Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cubano en EEUU es acusado de fraude fiscal por $2,2 millones

logotipo de Associated PressAssociated Press 17/04/2017 Por JOE MANDAK, Associated Press

PITTSBURGH, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Un ciudadano cubano se declaró culpable el lunes de estar involucrado en una trama internacional para presentar más de 900 declaraciones de impuestos falsas en Estados Unidos a fin de obtener reembolsos para un total de 2,2 millones de dólares, usando datos robados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Yoandy Pérez Llanes, de 33 años, compareció el lunes ante un juez federal de Pittsburgh y se declaró culpable de asociación ilícita para lavado de dinero y de robo de identidad.

El fiscal Gregory Melucci dijo que la función de Llanes era la de rastrear reembolsos de impuestos falsos que se iban a pagar como créditos de Amazon.com, a fin de recibir teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos electrónicos que le eran enviados a Venezuela. El servicio de convertir reembolsos fiscales en mercancía es uno que ofrece el programa de impuestos por internet Turbo Tax.

Llanes dijo al juez federal Mark Hornak que al principio no estaba al tanto de que los envíos eran parte de una conjura ilegal.

"Simplemente acepté un trabajo para ganar algo de dinero extra", expresó Llanes. Pero reconoció que en algún momento se dio cuenta de que los envíos y los reembolsos recibidos se lograron gracias al robo de datos, dijo su abogado, Thomas Livingston.

Melucci indicó que continúa en curso la investigación más amplia sobre el robo de datos y la presentación de declaraciones de impuestos falsas.

Según el prontuario, Llanes y otras tres personas —cuyas identidades no han sido reveladas en público— eran parte de un grupo que usó los datos del personal del hospital para cobrar reembolsos fiscales falsos. Una vez que los créditos fueron usados para comprar los artículos electrónicos, éstos eran enviados por otros individuos residenciados en Miami, a gente como Llanes en diversas ciudades venezolanas como Maracay y Maracaibo. Los productos eran reenviados a fin de dificultar su detección.

Los individuos establecidos en Venezuela entonces vendían los dispositivos por internet o se los quedaban para su uso personal. Llanes recibió una cantidad de dinero no especificada por su rol en la trama, dijo Melucci.

Las computadoras del hospital fueron infiltradas en enero del 2014, y en los dos meses siguientes se enviaron por lo menos 939 declaraciones falsas de impuestos. El ardid fue descubierto después de que 1,5 millones de los 2,2 millones de dólares en reembolsos fueron cobrados, y aproximadamente 885.000 de dólares de esos reembolsos se lograron mediante el sistema de Turbo Tax/Amazon.com, dijo Melucci al juez.

image beaconimage beaconimage beacon