer. El concepto más moderno con respecto al cáncer, es la posibilidad de transformarlo a la cronicidad. El paciente lleva su enfermedad con el tratamiento correspondiente y una buena calidad de vida.

La doctora Mateos se refiere al nuevo adelanto: "El mejor tratamiento es evaluar la enfermedad y las características de cada paciente. El último adelanto lo presenta la droga carfilzomib, una nueva droga de rescate que se utiliza cuando los pacientes ya han recibido otro inhibidor de proteosomas o un inmunomodulador".

"El mieloma es una enfermedad que presenta recaídas en los pacientes y es refractaria, con lo cual se necesitan nuevos fármacos para rescatar al paciente. La ventaja de carfilzomib es que es de muy fácil manejo porque es inyectable dos veces por semana durante el tiempo que dura el tratamiento y su perfil de seguridad es aceptable porque no produce neuropatía que es una efecto que producen otros inhibidores de proteosoma", precisa la especialista española.

Pero hay que tener precaución de hidratar al paciente al administrarlo y a la vez puede presentar efectos cardíacos, por lo tanto hay que monitorear a los pacientes.

Agrega Milone sobre la nueva droga: "Carfilzomib es una medicación con blanco molecular (su acción es específica de un mecanismo de la célula tumoral), lo que la hace muy efectiva y con una menor toxicidad. Los medicamentos modernos habitualmente son de alto costo. Esto requiere que las indicaciones sean precisas. En el país existen guías de estudio y tratamiento del mieloma múltiple. Y los sistemas públicos y privados de asistencia, proveen a los pacientes los medicamentos que requieren para su atención".

El futuro

Para la doctora Fantl, los pacientes en algunos casos pueden recibir un trasplante de médula ósea, como parte del tratamiento. Como toda enfermedad prolongada necesita un perfecto compromiso entre el paciente y el médico hematólogo.

"Sobre la nueva droga aprobada (carfilzomib) los hematólogos depositamos grandes esperanzas. Creo que es bueno resaltar el importante rol que juega en aquellos pacientes que habiendo fracasado el primer tratamiento aceptan recibir las nuevas drogas que permiten afirmar los grandes adelantos en pos de la humanidad", refuerza Fantl.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon